China plantea “la mayor amenaza para el orden mundial”, dice jefe militar del Reino Unido

Por Alexander Zhang
14 de Septiembre de 2020
Actualizado: 14 de Septiembre de 2020

El régimen chino “representa la mayor amenaza para el orden mundial”, dijo el domingo a los medios británicos el jefe de Inteligencia de Defensa de Gran Bretaña.

El teniente general Jim Hockenhull, durante una conferencia de prensa en el centro de Inteligencia de Defensa del Reino Unido en la base de la Fuerza Aérea Real en Wyton (Cambridgeshire), habló de cómo “los actores globales como Rusia y China desafían continuamente el orden existente sin provocar un conflicto directo, operando en la creciente zona gris entre la guerra y la paz”, dijo el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Si bien Hockenhull veía a Rusia como la “mayor amenaza militar y geopolítica para la seguridad europea”, reservaba la advertencia más dura para el régimen comunista de China, informó The Telegraph.

China es “cada vez más autoritaria y asertiva”, dijo. “Representa la mayor amenaza para el orden mundial, tratando de imponer los estándares y normas chinos, utilizando su poder económico para influenciar y subvertir, [todo ello] respaldado por una inversión masiva para la modernización de sus fuerzas armadas”.

Según The Sun, Hockenhull dijo que Beijing había acelerado la modernización de sus fuerzas armadas desde que Xi Jinping llegó al poder en 2013.

El ejército chino ahora se jacta de “una serie de sistemas de armas de vanguardia que están erosionando rápidamente las ventajas militares occidentales”, dijo, según The Sun, añadiendo, “Su creciente flota de destructores de clase Renhai es la más potente de todas las marinas”.

El cambio del panorama mundial ha cambiado el carácter de la guerra, de modo que desafiará a Occidente a seguir el ritmo de los adversarios que no juegan según las reglas, dijo Hockenhull, según el Ministerio de Defensa.

Advirtió que el conflicto se está abriendo paso en nuevos dominios como el cibernético y el espacial, amenazando la cohesión, la resistencia y los intereses globales de Gran Bretaña.

“Aunque las amenazas convencionales siguen existiendo, hemos visto a nuestros adversarios invertir en la Inteligencia Artificial, en el aprendizaje de las máquinas y en otras tecnologías revolucionarias, al tiempo que superan las técnicas más tradicionales de influencia y presión”, dijo.

Un cohete Larga Marcha 3B, que transporta el satélite Beidou-3GEO3, despega del Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang en Xichang, en la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, el 23 de junio de 2020. (STR/AFP vía Getty Images)

El gobierno del Reino Unido está llevando a cabo una revisión exhaustiva de su política exterior, de seguridad y defensa.

Como parte de la revisión, el Ministerio de Defensa británico está planeando alejarse de la defensa tradicional y “operar mucho más en los más nuevos dominios espaciales, cibernéticos y submarinos”, dijo el secretario de Defensa del Reino Unido Ben Wallace en julio.

Tanto Rusia como China han estado desarrollando armas espaciales ofensivas y mejorando sus capacidades, escribió Wallace en The Telegraph.

Los ciberataques de actores estatales hostiles también se consideran un riesgo mayor para el Reino Unido, especialmente durante la pandemia causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

Varios trabajadores sanitarios toman muestras a unos residentes para detectar la COVID-19 en una calle de Wuhan en la provincia central de Hubei (China) el 15 de mayo de 2020. (STR/AFP vía Getty Images)

El 22 de julio, el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, dijo que estaba “profundamente preocupado” por la evidencia que señala que “China realiza ciberataques maliciosos contra instituciones comerciales, médicas y académicas, incluyendo aquellas que trabajan para responder a la pandemia de coronavirus”.

Un día antes, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que dos piratas informáticos chinos habían sido acusados de atacar empresas y organismos gubernamentales en varios países, entre ellos Reino Unido, Bélgica, Alemania, Estados Unidos, Australia y Japón, y de robar secretos comerciales y otra información sensible por valor de millones de dólares, así como intentar robar estudios de investigación sobre la COVID-19.

El 5 de mayo, el National Cyber Security Center (NCSC) del Reino Unido y la Agencia de Seguridad Cibernética e Infraestructura (CISA) de los Estados Unidos emitieron un aviso conjunto, exponiendo campañas cibernéticas maliciosas dirigidas a organizaciones internacionales de atención de la salud e investigación médica que participan en la respuesta al coronavirus.

Para contrarrestar las amenazas cibernéticas, el gobierno del Reino Unido anunció el jueves que las empresas de atención de la salud podrán recibir capacitación financiada por el gobierno con el fin de impulsar su seguridad cibernética y proteger los datos sensibles.

Lily Zhou y Janita Kan contribuyeron a la elaboración de este artículo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Más del 90% de test chinos en Latinoamérica sin certificación sanitaria | China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS