Científico revela que los humanos tienen la capacidad de hacer predicciones sobre eventos futuros

Por MICHAEL WING
12 de Julio de 2022 6:15 PM Actualizado: 12 de Julio de 2022 6:15 PM

Los poderes psíquicos pueden sonar a superstición, pero la ciencia revela pruebas de que los humanos podrían tener cierta capacidad para ver el futuro.

Un fenómeno sobrenatural apodado “precognición” intrigó al profesor Daryl Bem, de la Universidad de Cornell, y lo llevó a realizar un estudio de ocho años con nueve experimentos diferentes, con más de 1000 participantes.

“De las diversas formas de percepción extrasensorial o psi, como la llamamos, la precognición siempre me intrigó más porque es la más mágica”, dijo Bem a Cornell Chronicle en diciembre del 2010. “Es la que más rompe nuestra noción de cómo funciona el mundo físico. Los fenómenos de la física cuántica moderna son igual de alucinantes, pero son tan técnicos que la mayoría de los no físicos no los conocen”.

Bem, que estudió física antes de convertirse en profesor universitario de psicología, puede tener contentos a algunos investigadores psíquicos con su estudio, pero confundió a otros investigadores más dudosos, a los que les preocupan los métodos de Bem, a pesar de que éstos son la corriente principal y están ampliamente aceptados en la comunidad científica.

Se interesó por el estudio de la precognición cuando le pidieron que encontrara fallos en el exitoso experimento de un investigador psíquico, pero no pudo.

“La investigación y este artículo están dirigidos específicamente a mis colegas psicólogos sociales”, dijo Bem. “Diseñé los experimentos para que fueran lo suficientemente persuasivos, sencillos y transparentes como para animarles a intentar replicar estos experimentos por sí mismos”.

Ingeniosamente, ideó un método que consistía en tomar “fenómenos bien conocidos en psicología e invertir su curso temporal”.

Normalmente, los científicos presentan primero los estímulos y luego miden la respuesta. Pero para su experimento, Bem hizo lo contrario, tomando lecturas antes de aplicar el estímulo. Conectó a los participantes a un equipo similar a un detector de mentiras para medir su respuesta emocional. A cada uno, sentado ante una pantalla de ordenador, se le mostraron imágenes seleccionadas al azar; la mayoría de ellas eran normales, pero algunas eran de imágenes eróticas o extremadamente negativas, como las consecuencias de una escena de asesinato sangrienta.

“Su fisiología salta cuando ve una de esas imágenes después de ver una serie de paisajes o imágenes neutras”, dijo Bem. “Pero el hallazgo más notable es que la fisiología salta antes de que la imagen provocativa aparezca en la pantalla, incluso antes de que el ordenador decida qué imagen mostrar. Esto demuestra que la fisiología puede anticiparse a un acontecimiento próximo, aunque la conciencia no lo haga”.

Se demostró que los participantes en los nueve experimentos eran capaces de predecir acontecimientos futuros. En otro experimento, se presentó a los sujetos una lista de palabras en un monitor y se les pidió que las volvieran a escribir de memoria después. A continuación, el ordenador seleccionó al azar algunas de esas palabras; se pidió a los participantes que volvieran a escribir las que recordaban en una práctica. Los resultados revelaron una marcada correspondencia con las palabras generadas por el ordenador, lo que indica alguna forma de percepción de los acontecimientos futuros.

Solo uno de los nueve experimentos no validó la hipótesis de Bem de que los fenómenos psíquicos existen. Dijo que las probabilidades de que estos resultados fueran solo producto del azar eran de 1 entre 74,000 millones.

El profesor de psicología, que llegó a Cornell en 1978 y se jubiló en 2007, dijo que rara vez trabaja en un solo tema durante ocho años, como lo hizo en esta ocasión, “pero éste era un tema importante y me pareció algo apropiado para terminar mi carrera”. La revista en la que aparecerá es la misma que publicó mi primer artículo hace 50 años”, añadió.

Emprendió el estudio de lo sobrenatural porque la investigación actual apoya firmemente que es real. “Fui con el optimismo de que sería capaz de encontrarlo con estos experimentos”, dijo. “Cuando empecé a obtener resultados positivos, mi equipo de investigación universitario pareció desconcertado por mi entusiasmo y me dijo: ‘¿Pero no nos dijiste que pensabas que esto funcionaría?

“Les dije que sí, pero cuando los veo funcionar de verdad, eso es muy diferente”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.