China da un giro al promover comercio ambulante para aliviar el desempleo creando división del partido

Por Nicole Hao
08 de Junio de 2020
Actualizado: 08 de Junio de 2020

Cuando el primer ministro chino, Li Keqiang, promovió la idea de establecer una “economía de vendedores ambulantes” para aliviar la crisis de desempleo del país debido a la pandemia, tomó a muchos por sorpresa.

Durante años, la eliminación de los puestos de vendedores ambulantes fue una prioridad para las autoridades locales de las grandes ciudades. En 2017, las autoridades establecieron una policía especial de “gestión urbana” para hacer cumplir las normas que prohibían la venta de mercancías de vendedores ambulantes —señalando la importancia de mantener una imagen higiénica y civilizada.

Después de que Li pronunció su discurso durante la sesión del 28 de mayo de la legislatura títere de China en el que promovió la idea, los principales minoristas electrónicos de China, incluidos JD.com y Suning.com, y las plataformas de comercio electrónico como WeChat Pay lanzaron nuevos productos y aplicaciones para apoyar a los vendedores ambulantes interesados en vender mercancías.

En Beijing y Shanghai, muchos locales comenzaron a montar sus puestos de venta ambulante.

Pero durante el fin de semana, los medios estatales chinos dieron un giro de 180 grados y criticaron la idea de una “economía de vendedores ambulantes”.

Algunos analistas interpretaron este cambio como una indicación de que el régimen chino quería mantener la imagen de las metrópolis modernas, al mismo tiempo que esperaba salvar las tiendas minoristas.

El periódico de Hong Kong Apple Daily citó fuentes internas que dijeron que la vuelta en U señalaba una diferencia entre la forma en que Li y el actual líder del régimen Xi Jinping imaginaban las políticas económicas, y por lo tanto reflejaba una lucha de poder entre los dos.

Mientras tanto, el comentarista de asuntos chinos con sede en Estados Unidos, Tang Jingyuan, creía que el conflicto no era entre los dos líderes políticos, “sino entre un sistema de socialismo y el sustento de la gente”.

Tang explicó que la economía china ha sufrido de inactividad empresarial durante el brote del virus del PCCh. Luego, cuando el virus se propagó a países de todo el mundo e impactó en sus economías, la demanda de exportaciones de China cayó drásticamente.

Cuando el régimen chino comenzó a promover los negocios de vendedores ambulantes, señaló al público que la economía socialista de China no tenía éxito en asegurar la prosperidad del país, dijo Tang.

Una vendedora de langostas se sienta en la calle Jiqing en Wuhan, China, el 5 de junio de 2020. (Getty Images)

Economía de vendedores ambulantes

Durante una conferencia de prensa en vídeo celebrada en Beijing el 28 de mayo, el primer ministro chino, Li Keqiang, explicó que el país tenía un gran problema de desempleo y pobreza que se había agravado por la pandemia.

Li sugirió que las personas podrían convertirse en vendedores ambulantes para ganarse la vida.

“Hace unas dos semanas, leí un informe que decía que una ciudad del oeste de China instaló 36,000 puestos de venta ambulante. En una noche, alrededor de 100,000 personas tenían un trabajo [como vendedores]”, dijo Li.

El 1 de junio, Li visitó un antiguo complejo residencial en la ciudad de Yantai, en la provincia de Shandong, en el este de China, para promover la idea.

Li dijo mientras visitaba los puestos de los vendedores: “Los puestos callejeros y las pequeñas tiendas son importantes fuentes de trabajo. Son los fuegos de cocina del mundo humano. Al igual que las industrias más grandes y de alta calidad, también son vitales para la economía del país”.

Después de los discursos de Li, las ciudades chinas levantaron sus prohibiciones a los vendedores ambulantes y animaron a la gente a montar sus tiendas.

La revista Caijing, con sede en Beijing, en un informe del 4 de junio, citó a Yao Yang, un experto de la Universidad de Beijing, quien señaló que muchas ciudades importantes de todo el mundo permiten a los vendedores ambulantes vender sus productos, como en Nueva York, París y Londres.

Los asistentes sirven té al presidente chino Xi Jinping durante la sesión de apertura de la conferencia legislativa títere en el Gran Salón del Pueblo de Beijing, China, el 22 de mayo de 2020. (LEO RAMIREZ/AFP vía Getty Images)

Vuelta en U

Sin embargo, el 6 y 7 de junio, un periódico operado por el gobierno de la ciudad de Beijing, Beijing Daily, publicó tres comentarios para criticar la “economía de vendedores ambulantes”.

Los comentarios dijeron que como los puestos callejeros están “llenos de productos falsos y fraudulentos”, “insalubres e incivilizados”, “muy ruidosos” y “bloquean el tráfico de coches (…) son malos para la imagen de nuestro país y de la capital de nuestro país”.

El Beijing Daily también dijo que los órganos del gobierno retirarán cualquier puesto callejero que ya haya sido instalado.

El 7 de junio, la emisora estatal china CCTV emitió un comentario titulado: “La economía de los vendedores ambulantes no puede ser puesta en acción apresuradamente”.

El artículo de CCTV enfatizó que “las necesidades básicas para promover la economía son: reanudar la producción, la fabricación, los mercados y los negocios”. Esta fue una cita del discurso de Xi hecha en febrero para alentar a los negocios a reabrir después de la epidemia.

El 6 de junio por la noche, el periódico del Partido Comunista Chino, El Diario del Pueblo, publicó un comentario titulado: “La economía de los vendedores ambulantes puede estar de moda, pero no debería convertirse en una fiebre”.

En el comentario se señaló que, si bien los puestos callejeros pueden proporcionar beneficios económicos, cada gobierno local debería regular a los vendedores ambulantes, por ejemplo, cobrando honorarios de gestión; limitando el espacio y las horas de funcionamiento para la venta; y comprobando las condiciones sanitarias de los proveedores de alimentos.

Un vendedor está vendiendo frutas en una calle de Wuhan, China, el 23 de abril de 2020. (Getty Images)

Radio Asia Libre (RFA) citó a un empleado de los medios de comunicación estatales chinos Xinhua, quien dijo que el 4 de junio por la noche, el departamento de propaganda del Partido instruyó a todos los medios de comunicación a dejar de informar sobre la “economía de los vendedores ambulantes”.

Esa misma noche, la Comisión Central de Orientación del Partido para la Construcción de la Civilización Espiritual, otro órgano de propaganda revocó las regulaciones que permitían puestos de venta ambulante en las ciudades, según dijo el mismo informante a RFA.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

Wuhan altera cifras de casos confirmados y muertes por el virus del PCCh

TE RECOMENDAMOS