China firma un acuerdo económico y de seguridad con Irán para desafiar a EE.UU.

Por Nicole Hao
29 de Marzo de 2021
Actualizado: 29 de Marzo de 2021

China e Irán firmaron el 27 de marzo un acuerdo de “asociación estratégica” de 25 años por el cual ambos estados cooperarían para desafiar las sanciones que implementó EE.UU. sobre la Irán, como las sanciones a la venta de petróleo de Teherán a Beijing.

El acuerdo cubre política, economía y seguridad, según la estatal china CGTV. La agencia, iraní, Tasnim informó que el acuerdo también incluía asuntos judiciales, de defensa, humanos y culturales, regionales e internacionales. Un borrador filtrado, que circuló en julio pasado, mostró que China invertiría en telecomunicaciones, energía nuclear, puertos y ferrocarriles de Irán a cambio de un suplemento estable de petróleo y gas.

El gobierno de Estados Unidos impuso sanciones al sector petrolero de Irán en octubre de 2020 por apoyar a la Fuerza Quds, una fuerza extranjera de corte paramilitar que espiaba en la región. Sin embargo, China sigue comprando petróleo de Irán. El embajador chino en Irán, Chang Hua, dijo el 5 de febrero que China era el único país que compra petróleo a la República Islámica y prometió que Beijing no cambiaría la política en el futuro.

Beijing News, administrada por el estado chino, informó el acuerdo y dijo el 28 de marzo: “Los causantes en el exterior de los problemas de China e Irán son los mismos, son los grandes países occidentales liderados por Estados Unidos”.

El informe luego resaltó la cooperación entre China e Irán y criticó a Estados Unidos: “El mundo ha experimentado cambios importantes, pero Estados Unidos y sus aliados occidentales todavía viven en los viejos sueños”.

El 27 de marzo, el presidente iraní, Hassan Rouhani, le dijo al ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, en Teherán, que la cooperación China le ayudaría a Irán a enfrentar las sanciones unilaterales de Estados Unidos.

Oleoducto

Rouhani dijo en Teherán, el 25 de marzo, que el país comenzó a construir el oleoducto Goureh-Jask, que parte de la provincia suroccidental de Bushehr y termina en el puerto de Jask, en el sureste de Irán.

“El Oleoducto de Crudo Goureh-Jask incluye 1000 kilómetros (621 millas) de tendido de tuberías para que una gran parte de nuestras exportaciones de petróleo se transfieran del Golfo Pérsico al Mar de Omán”, dijo Rouhani.

Tasmin informó que el presupuesto total del proyecto de tubería es de USD 2000 millones. El 25 de junio de 2020, el día en que Irán inició el proyecto, la televisión estatal iraní informó que la capacidad de almacenamiento prevista del proyecto es de 10 millones de barriles de crudo.

No está claro quién está invirtiendo en el oleoducto. Rouhani dijo en la televisión estatal iraní, en junio de 2020, que es una empresa extranjera, aunque no ofreció ningún detalle adicional.

Chang dijo claramente que China es el único país que compra petróleo iraní y que China está en contra de las sanciones de Estados Unidos a Irán.

Relaciones Irán-China

El año fiscal iraní comienza en marzo. La oficina de aduanas de la República Islámica anunció el 28 de marzo que China se convirtió en su principal socio comercial, tanto para las importaciones como para las exportaciones.

La oficina dijo que Irán había importado productos valorados en USD 9761 millones de China en el último año fiscal, lo que representa el 25,3 por ciento de las importaciones totales. Al mismo tiempo, Irán había exportado USD 8954 millones en bienes no petroleros a China, lo que equivale al 26 por ciento de las exportaciones totales no petroleras.

La oficina no mencionó los detalles comerciales sobre las exportaciones de petróleo a China.

El 28 de marzo, el presidente del parlamento iraní, Mohammad Baqer Qalibaf, publicó en Twitter que el plan de cooperación de 25 años con China es bueno para el régimen y que el parlamento debe resolver algunos problemas antes de aprobarlo.

Oposición en Irán

En los últimos días, el pueblo iraní inició una campaña en Twitter denominada “No2ChinaIRAccord”, para oponerse al acuerdo comercial con China.

Una imagen con la nota “China, fuera de Irán” circula ampliamente entre los iraníes.

“La República Islámica ha transferido el control de muchas ciudades y del Golfo Pérsico al régimen chino, únicamente para su propia supervivencia, lo que es más vergonzoso que vender su territorio”, tuiteó, el 26 de marzo, el usuario Kayvan_E. Arani y agregó, “el régimen chino debe abandonar Irán”.

El acuerdo de asociación estratégica Irán-China es parte de la iniciativa de La Franja y la Ruta, según la cadena estatal, CGTV.

El BRI, anteriormente conocido como La Franja y la Ruta es una estrategia de inversión global masiva, lanzada por el PCCh en 2013, con el objetivo de reforzar su influencia económica y política en Asia, Europa, África y América del Sur. El proyecto involucra inversiones en proyectos de infraestructura y recursos naturales. Ha sido criticado por Estados Unidos y por otros países como un ejemplo de la diplomacia “Trampa de deuda”, que carga a los países en desarrollo con una deuda insostenible y le permite al régimen exportar su tecnología y su gobernanza al extranjero.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS