China tardó 10 días en confirmar el brote de la “Peste Negra”

Por Chriss Street
19 de Noviembre de 2019 Actualizado: 19 de Noviembre de 2019

Análisis de noticias

China violó las pautas de la Organización Mundial de la Salud luego que este mes no revelara que tuvo dos casos de un tipo de peste neumónica que causó la “Peste Negra“.

El Dr. Li Jifeng del Hospital Chaoyang de Beijing, el principal centro de tratamiento y de cuarentena de enfermedades infecciosas del país, publicó un comentario en el sitio de redes sociales WeChat el 3 de noviembre que describe los síntomas de un esposo y una esposa que fueron transferidos de Mongolia Interior para recibir tratamiento en el hospital. Ambos pacientes tenían fiebre alta y jadeaban por aire.

Los censores chinos eliminaron rápidamente la publicación y no hubo más información local o internacional en los siguientes diez días por parte del Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades de que los médicos estaban tratando a la pareja por peste neumónica; el mismo hilo que causó la “Peste Negra” entre 1347 y 1351, matando de 75 a 200 millones de personas en toda Eurasia en la peor pandemia de la historia.

La peste de la bacteria Yersinia pestis es una enfermedad muy grave en las personas. Las personas infectadas pueden desarrollar síntomas después de un período de incubación de uno a siete días. La tasa de letalidad no tratada para la peste bubónica más común transmitida desde pequeños mamíferos y sus pulgas es entre 30 y 60 por ciento.

Pero el índice de letalidad de la peste neumónica diagnosticada en China es del 100 por ciento, si no se trata. La cepa neumónica también puede propagarse mucho más rápido porque puede transmitirse de un humano infectado a muchos humanos sanos a través de la inhalación de gotas respiratorias debido a la tos y los estornudos.

Los CDC de China trataron de tranquilizar al público el 13 de noviembre de que se había reunido un equipo de once expertos de los principales hospitales de la nación para ofrecer orientación y consulta para que “se puedan tomar más medidas de prevención y control”.

Pero la declaración se produjo a pesar de la existencia conocida de otro paciente de la Región Autónoma de Mongolia que comenzó a mostrar síntomas de la peste bubónica el 5 de noviembre después de comer un conejo. El medio estatal de noticia chino, Xinhua, no informó el brote hasta doce días después, el 17 de noviembre. Veintiocho personas que tuvieron contacto cercano con el paciente fueron puestas en cuarentena.

La pareja infectada por la peste que fue diagnosticada en Beijing el 3 de noviembre inicialmente buscó atención diez días antes en un hospital a 250 millas al norte, en una zona desolada y fría de Mongolia Interior que se cruza con las fronteras de China, Mongolia y Corea del Norte. .

China no ha sabido qué medios de transporte se usaron para transferir a la pareja a Beijing, y si alguna persona china expuesta a la Peste Negra durante el largo viaje o en Beijing está siendo puesta en cuarentena.

El nuevo artículo de Foreign Policy titulado “La verdadera razón del pánico sobre el brote de peste de China” advierte que Beijing, “en lugar de preocuparse por los gérmenes y su propagación, el gobierno parece motivado principalmente por el deseo de controlar la reacción pública sobre la enfermedad”. Debido a la falta de divulgación “la respuesta del público ahora se está desviando hacia una especie de pánico inspirado por la peste”.

Si el objetivo de China era ocultar la plaga, la medida se ha disparado y el público ha expresado su extremo temor en Weibo y otras plataformas de redes sociales. Los residentes de Beijing recuerdan que el Hospital Chaoyang, en una falta similar de transparencia, ocultó a las víctimas de la epidemia de SARS de 2003, “negando durante semanas que el virus hubiera llegado a Beijing”.

China sabe cuán peligrosa es la peste y qué tan rápido se puede propagar. A finales de 1800, la “peste moderna” que comenzó en China mató a unos 10 millones de personas en todo el mundo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. Durante el Gran Salto Adelante de Mao Zedong , más de 1,500 millones de ratas fueron asesinadas en grandes campañas campesinas con la esperanza de erradicar la plaga.

En julio de 2014, China cerró la ciudad de Yumen y puso en cuarentena a más de 30.000 personas después de que un hombre de 38 años muriera por la peste bubónica. La víctima contrajo la peste después de que supuestamente cortara una marmota para alimentar a su perro. El hombre desarrolló fiebre y ganglios linfáticos dolorosamente inflamados, médicamente conocidos como “bubones”, en menos de 24 horas y murió al día siguiente.

La Organización Mundial de la Salud recibió informes de 3248 casos y 584 muertes por peste entre 2010 y 2015. Actualmente, los tres países más endémicos son la República Democrática del Congo, Madagascar y Perú.

Chriss Street es un experto en macroeconomía, tecnología y seguridad nacional. Se ha desempeñado como CEO de varias compañías y es un escritor activo con más de 1500 publicaciones. También ofrece regularmente conferencias de estrategia a estudiantes graduados en las mejores universidades del sur de California.

Descubre a continuación

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

TE RECOMENDAMOS