China y otros regímenes avivan la “represión transnacional” para silenciar a los periodistas, según Informe

Los reporteros exiliados se enfrentan diariamente a amenazas de daños físicos, encarcelamiento, acoso en Internet y represalias contra familiares

Por Dorothy Li
07 de Diciembre de 2023 6:06 PM Actualizado: 07 de Diciembre de 2023 6:06 PM

A medida que China, Rusia y decenas de regímenes autoritarios estrechan el cerco sobre los medios de comunicación, un número creciente de periodistas se ven obligados a vivir en el exilio. Pero informar desde países democráticos no puede garantizar su libertad y seguridad, según un nuevo informe.

Los periodistas “se enfrentan cada vez más a la amenaza de la represión transnacional en sus nuevos hogares en el extranjero”, afirma Freedom House, organización sin ánimo de lucro con sede en Washington, en su último informe, publicado el 6 de diciembre.

El think tank registró 112 incidentes de “represión física transnacional” contra periodistas entre 2014 y 2023. Esos datos, afirma, representan “solo una fracción del fenómeno, ya que muchos incidentes no se denuncian o son extremadamente difíciles de verificar de manera concluyente.”

A pesar de vivir en el extranjero, los periodistas siguen bajo la amenaza constante de sufrir daños físicos, detenciones, entregas, difamaciones y “otros esfuerzos que degradan su moral y su compromiso con la profesión”, afirma el informe. Cita el caso del columnista del Washington Post Jamal Khashoggi, crítico con el gobierno saudí que vivía exiliado en Virginia antes de ser asesinado en el interior del consulado saudí en Estambul en 2018.

El acoso digital también figura entre las tácticas empleadas por los regímenes autoritarios. El informe señala que mujeres periodistas que cubrían noticias sobre China desde el extranjero dijeron que su información privada y su ubicación se publicaron en línea.

Para silenciar a los periodistas, los regímenes autoritarios han tratado de presionar a sus familiares en casa. Varios reporteros uigures residentes en Estados Unidos declararon a Freedom House que “perdieron o se vieron obligados a cortar el contacto con sus familiares” en la región china de Xinjiang, en el extremo occidental del país.

Más de un millón de uigures y muchos otros grupos minoritarios musulmanes fueron enviados a una vasta red de campos de reclusión en Xinjiang y sometidos a adoctrinamiento de alta presión, trabajos forzados y otras formas de abuso. El régimen comunista chino los denominó escuelas de reeducación y vinculó su represión a la lucha antiterrorista, pero Estados Unidos y otras democracias occidentales han calificado las acciones de Beijing de “genocidio.”

“Las autoridades chinas han amenazado y detenido sistemáticamente a familiares de periodistas uigures en el exilio, dejándolos a menudo sin información sobre el paradero o el estado de sus parientes”, afirma el informe.

Además de China, otros países como Rusia, Bielorrusia, Arabia Saudí, Irán, Pakistán y Camboya también han sido señalados como objetivos de los periodistas en el extranjero. El informe identifica un total de 26 gobiernos de todo el mundo implicados en la “represión transnacional” de reporteros durante la última década.

“El último capítulo del creciente libro de jugadas autoritario es perseguir a los periodistas exiliados que dicen la verdad sobre las prioridades, la actuación y las fechorías de un régimen”, declaró en un comunicado Michael Abramowitz, Presidente de Freedom House.

La organización instó a los gobiernos democráticos, a las organizaciones de la sociedad civil y a las organizaciones de medios de comunicación a apoyar mejor a los periodistas que viven en el exilio.

“A pesar de los peligros a los que se enfrentan, los periodistas exiliados siguen esforzándose por ofrecer información veraz sobre los abusos cometidos por los regímenes más represivos del mundo, incluso al público de esos países”, señala el informe. “Su trabajo y su seguridad merecen nuestro apoyo”.

Represión transnacional

El informe se publicó horas antes de que en otra audiencia del Congreso se debatiera sobre “la represión transnacional y los autoritarios que atacan a los disidentes en el extranjero”. Los legisladores y activistas presentes en la audiencia destacaron la campaña lanzada por el Partido Comunista Chino (PCCh).

Abramowitz declaró en la audiencia de la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado que China es el “país número uno” en represión transnacional.

Freedom House descubrió que el régimen chino fue responsable de alrededor del 30 por ciento de los más de 800 casos de represión transnacional cometidos por 39 gobiernos en 91 países entre 2014 y 2022 y que los objetivos incluyen periodistas, activistas de derechos humanos y otras diásporas.

El presidente de la comisión, el senador demócrata Ben Cardin, describió la campaña de represión transnacional del PCCh como “una de las más sofisticadas” del mundo.

“Por supuesto, lo niegan”, dijo Cardin refiriéndose a Beijing en su discurso de apertura. “Han dicho: ‘La acusación de represión transnacional es totalmente inventada’.

“Pero díganselo al patinador artístico olímpico cuyo padre participó en las protestas de la plaza de Tiananmen, o al veterano del ejército asiático-americano que se presentó como candidato al Congreso en Nueva York, o al periodista de Radio Free Asia que vive en Virginia. Beijing los persiguió a todos ellos y a sus familiares, tratando de conseguir registros fiscales, instalando cámaras en sus casas, acosándolos, encarcelando a sus familias en China”.

Cardin se refería a las personas perseguidas en una supuesta operación de espionaje que, según el Departamento de Justicia estadounidense, estaba vinculada al PCCh.

“Esta opresión no solo la sienten las víctimas directas de los agentes de estos regímenes -dijo-. Al perseguir a uno o dos críticos, envían un mensaje a toda la comunidad de exiliados: ‘Nunca estás a salvo en ningún sitio. Ni siquiera si estás en una nación democrática. Ni siquiera si tienes asilo político'”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.