China: Cambio en el método de recuento del virus alimenta la creciente desconfianza en los datos

Por Eva Fu
20 de Febrero de 2020
Actualizado: 20 de Febrero de 2020

Un número conflictivo de nuevos casos de coronavirus reportados por dos autoridades regionales chinas el 20 de febrero generó confusión y ha generado más preguntas sobre la confiabilidad de los datos sobre el brote del régimen chino.

Según la Comisión Nacional de Salud de China, el epicentro del virus de la ciudad de Wuhan , capital de la provincia de Hubei, registró 615 nuevos casos confirmados el jueves, cientos más que el total de casos adicionales reportados por la propia provincia, que reportó solo 349 casos.

Funcionarios de salud chinos dijeron que los números más altos de Wuhan fueron el resultado de un cambio en la forma en que cuentan oficialmente las infecciones, de acuerdo con una nueva directriz que entró en vigencia un día antes. Este es el segundo cambio al método de conteo oficial para la provincia de Hubei dentro de un mes.

Los funcionarios no dieron una explicación del cambio.

La confusión de los criterios cambiantes de informes se ha sumado a un creciente sentimiento de desconfianza en la información publicada por el régimen sobre la enfermedad. El libre flujo de información en China se ha visto restringido por la censura estricta sobre los medios y la discusión online sobre la gravedad del brote. Mientras tanto, los números de infección oficiales no han informado la verdadera escala del brote porque muchos pacientes sospechosos de tener la enfermedad no han podido recibir un diagnóstico oficial.

Estándares cambiantes

Como resultado del cambio previo en el método de recuento, durante más de una semana, las autoridades de Hubei habían estado informando a los pacientes cuyas tomografías computarizadas mostraban infecciones pulmonares, conocidas como “pacientes clínicamente diagnosticados”, como casos confirmados. Antes de eso, solo aquellos que dieron positivo a través de kits de diagnóstico oficiales, conocidos como pruebas de ácido nucleico, fueron tratados como casos confirmados.

Cuando la metodología se puso en práctica el 12 de febrero, los nuevos casos en Hubei aumentaron casi diez veces a casi 15,000, con más de 13,000 de los cuales fueron diagnosticados clínicamente.

La nueva directriz publicada el 19 de febrero, la sexta desde que estalló la enfermedad por coronavirus en China, aconsejó a la provincia incluir solo dos números en el recuento de casos: casos sospechosos y casos confirmados, de acuerdo con la forma en que otras provincias y naciones lo informaron.

El cambio condujo a una caída drástica en la cuenta diaria, que fue un quinto de los 1,693 casos reportados un día antes.

La Comisión Nacional de Salud dijo que la cifra de Hubei de 349 casos en Hubei fue el resultado de sacar de la cuenta a 279 pacientes con diagnóstico clínico, ya que luego dieron negativo en pruebas de ácido nucleico.

Números no confiables

William Schaffner, profesor de la división de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt y director médico de la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas, dijo que los cambios en los estándares de conteo de casos han dificultado a los extraños medir la trayectoria del brote.

“Si está cambiando la forma en que cuenta, los números a lo largo del tiempo no son confiables”, dijo a The Epoch Times.

“Todos nosotros miramos estos números rascándonos la cabeza; no podemos decir si la transmisión del virus se ha reducido debido a la cuarentena”, dijo Schaffner. “No podemos saberlo porque siguen contando los casos de una manera diferente”.

La clave, dijo, es la consistencia. Si es necesario un cambio, uno debe explicar los motivos claramente y “quedarse con el nuevo a través del tiempo”.

“No lo cambias dos veces por semana, porque eso es confuso. Debe ser confuso para las personas que lo están haciendo, así como para todos los demás”, dijo Schaffner.

La falta de claridad en la definición del caso y el flujo de información han creado desafíos para los epidemiólogos que intentan evaluar el brote.

Schaffner dijo que las definiciones cambiantes “en primer lugar te confunden y te hacen sospechar: ¿por qué hay tanta confusión?”

El brote, según cifras oficiales, ha provocado decenas de miles de infecciones en China, así como más de 2.000 muertes en China. Hay al menos 1,073 casos fuera de China, con 621 del Diamond Princess Cruise en cuarentena frente a la costa japonesa.

Al menos 29 ciudadanos extranjeros han sido diagnosticados con el coronavirus en China. Dos de ellos, un ciudadano estadounidense y un ciudadano japonés, murieron a causa de la enfermedad, según el Ministerio de Relaciones Exteriores del país.

Video relacionado

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

TE RECOMENDAMOS