China despliega nuevos misiles para combatir a la marina estadounidense

Por Rick Fisher
29 de Abril de 2022 7:19 PM Actualizado: 29 de Abril de 2022 7:19 PM

Análisis de noticias

El Ejército Popular de Liberación (EPL) de China reveló el 20 de abril dos nuevos misiles destinados a aumentar su capacidad para superar las defensas de los buques de la Marina estadounidense que ayudan a disuadir la agresión del Partido Comunista Chino (PCCh).

Aunque las revelaciones coincidieron con el 73º aniversario de la Marina del EPL, el momento también sirvió para contrarrestar las implicaciones del hundimiento del crucero ruso Moskva el 14 de abril para la marina china, que depende de la tecnología rusa.

Estas revelaciones también tenían los principales elementos de una orquestación del departamento de propaganda del PCCh: imágenes vagas derivadas de videos oscuros y una cámara de eco de los órganos de propaganda, esta vez a cargo del South China Morning Post y el Global Times.

La revelación más importante sobre los misiles fue la de un nuevo misil balístico antibuque (ASBM) que podría ser capaz de alcanzar una velocidad hipersónica, pero es lo suficientemente pequeño como para ser disparado desde los sistemas de lanzamiento vertical (VLS) de los cruceros, destructores y fragatas del EPL.

Para el EPL, los ASBM son un arma clave para disuadir una respuesta militar estadounidense a un ataque chino contra Japón o Taiwán. Son lo suficientemente precisos como para apuntar a grandes buques de la Marina estadounidense, como los portaaviones, y lo suficientemente rápidos como para poner en aprietos las defensas de los buques estadounidenses.

Los ASBM del EPL ya desplegados —como el DF-16B, el DF-21D y el DF-26B— son mucho más grandes, no están diseñados para ser lanzados desde un barco y están controlados por otro servicio, la Fuerza de Cohetes del EPL.

Pero como el EPL cuenta con más de 3300 lanzadores verticales, podría abrumar a los buques de la Marina estadounidense o de cualquier otra democracia del mundo que carezca de medios para defenderse de los ASBM.

Algunos observadores chinos de Internet llamaron a este misil YJ-21, o “Strike Eagle-21”, y lo mostraron siendo disparado verticalmente desde un nuevo crucero Tipo 055 del EPL de 13,000 toneladas. Cuenta con una primera etapa de diámetro unitario y una segunda etapa con aletas que puede o no tener un motor cohete.

Epoch Times Photo
El misil balístico antibuque (ASBM) YJ-21 lanzado desde un barco en una imagen de una cámara en tiempo real publicada por los medios de comunicación chinos. (Cortesía de Rick Fisher)

En un artículo del 20 de abril, Minnie Chan, una reportera de temas militares del South China Morning Post con un largo historial de colaboración en temas de propaganda del EPL, citó a analistas chinos que informaban que este nuevo ASBM tiene un alcance de 600 millas a 930 millas.

El 21 de abril, el Global Times reportó que los nuevos misiles eran “meramente especulativos” y un ejemplo de “exageración de los medios de comunicación extranjeros”.

Pero ha habido una advertencia previa de China sobre este misil. En su famosa sesión informativa universitaria de 2017 sobre los futuros programas navales chinos, filtrada en la internet china, el almirante Zhao Dengping fue el primero en revelar públicamente que el EPL estaba trabajando en un ASBM que podría ser disparado desde los lanzadores verticales de los buques de guerra.

A principios de 2018, una fuente en una exposición militar asiática dijo a este analista que el EPL había comenzado a probar este nuevo ASBM, y las revelaciones más recientes indican que este misil podría estar ahora en servicio.

Otra revelación del 20 de abril se produjo en forma de un breve video que ofrecía una imagen más clara, aunque no de alta definición, del nuevo misil balístico lanzado desde el aire (ALBM) del EPL, que arma el bombardero H-6N de la Fuerza Aérea del EPL (PLAAF) de Xian Aircraft Corporation.

Aunque se vio por primera vez en 2017 y apareció de forma destacada en un importante desfile militar del PLA de 2018, no se mostró armado con su novedoso ALBM. El departamento de propaganda chino solo permitió que apareciera otra imagen vaga de este misil.

Pero la última imagen parece confirmar los reportes de fuentes chinas de principios de 2017 sobre una nueva versión del H-6 que estaría armado con un gran ALBM.

Epoch Times Photo
Una vista del misil balístico lanzado desde el aire por el ejército chino que arma a los bombarderos H-6N en una imagen fija de una cámara en tiempo real publicada por los medios de comunicación chinos. (Cortesía de Rick Fisher)

Este misil parece ser una versión lanzada desde el aire del DF-21D de tres etapas de la Corporación de Ciencia e Industria Aeroespacial de China (CASIC, por sus siglas en inglés), un misil balístico antibuque de 1050 millas de alcance. Cuando se lanza desde la altura, la versión ALBM tiene probablemente un alcance superior a las 1200 millas.

Sin combustible, el H-6N podría lanzar ataques con misiles balísticos contra las cada vez más importantes bases militares estadounidenses de Guam.

Pero con reabastecimiento aéreo múltiple de los nuevos aviones cisterna Y-20U de la PLAAF, el H-6N podría acercarse a Hawái lo suficiente como para lanzar ataques con misiles balísticos contra la base de la Marina estadounidense en Pearl Harbor.

También es probable que las versiones actuales o futuras del ALBM del EPL puedan apuntar a los satélites militares estadounidenses en órbita terrestre baja, que son cruciales para las operaciones militares distribuidas de Estados Unidos en el Pacífico.

El nuevo ALBM del EPL y los ASBM lanzados desde buques forman parte de un conjunto de al menos 20 armas que tienen como objetivo grandes buques de la Marina estadounidense. Los ASBM lanzados desde buques pueden aumentar aún más la capacidad del EPL para abrumar a los buques de la Marina estadounidense con ataques de misiles de largo alcance.

Además, el ALBM, al igual que otros grandes misiles balísticos de teatro de operaciones del EPL, puede estar armado con una ojiva nuclear, mientras que el pequeño ASBM podría estar armado con pequeñas ojivas nucleares tácticas que también armarían misiles balísticos y de crucero del EPL de menor alcance.

A partir de la Administración Trump, una de las respuestas estadounidenses fue salirse del Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) de 1987, que impedía el despliegue de misiles estadounidenses con un alcance superior a 300 millas, y comenzar a desarrollar nuevos misiles de alcance teatral.

Según los reportes, el Ejército de Estados Unidos podría adquirir más de 3900 misiles de ataque de precisión de entre 300 y 500 millas; un nuevo misil balístico de medio alcance Typhon de entre 930 y 1200 millas; y un arma hipersónica de largo alcance de entre 1860 y 3100 millas.

Dado que el Typhon se basa en el misil antiaéreo y de interceptación de misiles Raytheon SM-6 de la Marina estadounidense, es posible que este misil se desarrolle también en un nuevo misil balístico antibuque de lanzamiento vertical de Estados Unidos.

En Asia, los buques de guerra de la Marina estadounidense pueden desplegar más de 4200 sistemas de lanzamiento vertical. Aunque es un número mayor que el de China, el EPL podría ponerse al día rápidamente; desde 2021 hasta principios de 2022, desplegó más de 1200 nuevos sistemas de lanzamiento vertical en nuevos buques de guerra.

Un nuevo misil balístico antibuque estadounidense podría suponer un poderoso elemento de disuasión para que el PCCh utilice sus buques de guerra para atacar Japón o invadir Taiwán. Al mismo tiempo, los misiles tierra-aire polivalentes podrían permitir una defensa más sólida contra la gran variedad de misiles del EPL que apuntan a los grandes buques de guerra de la Marina estadounidense.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.