China roba sus datos de envío

El programa de logística rastrea el 90 por ciento de los buques portacontenedores en tiempo real
Por Anders Corr
23 de Septiembre de 2022 6:35 PM Actualizado: 23 de Septiembre de 2022 6:35 PM

Opinión

China se adelantó a Estados Unidos al introducir en el mercado un importante sistema de tecnología de la información mientras nosotros dormitábamos. La tecnología, llamada LOGINKsupuestamente rastrea el 90 por ciento de los buques portacontenedores del mundo en tiempo real, incluyendo detalles granulares sobre miles de contenedores por buque y paquetes por contenedor.

Beijing proporciona la tecnología de forma gratuita a los puertos y transportistas de todo el mundo. El costo es la confidencialidad de la información sobre envíos, precios, aduanas e incluso información militar que se pierde en Beijing, que casi con seguridad la hackea a través de las puertas traseras de LOGINK y sin notificar a los usuarios.

LOGINK, que comenzó en 2007 como una iniciativa provincial china, creció hasta convertirse en una red regional con Japón y Corea del Sur en 2010 y a nivel mundial a partir de 2014, según un informe del Congreso estadounidense del 20 de septiembre. “La plataforma patrocinada y respaldada por el Estado se ha ampliado ahora para asociarse con más de 20 puertos de todo el mundo, así como con numerosas empresas chinas e internacionales”.

Recién ahora, 15 años después de su creación, Estados Unidos se está preparando para afrontar el peligro. El informe de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos y China (USCC) tiene 16 páginas llenas de pruebas sobre cómo el Partido Comunista Chino (PCCh) está robando los datos de transporte marítimo del mundo.

En julio, la representante Michelle Steel (R-Calif.) presentó una legislación para prohibir LOGINK. “Solo se ha votado la versión de la Cámara”, según un correo electrónico del personal de Steel. “Esa versión incluía la enmienda de la Rep. Steel para prohibir que el ejército estadounidense use LOGINK. La representante Steel presentó un proyecto de ley aparte que prohibiría a todo el gobierno federal y a los contratistas del gobierno usar LOGINK”.

Contenedores de envío en un buque de Cosco Shipping, en el Puerto de Long Beach, en Long Beach, California, el 23 de agosto de 2019. (Frederic J. Brown/AFP/Getty Images)

El sistema chino puede sonar como un remanso de la economía global. Sin embargo, la industria de logística de terceros tiene un valor de casi USD 1 billón, y el mercado de servicios de transporte de carga tiene un valor de casi USD 200,000 millones. Por supuesto, el PCCh quiere una gran parte de eso.

LOGINK “tiene acuerdos de cooperación con al menos 24 puertos, puertos francos y operadores portuarios fuera de China, incluidos doce en Asia, nueve en Europa y tres en el Medio Oriente”, según el informe de la USCC.

Las empresas de envío más grandes de China, incluidas Alibaba y COSCO, de propiedad estatal, son socios de LOGINK. COSCO “actualmente opera terminales en Long Beach, Los Ángeles y Seattle, lo que permite a LOGINK acceder a datos sobre buques, contenedores y otros datos en esos puertos”, dice el informe.

El Puerto de Los Ángeles es miembro de una organización internacional que podría compartir datos con LOGINK sobre el estado de los buques y contenedores de 70 puertos y 10 aeropuertos.

LOGINK también está ampliando su cooperación con organizaciones internacionales, como las Naciones Unidas y la Organización Internacional de Normalización, para establecer estándares a nivel regional e internacional que beneficien el liderazgo de China no solo en la logística del transporte marítimo, sino también en otras tecnologías adyacentes.

LOGINK está integrado con la red Cainiao de China de más de 200 almacenes globales. “En los últimos años, Cainiao se ha centrado en la expansión en Europa, construyendo un importante centro en el aeropuerto de Lieja en Bélgica; lanzando almacenes regionales en Madrid, París, Bremen y Roma y anunciando planes para varios más a finales de 2021; y estableciendo una flota de camiones intraeuropea y un sistema de casilleros de entrega en toda Europa”, según el informe.

Señala que el sistema proporciona a China una importante ventaja comercial, ya que “una logística agilizada desde una fábrica en China hasta un mayorista europeo puede marcar la diferencia entre que el mayorista compre a China o a un proveedor de la eurozona”.

El sistema de información LOGINK utiliza el sistema de navegación satelital Beidou de China. Es una parte clave de la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China (BRI, también conocida como “Una Franja, Una Ruta”), que es el núcleo económico de los planes de Beijing para una hegemonía mercantilista y global.

Foto de la época
Un cohete Long March 3B que transporta el satélite Beidou-3GEO3 despega del Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang en Xichang, en la provincia de Sichuan, suroeste de China, el 23 de junio de 2020. (STR/AFP a través de Getty Images)

LOGINK forma parte del “sistema de transporte inteligente” de China en una “Ruta de la Seda Digital” que eventualmente podría hacer posible el control político del comercio internacional a través del sistema centralizado de Beijing.

El PCCh puede ampliar su control global mediante el uso de datos de LOGINK para apuntar con precisión a la coerción económica contra los aliados de EE. UU. o interceptar los envíos militares de EE. UU. en tiempos de crisis, por ejemplo.

Al igual que con otras áreas de expansión del PCCh, Estados Unidos y sus aliados deben ser mucho más duros con LOGINK—y con rapidez. Además de la legislación de Steel, las empresas estadounidenses, europeas, japonesas y surcoreanas deberían dejar de usar el sistema voluntariamente.

Estados Unidos y sus aliados deben trabajar juntos para ofrecer a los transportistas del mundo un sistema alternativo de información y facilitación de logística marítima que sea superior a LOGINK y gratuito.

Este sistema debería extenderse a África, América Latina y Asia, dejando claro que los privilegios comerciales en las economías de Estados Unidos y sus aliados son un privilegio, no un derecho, y que los países y las empresas solo gozarán de esos privilegios cuando se nieguen a utilizar sistemas de información como LOGINK, asociados al PCCh y otros regímenes totalitarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.