China recluta atletas nacidos en EE.UU. para impulsar campaña de medallas olímpicas de Beijing

Por Eva Fu
09 de Febrero de 2022 12:40 PM Actualizado: 09 de Febrero de 2022 12:40 PM

La esquiadora de estilo libre nacida en el Área de la Bahía, Eileen Gu, arrasó en Internet después de ganar el oro para China en su debut en los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, el primero de los tres que espera reclamar en nombre del país de origen de su madre.

“El futuro es brillante” para Gu y sus compañeros de equipo, decía una carta del 8 de febrero del Centro Administrativo de Deportes de Invierno de China, felicitándolos por reclamar el primer oro de China en la nieve. “Consigue una mayor gloria para el Partido y el pueblo”, agrega la misiva.

Sina Weibo, una web parecida a Twitter, se vio desbordado por la adulación de los aficionados chinos a la campeona de 18 años.

“Papá en Harvard, mamá en la Universidad de Beijing y en Stanford, abuela atleta, ella misma hermosa y con estilo”, decía un post que se compartió 115,000 veces.

La recepción de Gu contrasta marcadamente con el intenso rechazo que sintió Zhu Yi, la patinadora artística que renunció a su ciudadanía estadounidense y cambió su nombre de Beverly a Yi después de decidir competir para China en 2018.

Zhu Yi, del equipo de China, reacciona durante la prueba por equipos de patinaje libre femenino en el tercer día de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, en el Estadio Cubierto de la Capital, en Beijing, el 7 de febrero de 2022. (Lintao Zhang/Getty Images)

Solo un año mayor que Gu y también nacida en California, Zhu fue objeto de burlas en las redes sociales chinas por llorar después que su desempeño se desplomó dos días seguidos, afectando al equipo chino y reduciéndolo del tercer lugar al quinto en el evento por equipos.

“Deja de llorar, yo también quiero llorar”, escribió un usuario chino de Weibo. Otros se burlaron de su pronunciación del chino y le dijeron que “regresara a Estados Unidos”.

Gu y Zhu se encuentran entre las docenas de atletas nacidos y criados en Norteamérica que Beijing ha reclutado para reforzar su éxito olímpico en todo el campo, especialmente en deportes en los que históricamente no ha sido fuerte. Pero la recepción que ha recibido la pareja muestra que el público chino podría ser implacable si el desempeño de un atleta adoptado no está a la altura de las expectativas.

La campaña de reclutamiento fue quizás más notable en el equipo de hockey sobre hielo, donde 28 de los 48 jugadores, hombres y mujeres, nacieron en el extranjero y seis no tienen ascendencia china.

Todos ellos juegan con nombres chinos, incluido el defensa chino-estadounidense Jake Chelios, hijo del integrante del Salón de la Fama del Hockey, Chris Chelios, y que pasó sus últimas tres temporadas con el Kunlun Red Star, un equipo de propiedad china en la Liga Kontinental de Hockey de Rusia. En China, será conocido como Jieke Kailiaosi (la transliteración china de su nombre).

“¿Mi nuevo nombre? Me encanta. Es genial. Es parte de la experiencia. Desde que llegué aquí, todo es algo nuevo para mí, y esa es la parte emocionante de jugar en el extranjero”, dijo Chelios durante la práctica del sábado.

Reconoció que su vocabulario chino consta de solo “dos o tres palabras”.

“Tomé seis años de español en la escuela secundaria. Ni siquiera pude aprender eso, así que ni siquiera lo intenté”, dijo.

Zhou Jiaying #33 del Equipo de China en el arco durante el partido contra el Equipo de Suecia en el partido del Grupo B de la Ronda Preliminar Femenina, en el Centro Deportivo Wukesong, el 7 de febrero de 2022, en Beijing, China. (Bruce Bennet/Getty Images)

Se produjo un momento incómodo cuando la portera nacida en Vancouver, Kimberly Newell, jugando como Zhou Jiaying, dijo que “no se le permitía hablar inglés” durante la aparición en los medios el domingo y dejó que su asistente hablara. Zhou, cuya madre nació en China, habla inglés, mandarín y francés con fluidez, según muestra su biografía olímpica.

