China: joven de 22 años es encarcelada por realizar caricaturas “insultantes”

Por Eva Fu
05 de Agosto de 2019 Actualizado: 05 de Agosto de 2019

En China, la falta de espíritu nacionalista se convirtió en el último crimen, como atestigua la historia de una graduada universitaria de 22 años.

Zhang Dongning empezó a utilizar historietas de estilo japonés para retratar temas de actualidad social. En los últimos dos años, la viñetista de la provincia de Anhui produjo una serie de más de 300 historietas satíricas con temática porcina, que ilustran las tendencias actuales en China, como la moda tradicional de la alta costura Han, o los veteranos que exigen sus beneficios de jubilación no pagados y el frenesí de los turistas chinos en los buffets de Tailandia. Todos los personajes chinos en las historietas tienen cabeza de cerdo, y ella los denomina “pigple”.

Antes del día de Año Nuevo, cuando China hizo la transición oficial al Año del Cerdo, Zhang publicó otra historieta con temática porcina “celebrando” la ocasión: un mapa de China con la forma de un cerdo postrado de cara sombría, de color bermellón, en el que aparecen varias figuras con cabeza de cerdo protestando por los recientes escándalos en toda China. Cinco estrellas amarillas aparecen de manera destacada en la esquina superior izquierda, haciendo referencia a la bandera de China comunista.

La viñeta de Zhang Dongning titulada Feliz Año del Cerdo 2019. (Weibo)

Las autoridades discrepan

El 28 de julio, las autoridades locales de Tianjia’an, una dependencia de la Oficina de Seguridad Pública de Huainan, anunciaron que Zhang había sido arrestada por ser “Jingri” e insultar a China. Literalmente traducido como “japonés en espíritu”, el término “Jingri” se hizo popular entre los chinos del continente el año pasado como una referencia algo despectiva a los ciudadanos chinos que se identifican más con Japón que con su propio país.

La policía acusó a Zhang de “insultar la imagen del pueblo chino, distorsionar intencionalmente los hechos históricos de China y malinterpretar las noticias sobre tendencias en China y en el extranjero”, según la declaración.

“[Las viñetas] habían herido gravemente los sentimientos chinos y pisoteado la dignidad nacional, el impacto en la sociedad era muy perjudicial”, dice la declaración, añadiendo que los funcionarios decidieron arrestar a Zhang para evitar “futuras actividades delictivas” y “limpiar el espacio de Internet”.

La declaración también decía que la policía había lanzado una investigación en octubre de 2018 después de que la serie de historietas “insultando a China” llegara a su conocimiento.

El mismo día del anuncio, la policía de otras cinco regiones de China también anunciaron el arresto de otras ocho personas denominadas “pro-japonesas”, incluído alguien de apellido Lu que supuestamente coludió con Zhang. A ambos se les habían visto sus cuentas en Weibo, la plataforma similar a Twitter donde circulaban las historietas, suprimidas por la policía.

La viñeta de Zhang Dongning que representa a los veteranos que exigen beneficios de jubilación. El letrero en el centro dice: “Por favor, dales a los veteranos un bocado de comida”. (Weibo)

Internautas se manifiestan

El encarcelamiento de la joven viñetista provocó indignación en todo el Internet chino. Los críticos atribuyeron la detención de Zhang a una intensificación de la campaña de censura online y al hecho de fomentarlo en los medios de comunicación mientras el Partido Comunista Chino se prepara para el 70º aniversario de la fundación del régimen.

Nie Chenxi, la vicedirectora del Departamento de Publicidad de China a cargo de difundir la propaganda, emitió directivas en las que se pide a las oficinas locales que “se sitúen en un alto nivel político para dosificar cada episodio televisivo, cada documental y cada dibujo animado”, y que estén atentos “cada segundo” a cualquier cosa que se desvíe del “tema principal oficial” o de los “temas sensibles”, según informaron los medios de comunicación estatales.

“¿Qué tiene de malo que Zhang Dongning haga una serie de historietas sobre cerdos? Es el Año del Cerdo, y muchas familias han llamado cariñosamente a sus recién nacidos ‘cerditos’”, dijo la periodista de investigación Gao Yu en defensa de Zhang. Gao, una disidente prominente, que estuvo detenida durante siete años por sus reportajes sobre política en los círculos de élite en China.

Algunos usuarios de Internet dijeron que se identificaron con lo que Zhang ilustró y cuestionaron la validez del llamado crimen.

“¿Qué tipo de crimen es ser ‘japonés en espíritu’, pueden los funcionarios salir y dar una explicación?”, escribió una persona en Weibo. “El derecho penal necesita hacer lugar para docenas de espacios en blanco para los nuevos cargos criminales”.

“Lo que como es comida contaminada, lo que bebo es agua contaminada, lo que respiro es aire contaminado”, escribió otro. “Gracias por representar la verdad”.

Sin fundamento jurídico

Varios abogados chinos también realizaron distintos análisis que refutaron aún más las afirmaciones de las autoridades chinas.

“Por cargos insultantes, el objetivo de los crímenes solo pueden ser individuos y no un grupo, tiene que haber víctimas específicas”, escribió Fu Wen, un abogado de Shandong en un artículo sobre Weibo. “Para este caso, si hay alguna víctima, sería todo el pueblo chino, pero hay una cuestión de si cada chino pensaría que su dignidad personal y su reputación fueron dañadas”.

El abogado Zang Qiyu, radicado en Beijing, anunció públicamente en Weibo que estaba dispuesto a defender a Zhang de forma gratuita.

El abogado dijo que ni “insultar a China”, ni ser “espiritualmente japonés” constituye un delito.

“Es una versión animada de una situación de la vida real”, dijo Zang a Inkstone. “Si acusas a Zhang de insultar la dignidad y la reputación de todos los chinos, eso no funcionará. Para empezar, no me siento insultado por su trabajo. Y yo soy chino”.

Descubre a continuación

El alto precio de contar la verdad en China hoy

TE RECOMENDAMOS