China intenta un plan post-virus para sobrepasar la economía de EE.UU., dice informe

Por Chriss Street
23 de Marzo de 2020 1:25 PM Actualizado: 23 de Marzo de 2020 2:28 PM

Análisis de las noticias

En medio de los trastornos de la pandemia mundial del virus del PCCh, COVID-19, China está aprovechando la oportunidad de “avanzar” sobre la economía de Estados Unidos, según un informe de Horizon Advisory, empresa consultora estratégica experta e independiente de China. Mientras que otros países se esfuerzan por contener la pandemia, Beijing amplía su poder blando, ya que planea aumentar la producción en industrias estratégicas para controlar las cadenas de suministro mundiales.

El encubrimiento inicial del Partido Comunista Chino (PCCh) y la respuesta retardada al brote de virus del PCCh, que comenzó en la ciudad de Wuhan en noviembre del año pasado, crearon una epidemia en toda China y desencadenaron la primera pandemia masiva mundial desde la gripe de 1918.

La estrategia de tres años de la administración Trump para desvincular a China de las cadenas de suministro de alta tecnología de Estados Unidos estaba teniendo éxito. Pero el caos de los cierres de empresas y escuelas por la crisis de COVID-19 ha planteado una oportunidad única en la vida para que el PCCh logre su objetivo de suplantar a Estados Unidos como la principal potencia económica, diplomática y militar del mundo, según Horizon Advisory.

Beijing ya está trabajando duro para reforzar su imagen en todo el mundo al afirmar que ha frenado con éxito la propagación del virus del PCCh.

A pesar de que los censuradores de China y Hong Kong prohibieron a 13 periodistas del New York Times, Wall Street Journal y Washington Post, el sitio web del New York Times está repitiendo el discurso propagandista del PCCh con un reciente artículo de opinión titulado: “China ganó tiempo para Occidente. Occidente lo desperdició”.

El observador de China, Curtis Ellis, comentó sobre el nuevo plan de juego del PCCh:

“Después de encubrir la nueva infección y desatarla en el mundo, los líderes de Beijing compraron el suministro mundial de equipos de protección y respiradores. Luego venden estos bienes críticos a Italia mientras se presentan como los heroicos salvadores humanitarios del mundo, no muy distintos a un pirómano que se atribuye el mérito de haber llamado a los bomberos”.

Ellis señaló que mientras las economías de Occidente se cierran debido a la pandemia, Beijing aprovecha la oportunidad para extender su poder blando y estrechar su control sobre las cadenas de suministro mundial.

El informe de Horizon Advisory ha documentado declaraciones y escritos de funcionarios del PCCh y de los principales actores de las industrias estatales.

El 12 de marzo, Song Zhiping, representante en el 15º Congreso del Partido, exsecretario del Comité del Partido y presidente de la Corporación Nacional de Materiales de Construcción de China, de propiedad estatal, declaró:

China “convertirá la crisis en oportunidad”: Transformará, mejorará y fortalecerá su posición en la cadena industrial internacional”. Las empresas chinas “no deben limitarse a reanudar la producción. También deben impulsar el desarrollo económico y la exposición al mundo para acelerar el ajuste de la estructura industrial, mejorar la competitividad en la cadena industrial internacional y construir un posicionamiento estratégico avanzado”.

El Comité Central del PCCh identifica las industrias que deben “aprovechar el ajuste de la cadena industrial internacional mientras luchan contra la epidemia y reanudan la producción”. Estos incluyen la fabricación de 5G, los ferrocarriles urbanos de alta velocidad, el tránsito ferroviario urbano, los vehículos de nueva energía, los grandes datos en infraestructura, la inteligencia artificial, los automóviles, la electrónica, los barcos, la aviación, los equipos de energía y las máquinas herramientas.

El gobierno municipal de Chengdu se hizo eco de la línea del Partido el 5 de marzo, haciendo un pedido a las empresas e individuos para que se concentren en convertir la crisis en oportunidad: “Aprovechar plenamente la importante ventana que se abre tras la epidemia y centrarse en las oportunidades estratégicas como la nueva revolución tecnológica que traerá consigo, la nueva demanda del mercado internacional y las deficiencias de la oferta que será necesario suplir (…) Integrarse profundamente en el sistema de la cadena de suministro mundial en los ámbitos de la biomedicina, la información electrónica, la fabricación inteligente y los productos agrícolas”.

El plan de Beijing para la etapa posterior a la pandemia y las industrias mencionadas anteriormente están en consonancia con su estrategia de larga data ” Made in China 2025″ para el dominio mundial de las industrias esenciales.

Han Jian de la Academia de Ciencias de China y director de la Asociación de Economía Industrial de China del Ministerio de Asuntos Civiles lo expresó más brevemente el 4 de marzo: “Es posible convertir la crisis en una oportunidad para aumentar la confianza y la dependencia de todos los países del mundo en ‘Made en China'”.

El Consejo de Relaciones Exteriores ha descrito “Made in China 2025” como “el villano central, la verdadera amenaza existencial para el liderazgo tecnológico de EE.UU.”. Advirtió que el PCCh lograría sus objetivos promoviendo adquisiciones extranjeras, ordenando acuerdos de transferencia de tecnología forzada y cometiendo espionaje cibernético.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

*****

Video relacionado:

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.