El ayudante tuvo que volverse hacia Zhou varias veces durante la traducción.

‘Vivir mi mejor vida’

Gu, actualmente la mayor estrella olímpica de China, también fue consciente de lo que reveló al público.

En una conferencia de prensa después de su victoria el martes, Gu esquivó preguntas media docena de veces sobre si todavía es ciudadana estadounidense, dado que China no permite la doble ciudadanía.

“Definitivamente siento que soy tan estadounidense como china. Soy estadounidense cuando estoy en EE.UU. y soy china cuando estoy en China”, dijo Gu cuando un periodista la presionó dos veces. Hizo hincapié en que estaba usando los deportes como “una fuerza de unidad” y no como una “fuerza de división”, una línea que se hace eco de las narrativas utilizadas por Beijing para rechazar las críticas externas.

Eileen Gu, del equipo de China, realiza un giro antes de la final Big Air de esquí libre femenino el día 4 de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, en el Big Air Shougang, en Beijing, China, el 8 de febrero de 2022. (Justin Setterfield/Getty Imágenes)

“La cuestión es que no intento contentar a nadie. Soy una chica de 18 años que vive su mejor vida. Me lo estoy pasando muy bien”, dijo. Gu añadió que tiene un “buen corazón” y que está tomando decisiones “por el bien común”.

“No voy a perder el tiempo tratando de aplacar a las personas que son uno, sin educación, y dos, probablemente nunca van a experimentar el tipo de alegría, gratitud y amor que tengo la gran fortuna de experimentar a diario”, dijo.

“Si la gente no me cree y si no le gusto, ellos se lo pierden, nunca van a ganar unas olimpiadas”.

El moderador dijo “siguiente pregunta, por favor” cuando el reportero intentó indagar nuevamente.

El tenista Peng Shuai estaba entre la audiencia que miraba a Gu el martes. Peng, cuyo bienestar despertó la preocupación internacional después de que desapareció del ojo público durante varias semanas, luego de una publicación en las redes sociales en noviembre que alegaba que un alto funcionario chino la agredió sexualmente, vestía un gorro de punto negro con anillos olímpicos blancos y una chaqueta negra con una bandera china. Aplaudió con frecuencia, asintiendo ocasionalmente y saludando a la cámara.

La tenista china Peng Shuai observa durante la final de esquí libre femenino el día 4 de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, en el Big Air Shougang, el 8 de febrero de 2022 en Beijing, China. (Richard Heathcote/Getty Images)

Los organismos y funcionarios internacionales siguen preocupados por la seguridad y el bienestar de Peng a pesar de su resurgimiento, creyendo que sus apariciones y declaraciones están estrictamente controladas por las autoridades chinas. Peng a principios de esta semana se retractó de sus acusaciones en una entrevista supervisada con el periódico francés L’Equipe dentro de la villa olímpica, al tiempo que anunció su retiro del deporte.

Cuando se le preguntó sobre la situación de Peng, Gu eludió la pregunta y respondió que era un “gran honor” que ella “prestaría atención a deportes de nicho más pequeños como el esquí libre”.

Gu Ailing Eileen, medallista de oro de China, celebra en el podio durante la ceremonia de victoria de esquí libre big air femenino, en la Plaza de Medallas de Beijing, el 8 de febrero de 2022. (MANAN VATSYAYANA/AFP vía Getty Images)

“Estoy realmente agradecida de que ella esté… sí, feliz y saludable y aquí afuera y haciendo lo suyo de nuevo”.

Mientras tanto, las autoridades chinas no han dudado en mostrar su cariño por Gu.

El martes, el organismo de control anticorrupción de China, que normalmente no comenta sobre deportes, publicó una entrevista exclusiva con Gu, donde compartió sobre el diseño del dragón en su traje de esquí. Quería “mostrar elementos chinos a amigos de todo el mundo”, dijo.

En la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Beijing estaba “extremadamente emocionada” de usar el vestido, con el rojo que se usa en la bandera del Partido Comunista Chino, para la delegación deportiva china, dijo Gu, y agregó que quería llevárselo a casa para poder usarlo en el futuro.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.