China bloquea la participación de Taiwán en la Asamblea Mundial de la Salud

22 de Mayo de 2017 Actualizado: 22 de Mayo de 2017

La Asamblea Mundial de la Salud (WHA), una reunión de los Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se reunirá esta semana en Ginebra, Suiza, para discutir políticas sanitarias mundiales.

Pero un país no ha recibido una invitación: Taiwán.

La nación isleña ha sido aislada internacionalmente como resultado de la presión de Beijing, que ve a Taiwán como parte de su territorio.

Durante los últimos ocho años, Taiwán recibió una invitación para asistir a la WHA como observador bajo el nombre oficial de “Taipei Chino” como un compromiso con Beijing. El año pasado, la invitación de la WHA mencionó el principio de una sola China, parte del consenso de 1992 que afirma que sólo hay una “China”, lo cual abarca tanto a China continental como a Taiwán.

Sin embargo, este año Taiwán no recibió ninguna invitación.

“Esta exclusión de Taiwán de asistir a la WHA ignora los derechos de salud de 23 millones de personas en Taiwán”, dice Joe Wang, un diplomático en la Oficina Económica y Cultural de Taipei en San Francisco, en una entrevista.

Además, Wang señala que “se producirá una grave violación en el sistema de salud mundial” si excluyen a Taiwán del proceso. “La enfermedad no se detiene en ninguna frontera”, dijo.

El ministro de Salud y Bienestar de Taiwán, Chen Shih-Chung, dijo en una reunión el 3 de mayo que Taiwán enviará una delegación a Ginebra para la WHA aunque no sea invitada. La fecha límite para la inscripción en línea fue hace dos semanas.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen, se unió a las redes sociales para obtener apoyo internacional con el fin de que declaren a Taiwán para que sea admitido en la WHA, destacando la contribución de la nación a la salud y a la medicina a nivel mundial.

Este video, twitteado por la presidenta taiwanés Tsai Ing-Wen, representa a una joven a la que se le dio una segunda oportunidad de vida después de recibir un trasplante de hígado por cirujanos taiwaneses.

Este incidente es sólo uno entre una lucha más grande de Beijing para excluir a Taiwán de todas las reuniones y organizaciones internacionales.

A principios de mayo, en una conferencia internacional sobre conflicto con los diamantes organizada en Australia, la delegación china violó todas las normas de cortesía, interrumpiendo en voz alta las declaraciones de la ministra de Asuntos Exteriores de Australia, Julie Bishop, en la ceremonia de bienvenida. Ellos exigieron que Taiwán primero fuera expulsada de la conferencia. Eventualmente no dejaron otra opción, los anfitriones australianos tuvieron que expulsar a la delegación taiwanesa.

Un asistente australiano de alto nivel dijo al Sydney Morning Herald que sus acciones fueron “repugnantes” e “inapropiadas”.

El año pasado, a Taiwán se le negó la invitación para participar en la asamblea de la Organización de Aviación Civil Internacional de las Naciones Unidas. Y a Taiwán también se le prohibió participar en la asamblea general de Interpol, la organización internacional para combatir la delincuencia.

TE RECOMENDAMOS