China incluye en lista negra a líder de libertad religiosa de EE.UU. en relación con Falun Gong

Por Eva Fu
26 de Mayo de 2021
Actualizado: 27 de Mayo de 2021

El régimen de Beijing añadió a su lista de sancionados a un exfuncionario estadounidense del ámbito religioso en respuesta a la sanción impuesta por Estados Unidos a un funcionario chino por su participación en la persecución de los practicantes de Falun Gong.

Johnnie Moore, dos veces comisionado de la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF, por sus siglas en inglés), y los miembros de su familia tendrán prohibido visitar China continental, Hong Kong y Macao, dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, en una conferencia de prensa el 26 de mayo.

Zhao dijo que se trataba de una “respuesta a la descarada maniobra de Estados Unidos de avalar sectas e imponer sanciones unilaterales al personal chino basándose en mentiras y desinformación”, invocando un calificativo que había utilizado con frecuencia sobre la práctica espiritual china. Además, acusó a Estados Unidos de “interferir en los asuntos internos de China en nombre de cuestiones religiosas”.

Moore, que ha defendido a los grupos religiosos reprimidos en China, dijo que era “un honor ser sancionado por el Partido Comunista Chino”.

“El PCCh [Partido Comunista Chino] no entiende la diferencia entre ‘la verdad’ y una ‘mentira’, pero aquí hay una verdad que sabemos: son más débiles de lo que quieren que creamos que son”, escribió en un comunicado en Twitter, añadiendo que “no entregaremos nuestro mundo al PCCh para que victimice a los inocentes a su antojo”.

La nueva sanción de China siguió a la decisión del Departamento de Estado de castigar a Yu Hui, que anteriormente dirigía la rama de la ciudad de Chengdu de la Oficina 610, una fuerza especial extrajudicial incrustada en instituciones de toda China para llevar a cabo la persecución a Falun Gong.

Falun Gong, que enseña los principios de verdad, benevolencia y tolerancia, junto con ejercicios de movimientos lentos, era practicado por entre 70 y 100 millones de personas en 1999, antes de que el régimen sometiera a sus practicantes a una amplia persecución.

El informe sobre la libertad religiosa en 2020, que se publicó el mismo día en que Estados Unidos sancionó a Yu, citaba más de 6600 detenciones y casi 8600 casos de acoso a practicantes en toda China en 2020.

El Departamento de Estado y la USCIRF no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios de The Epoch Times.

Levi Browde, director ejecutivo del Centro de Información de Falun Dafa, con sede en Nueva York, señaló cómo “a lo largo de la década de 1990, el PCCh aplaudió los beneficios para la salud y las contribuciones morales de Falun Gong en muchas proclamaciones públicas”, solo para “cambiar de opinión” después de que la práctica se hizo inmensamente popular.

Epoch Times Photo
Los practicantes de la disciplina espiritual Falun Gong realizan un desfile en Nueva York para celebrar el Día Mundial de Falun Dafa y para protestar por la persecución en curso del grupo por parte del Partido Comunista Chino en China, el 13 de mayo de 2020. (Larry Dai/The Epoch Times)

“Durante más de 20 años, el PCCh ha tratado de eliminar a Falun Gong a través de la detención arbitraria, la tortura y la sustracción de órganos a gran escala, por lo que no es de extrañar que el PCCh haga esfuerzos significativos para cambiar la conversación de los abusos de los derechos humanos hacia la reputación de Falun Gong”, dijo a The Epoch Times.

“Pero todo es una cortina de humo para ocultar las terribles atrocidades que cometen contra personas pacíficas e inocentes”.

Browde señaló la ironía que hay detrás de los esfuerzos del régimen por difamar a la práctica espiritual.

“Siempre ha sido trágicamente irónico que el PCCh, que controla la vida de las personas, las aterroriza con la persecución y les lava el cerebro implacablemente, haga torpes intentos de etiquetar a Falun Gong, que es una práctica espiritual basada en el budismo, sin membresía y de libre aprendizaje, como una ‘secta maligna'”, dijo. “No hay mayor secta en el mundo que el Partido Comunista Chino”.

Según los últimos datos de Minghui, un sitio web creado en Estados Unidos para documentar la persecución, al menos 504 personas han sido condenadas a prisión en este año hasta abril.

Shi Shaoping, un practicante de Falun Gong de 50 años de edad que se graduó con una maestría de la principal academia de ciencias de China, la Academia de Ciencias de China, administrada por el Estado, fue condenado recientemente a nueve años de cárcel por sus creencias. Anteriormente había cumplido una condena de 10 años por hablar con la gente sobre la persecución.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS