China desvía la atención de sus malas acciones en Hong Kong: Departamento de Estado

Por Dorothy Li
25 de Septiembre de 2021
Actualizado: 25 de Septiembre de 2021

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que China está intentando “desviar la atención de su propia mala conducta” en Hong Kong acusando a Estados Unidos de interferir en los asuntos de la ciudad. La declaración tiene lugar después de que China publicara una lista de personas responsables de la supuesta injerencia.

“La política de Estados Unidos con respecto a Hong Kong ha sido coherente y no vacilará”, dijo un portavoz del Departamento de Estado a The Epoch Times.

Las declaraciones y acciones de Estados Unidos sobre la antigua colonia británica tienen como objetivo “preservar la autonomía que se prometió a Hong Kong en la Declaración Conjunta” y “promover la rendición de cuentas por parte de quienes erosionan los derechos humanos y las libertades de las que disfruta la población de Hong Kong”, dijo el Departamento en un correo electrónico el 24 de septiembre.

“Estados Unidos siempre defenderá las libertades fundamentales y el Estado de Derecho”, decía el comunicado, añadiendo que ambos son los derechos fundamentales que el régimen prometió.

En un posteo publicado el viernes en el sitio web del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, el régimen detalló una lista de más de 100 casos en los que se acusa a Estados Unidos de “inmiscuirse en los asuntos de Hong Kong” y de “socavar” la “prosperidad y estabilidad” de la ciudad. Beijing ha utilizado repetidamente estas palabras para denunciar las críticas de los países occidentales sobre cuestiones como la represión de los disidentes en Hong Kong.

El Departamento dijo que “expresar bien la política, comprometerse con las contrapartes locales y representar los intereses nacionales” era la “práctica de la diplomacia” y “totalmente consistente con el derecho internacional”.

“Sugerir lo contrario es simplemente un intento de la República Popular China de desviar la atención de su propia mala conducta y solo socava el antiguo atractivo de Hong Kong como centro de apertura y libre intercambio”, según el comunicado.

El ministerio del régimen criticó las respuestas de Washington a la amplia ley de seguridad nacional de Hong Kong y a otras medidas que la legislatura títere comunista ha impuesto en el centro financiero internacional desde principios de 2019.

La policía de la ciudad ha detenido a más de 10,000 personas por su papel en las protestas masivas de mediados de 2019 contra los planes que permiten la extradición a China continental.

A diferencia de otras ciudades de China continental, Hong Kong había disfrutado alguna vez de la democracia después de que pasara del gobierno británico al comunista chino en 1997. Beijing se comprometió a permitir que la ciudad mantuviera sus libertades civiles durante 50 años en la Declaración Conjunta Sino-Británica.

Después de que el régimen implantara una serie de medidas en los últimos años, la ciudad ha experimentado un retroceso en su autonomía y democracia, especialmente tras la legislación sobre seguridad nacional. Desde su entrada en vigor, la policía de Hong Kong ha detenido a 100 disidentes, lo que ha supuesto más de 60 cargos, la mayoría contra políticos, activistas, periodistas y estudiantes democráticos.

El magnate de los medios de comunicación prodemocracia de Hong Kong, Jimmy Lai, es conducido a una furgoneta de la policía mientras se dirige al tribunal para ser acusado bajo la controvertida nueva ley de seguridad nacional impuesta por Beijing, el 12 de diciembre de 2020. (Peter Parks/AFP vía Getty Images)

La lista

Las acusaciones de Beijing van desde la firma de la Ley de Autonomía de Hong Kong en 2020 por parte del expresidente Donald Trump, hasta la muestra de apoyo del presidente Joe Biden al periódico prodemocrático Apple Daily.

Trump ordenó el fin del estatus especial de Hong Kong bajo la ley estadounidense para castigar las “acciones opresivas” del régimen comunista contra el centro financiero.

El régimen también criticó a Biden por haber calificado el cierre del periódico Apple Daily como “un día triste para la libertad de los medios de comunicación” y una señal de la “intensificación de la represión por parte de Beijing”.

El popular periódico Apple Daily, que criticaba con frecuencia al gobierno de la ciudad y al Partido Comunista Chino, cerró en junio después de que 500 policías allanaran su sede y congelaran sus principales activos. Las autoridades afirman que decenas de artículos del periódico podrían haber violado la ley de seguridad nacional.

El fundador de Apple Daily, el magnate Jimmy Lai, cumple actualmente una condena de 20 meses y está a la espera de juicio por tres cargos de seguridad nacional. Según la ley, Lai podría enfrentarse a una pena de hasta cadena perpetua.

La legislación, redactada de forma vaga, castiga los discursos o actos considerados secesionistas, subversivos o terroristas, o que se perciban como colusión con grupos o individuos políticos extranjeros hostiles al único partido que rige en China.

Otros funcionarios estadounidenses incluidos en la lista de China son la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el entonces secretario de Estado, Mike Pompeo, y su sucesor, Anthony Blinken.

El Ministerio de Asuntos Exteriores no explicó por qué se publicó la lista ahora ni si tomaría medidas punitivas contra los nombrados en la lista.

Epoch Times Photo
Asistentes de varias fuerzas marchan junto a una pancarta de apoyo a la nueva ley de seguridad nacional al final de una ceremonia de izado de bandera para conmemorar el 23º aniversario del traspaso de Hong Kong de Gran Bretaña en Hong Kong el 1 de julio de 2020. (Anthony Wallace/AFP vía Getty Images)

El portavoz de la oficina del comisionado del ministerio en Hong Kong calificó la política y las acciones de Washington hacia Hong Kong de “antecedentes penales” en otra declaración del viernes.

El 16 de julio, Washington emitió advertencias sobre el deterioro de las condiciones comerciales en la ciudad tras la promulgación de la ley de seguridad nacional. Una semana después, Washington impuso sanciones a funcionarios chinos por su papel en la represión de la democracia en la ciudad.

En respuesta, el régimen emitió otra lista de sanciones dirigidas a antiguos políticos e instituciones estadounidenses. China ha exigido a todas las personas y empresas de China continental que sigan las sanciones que el régimen comunista lanzó en una ley contra las sanciones extranjeras aprobada en junio.

Aquellos que estén implicados en la aplicación de medidas sancionadoras extranjeras contra el régimen podrían enfrentarse a castigos que incluyen la denegación de visados, la deportación y la congelación o confiscación de activos.

Con información de Reuters y Cathy He.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS