China celebra la “exposición canina más importante del mundo” previa al Festival de Carne de Perro

Por Elizabeth Li - La Gran Época
20 de Febrero de 2019 Actualizado: 20 de Febrero de 2019

Este año, la World Dog Show, descrita como “la exposición canina más importante del mundo”, se celebrará en Shangái del 30 de abril al 3 de mayo. Realizado por la Federación Cinológica Internacional (FCI), el concurso cuenta con la participación de 10.000 perros todos los años.

Hasta hace poco, 10.000 es también el número de perros sacrificados cada año para el Festival de Carne de Perro Yulin en China, un evento que se celebraba durante el solsticio de verano y en el que los asistentes consumen carne de perro.

El festival de Yulin se celebrará un mes después de la reunión de los amantes de los perros.

El Kennel Club, el club de criadores de perros más antiguo y reconocido del mundo así como otros clubes de criadores internacionales, están boicoteando el festival de 2019 en China.

La Exposición Canina Mundial se celebra cada año en un país diferente, pero la decisión de la Asamblea General de la FCI de celebrar el evento en China ha sido objeto de fuertes críticas a nivel mundial a pesar de que se ha hecho de acuerdo con las normas.

El Kennel Club finlandés afirma que conceder a Shanghai la oportunidad de albergar la competición, habría requerido un escrutinio mucho más exhaustivo que el proceso emprendido.

Festival de Carne de Perro

El Festival de Yulin en la provincia de Guangxi al sur de China fue iniciado por los comerciantes de carne de perro en 2009 en un intento de impulsar los negocios y desde entonces ha sido objeto de mucha controversia, lo que ha suscitado protestas particularmente fuertes por parte de las comunidades occidentales.

La carne de gato, los lichis frescos y el licor también se venden en el festival.

Los residentes locales y los vendedores afirman que los perros son ejecutados de forma humanitaria. Durante los diez días que dura la festividad se han visto más de 10.000 perros desfilando por las calles, metidos en pequeñas cajas de madera y jaulas de metal.

Fotos y videos han capturado escenas donde perros son golpeados hasta la muerte con palos de metal, despellejados y hervidos vivos. Muchos de estos perros sufren de enfermedades. Al igual que otros animales utilizados en algunas cocinas chinas son torturados bajo la superstición de que el miedo y el sufrimiento del animal eleva los niveles de adrenalina mejorando el sabor de la carne.

En el festival, los perros son prendidos fuego mientras están vivos, destrozados, aplastados con martillos y cortados con motosierras.

Clientes chinos compran perros a la venta en el mercado de Yulin, en la provincia de Guangxi, al sur de China, el 21 de junio de 2015. (STR/AFP/Getty Images)

Como parte de la tortura pública, algunos perros son atropellados con coches.

Muchos perros no sobreviven el agotador viaje hasta Yulin, muriendo por deshidratación o inanición en la parte trasera de un camión. Otros sufren heridas graves y no pueden permanecer en los corrales sucios en los que se los traslada a la espera de ser sacrificados, mientras que otros siguen sufriendo los efectos secundarios de los cebos envenenados que se utilizan para capturarlos. En el lugar, los perros observan cómo otros animales son golpeados hasta la muerte y arrojados a máquinas peladoras antes de que llegue su propio y espantoso final.

En China, alrededor de 10 a 20 millones de perros, incluido cachorros, son sacrificados cada año por su carne. Algunas personas creen que el consumo de perros durante los meses de verano trae suerte y buena salud, y que la carne puede alejar el calor, las enfermedades y aumentar el rendimiento sexual de los hombres.

Algunos de los perros que se comen son mascotas robadas que todavía exhiben sus collares.

Activistas por los animales utilizan un perro que lleva una canasta con un mensaje en chino: “Tengo un hijo que vender” a lo largo de una calle en Yulin, en la provincia de Guangxi al sur de China, para protestar contra el festival anual de carne de perro que se celebra el 21 de junio de 2015. (STR/AFP/Getty Images)

No existen leyes para la protección animal en China.

Ante la intensa presión de grupos de defensa por los derechos de los animales y los medios de comunicación social, las autoridades de la ciudad de Yulin retiraron su apoyo al festival en 2015. Aún así siguió adelante, aunque se sacrificaron menos perros como resultado de ello.

Clientes chinos se reúnen alrededor de los perros a la venta en un mercado en Yulin, en la provincia de Guangxi al sur de China, el 21 de junio de 2015. (STR/AFP/Getty Images)

Según un editorial publicado por el medio de comunicación estatal chino Global Times, la obsesión occidental por el trato a los perros es hipócrita y “no digna de mención”. El escritor citó las corridas de toros como un ejemplo de abuso animal al que Occidente hace la vista gorda.

Califica la controversia como una campaña occidental contra China y la compara con los Juegos Olímpicos de 1988 celebrados en Corea del Sur, cuando las críticas occidentales al consumo de carne de perro “obligaron” a Corea del Sur a abandonar sus costumbres, causando la desaparición de la carne de perro de las grandes ciudades de la noche a la mañana.

La carne de perro en un restaurante en Yulin, en la región de Guangxi, al sur de China, el 21 de junio de 2017. (Becky Davis/AFP/Getty Images)

Un comentario popular de un ciudadano chino dice: “En realidad, hay muy pocos chinos que comen carne de perro, pero [nosotros] deberíamos ser tolerantes con los que la consumen. Nunca como carne de perro, pero entiendo el Festival de Carne de Perro de Yulín. ¿Por qué podemos comer cerdo, vaca y pollo, pero no perro?”

Aunque la mayoría de los comentarios adoptaron una postura patriótica similar, un internauta chino escribió: “La relación y los sentimientos entre los perros y las personas siempre han sido íntimos.

“La gente que come perros es una minoría en China. Personalmente me gustan tanto los perros como los gatos, pero no estoy en posición de tener uno como mascota.

“Sin embargo, me opongo firmemente y odio el maltrato de gatos, perros y otros animales. Esto no es algo hecho por un humano normal”.

Esta foto, tomada el 17 de junio de 2015, muestra a una mujer que vende perros y gatos en una calle de Yulin, en la provincia de Guangxi, al sur de China. (STR/AFP/Getty Images)

Este año, el Festival de Carne de Yulin se llevará a cabo del 21 al 30 de junio.

Respuesta de la FCI

La FCI emitió una declaración en 2015 explicando que “La FCI considera que es una excelente oportunidad para concienciar a la población china de que el perro, nuestro querido amigo, es un miembro de nuestras familias, una entidad viva y, sobre todo, el mejor amigo del hombre [sic]”.

Con el aumento de los propietarios de mascotas en China durante la última década, los activistas chinos por los derechos de los animales han intensificado su condena al festival, organizando misiones de rescate y protestas. Del mismo modo, las celebridades chinas han recurrido a los medios sociales para protestar contra la crueldad hacia los animales.

Se estima que el número de animales muertos en el festival de Yulin se redujo a menos de 3000 perros.

Ya sea que las esperanzas de la FCI se hagan realidad o no, la reputación de la Exposición Mundial de Perros sin duda ha sufrido un golpe duro.

Una petición en línea a la FCI ya logró reunir a más de 700.000 partidarios.

 

*******************

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS