China roba talento e investigación del extranjero por sus ambiciones de ser líder mundial en alta tecnología

23 de Diciembre de 2017 Actualizado: 23 de Diciembre de 2017

Como parte de un ambicioso plan para convertirse en líder mundial de tecnología avanzada, China está atrayendo talento de fuera -tanto chinos étnicos como extranjeros- para ayudar a que el país gane ventaja.

El régimen chino introdujo el Plan de los Mil Talentos en diciembre de 2008 para reclutar agresivamente a personas prometedoras en las áreas de ciencia y tecnología. Múltiples partes del gobierno están involucradas, entre ellas el Departamento Central de Organización, el Departamento Central del Frente Unido del Trabajo, el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Oficina de Asuntos Chinos en el Extranjero del Consejo de Estado y la Academia China de Ciencias, según consta en el sitio web oficial del programa.

Más de 7.000 profesionales, expertos y empresarios de alto nivel tanto chinos como extranjeros que estudiaron o vivieron en el extranjero han retornado a China con este programa y la mayoría de ellos proviene de importantes universidades, institutos de investigación y empresas internacionales alrededor del mundo, así lo reportó el sitio web en noviembre. El programa cuenta con seis ganadores del Premio Nobel entre sus participantes.

Si los grandes talentos chinos fueran a regresar a su país, recibirían un paquete de 1 millón de yuanes (U$S151.140) por única vez y les garantizarían empleo con un puesto profesional o de liderazgo en una universidad, instituto de investigación o empresa estatal, entre otros.

También les ofrecen trabajo a sus cónyuges y sus hijos tendrían garantizada la admisión en las escuelas locales. Los jóvenes profesionales de menos de 40 años de edad, recibirían una suma total de 500.000 yuanes (U$S 75.560), además de un subsidio para investigación de entre 1 y 3 millones de yuanes (U$S154.140 a U$S 453.450).

El programa también apunta a expertos no chinos que recibirían, además de su salario, una suma total de 1 millón de yuanes en subsidios de investigación y un adicional de 3 a 5 millones de yuanes (U$S 453.450 a U$S 755.400) concedido a través de sus empleadores. Se les requiere trabajar por más de nueve meses al año en China y por tres años consecutivos.

El esfuerzo de reclutamiento asumió diferentes nombres y fue liderado por diferentes organizaciones a lo largo de los años. Por ejemplo, el precursor del Plan de los Mil Talentos fue creado en 1994 por la Academia China de Ciencias (ACC) y se llamó el Plan de los Cien Talentos.

A fines de los años 2000 el paquete ascendía a 2 millones de yuanes para cada uno de los apenas 100 candidatos que se reclutaban cada año. Según el motor de búsqueda más importante de China, Baidu, para el año 2009, el programa de la Academia China de Ciencias había reclutado con éxito alrededor de 1.200 personas y 29 de ellas fueron nominadas para ser académicos en la ACC.

Estrellas extranjeras y amor por la tierra natal

El programa de los Mil Talentos reclutó a algunos académicos estrella del extranjero. Lee Chang-hee, un profesor surcoreano que actualmente está a cargo del Instituto Internacional Liangjiang de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Chongqing en China, anteriormente fue jefe de tecnología de la empresa de fibras ópticas Novera Optics Korea y profesor del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea, que está entre los más importantes en materia de innovación. Además, es un renombrado investigador en sistemas de comunicación óptica, es autor de más de 400 artículos académicos y registró más de 130 patentes. Fue nombrado becario del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de EE.UU.

Según un reporte del 2 de agosto por el portal de noticias chino Sina, Lee recibió un pago por única vez de 1 millón de yuanes, más 8 millones de yuanes (U$S 1,2 millones) en subsidios de investigación. Además, recibirá un subsidio -de una cantidad que no supere el 60 por ciento de su salario- durante tres años y otros beneficios preferenciales en vivienda, cuidado médico, seguro, impuestos y trato preferencial en las aduanas al viajar.

Muchos profesores chinos en Estados Unidos han regresado a China por el programa de los Mil Talentos. Por ejemplo, Den Weiwei, profesor asociado con un doctorado de la Universidad de Yale, cuya carrera académica incluye cinco años como profesor auxiliar de la Universidad de Florida Central y dos años como profesor auxiliar de ingeniería mecánica en el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, regresó a China en abril. Desde entonces tomó un puesto como profesor del Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial de la Universidad Sureña China de Ciencia y Tecnología, una universidad pública bajo la administración del gobierno provincial de Guangdong.

Aunque no se sabe exactamente cuánto recibió Deng entre salario y beneficios con este programa, su deseo de trabajar en China fue fuerte y claro. Según el sitio web de reclutamiento del programa, Deng dijo que seguía con interés las noticias en las redes sociales de sus amigos de China continental para presenciar el exitoso lanzamiento del Tiangong-2, un laboratorio espacial chino, el 15 de septiembre de 2016.

“Temo que sería demasiado tarde si no regreso pronto [a China]. No quiero estar a un lado viendo el desarrollo de mi tierra natal”, expresó Deng, según el sitio web de reclutamiento.

Iniciativa individual

Los esfuerzos de reclutamiento no se limitan a las autoridades centrales de institutos estatales. Todas las provincias, ciudades y universidades tiene programas de reclutamiento para hacer regresar el talento en el extranjero y a menudo apelan a sentimientos nacionalistas para persuadirlos de que ayuden a que el país salga adelante.

Según el sitio web en inglés radicado en Beijing Sino-US.com y el sitio web del gobierno provincial de Zhejiang, Cui Ping, exdirector del Instituto Ningbo de Tecnología Industrial realizó muchas ferias de empleo en el extranjero para reclutar talento chino, incluidas dos ferias en el Silicon Valley en diciembre de 2013. Cui reclutó con éxito más de 200 personas para trabajar en el instituto Ningbo.

El 17 de octubre, el periódico estatal China Daily reportó que la Universidad de Wuhan, que es administrada por el Ministerio de Educación de China, envió una delegación encabezada por el presidente de la universidad a un evento de reclutamiento en la Universidad de California-Berkeley.

Muchos exitosos empresarios chinos que regresaron a su país por sí mismos fueron desde entonces designados en puestos de consultoría especial por el programa de los Mil Talentos, de manera que puedan ayudar a reclutar más talentos de regreso a casa. Un ejemplo bien conocido es el de Robin Li, quien retornó a China a fines de 1999 luego de una exitosa carrera en Estados Unidos desarrollando programas para The Wall Street Journal y trabajando como ingeniero de planta en Infoseek, una empresa de motores de búsqueda.

En el año 2000, Li fundó el motor de búsqueda chino Baidu. Luego reclutó con éxito a Xu Wei, quien dejó su puesto como científico experimentado en Facebook para unirse en 2013 al Instituto de Aprendizaje Profundo de Baidu, un laboratorio de investigación de inteligencia artificial, de acuerdo con lo informado por Baidu. El mismo año, Li también logró reclutar a Wu Ren, quien dejó su trabajo en Advanced Micro Devices, una empresa de semiconductores estadounidense, como arquitecto de software en jefe de sistemas de arquitectura heterogénea.

China planea convertirse en líder mundial en microchips avanzados y tecnología de inteligencia artificial. Aunque al gigante asiático aún le falta mucho en el desarrollo de su industria de semiconductores, actualmente se ubica segunda después de Estados Unidos como el país con el mayor número de empresas de inteligencia artificial.

TE RECOMENDAMOS