China castiga a usuarios de redes sociales y endurece la censura del brote de coronavirus

Por Olivia Li
13 de Febrero de 2020
Actualizado: 13 de Febrero de 2020

El Centro Internacional de Derecho Cibernético de China publicó en su sitio web una lista de usuarios de redes sociales que fueron castigados entre el 22 de enero y el 6 de febrero por “difundir rumores” en Internet sobre el brote de un nuevo coronavirus, ahora llamado COVID-19.

La tabla enumeraba 167 casos con fechas, detalles del “rumor” y el castigo para cada caso. Algunos casos involucraron a más de un usuario de redes sociales.

Antes de la tabla aparece una breve declaración: “Ante una gran crisis de salud pública, es necesario controlar los rumores de Internet de manera oportuna”.

El conteo de pacientes con COVID-19 es un tema prohibido

La mayoría de los “delitos” fueron notificaciones de casos confirmados o sospechosos en su ciudad o vecindario. Algunos incluyeron el número de muertes.

Por ejemplo, un hombre en la ciudad de Baoding, provincia de Hebei, escribió en su blog: “Realmente creo que las autoridades no han revelado la verdadera cantidad de pacientes infectados. Escuché que en una aldea a unos 20 kilómetros (12.4 millas) de la nuestra, el número de casos confirmados era seis el 26 de enero. Todos fueron enviados al hospital para la cuarentena. Pero no he visto ningún informe oficial que incluya estos seis casos”.

El hombre recibió cinco días de detención administrativa por esta publicación. La detención administrativa se refiere al arresto y detención de un individuo sin juicio.

Otro hombre en la provincia de Anhui recibió seis días de detención administrativa y una multa de 500 yuanes (USD 72) por revelar en su blog que “21 personas del staff médico en el Hospital General de Carbón y Electricidad de North Anhui han sido infectados con la misteriosa neumonía viral, y han estado bajo cuarentena durante días”.

Una persona de apellido Chen en Shijiazhuang, provincia de Hebei, dijo en su publicación: “En la provincia de Hebei, hasta ahora han habido 313 personas infectadas con el virus y 26 personas han muerto debido a ello”. La policía afirmó que su declaración era un rumor que había causado que las personas entren en pánico. Chen recibió 10 días de detención.

Un usuario de las redes sociales de apellido Lu en la provincia de Guangxi fue detenido durante 10 días por revelar en su publicación que un hombre que regresó recientemente de Wuhan murió repentinamente. La policía insistió en que, aunque un hombre de una aldea local había muerto, la declaración de Lu sobre el regreso del hombre de Wuhan era incorrecta.

El 27 de enero, una persona de apellido Wang en la Región Autónoma de Xinjiang notificó a sus amigos en WeChat: “Asegúrense de explicar a nuestros familiares que esta enfermedad no es tan simple como lo que se dice en los informes de los medios. No es una enfermedad de tipo gripal, es un contagio similar a la peste. Mi primo en Wuhan me llamó ayer y me dijo que la situación real es muchas veces peor que los informes de los medios. Hay largas filas de personas esperando tratamiento en los hospitales de Wuhan, y hay escasez de equipo de protección para los trabajadores médicos. Ahora están tratando pacientes con poca o ninguna protección”.

Lo que dijo Wang es consistente con los informes de los medios extranjeros, pero la policía local determinó que se trataba de información falsa y detuvo a Wang.

Publicaciones de video refutadas

En varios casos, las personas fueron castigadas por los videos que publicaron en las redes sociales.

El 5 de febrero, varios usuarios de redes sociales en Chengdu compartieron un video que muestra a gran cantidad de personal médico reunido fuera de un edificio de gran altura con una narración que identifica el complejo residencial. La policía de Chengdu emitió un aviso público criticándolos, enumerando sus nombres y alegando que la escena que se muestra en el video no tuvo lugar en Chengdu.

Del mismo modo, en la ciudad de Yibin, provincia de Sichuan, un hombre de apellido Chen publicó un video el 3 de febrero que mostraba una ambulancia y personal médico trabajando en su comunidad. “Mira, en Sunshine Community, dos personas están siendo llevadas”, decía en el video.

La policía declaró que Chen no sabía lo que realmente estaba sucediendo y que había causado efectos adversos entre los locales al afirmar que los pacientes que vio tenían COVID-19. “Según la información oficial de nuestro CDC local, hasta el momento no hay un caso confirmado o sospechoso de COVID-19 en nuestro distrito”, se lee en el anuncio de la policía.

En otros dos casos, la policía ordenó a los publicadores que admitieran que sus videos contenían imágenes de archivo no relacionadas con el brote de COVID-19.

Policía de Internet dice que trabaja 20 horas al día

Un pequeño grupo de medios en la provincia de Shandong elogió a una mujer policía de Internet por trabajar 20 horas al día monitoreando las publicaciones de WeChat. “Guo Qiqi, una mujer policía en el Centro de Vigilancia Cibernética del departamento de policía local, estaba tan ocupada durante las vacaciones del Año Nuevo Chino, que mantuvo su teléfono celular con ella para realizar su trabajo durante todo el día”, dijo el informe del 28 de enero.

Según Guo, el 22 de enero, el departamento de policía de la ciudad lanzó un plan de respuesta de emergencia. Durante siete días consecutivos, cuatro oficiales femeninas trabajaron en turnos para garantizar el monitoreo de Internet las 24 horas.

“Tan pronto como se identifica un problema, debemos resolverlo en 30 minutos. Hay una tremenda presión. Ni siquiera podemos comer con nuestras familias durante el Año Nuevo. Todo nuestro tiempo está dedicado a leer publicaciones de WeChat, verificar rumores y eliminar publicaciones”, dijo Guo.

Cuando este informe llamó la atención de los lectores, publicaron la historia de Guo en varios foros chinos para condenar la censura del régimen chino. La noticia ha provocado enojo entre muchos residentes.

“Es precisamente por estos bastardos que el virus ahora se está extendiendo por todo el mundo”.

“Están haciendo el trabajo más perverso que perjudica a todos”.

“La policía de Internet son minions locos del partido comunista chino. Son desvergonzados”.

Video relacionado

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

TE RECOMENDAMOS