Científicos piden “adecuada investigación” a teoría del origen de laboratorio del virus del PCCh

Por Eva Fu
15 de Mayo de 2021
Actualizado: 15 de Mayo de 2021

Un grupo de investigadores internacionales está presionando para que se lleve a cabo una “investigación adecuada” sobre los orígenes del COVID-19, que incluya examinar la teoría del accidente de laboratorio que una encuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) descartó previamente.

La misión dirigida por la OMS en Wuhan, que hizo públicas sus conclusiones a fines de marzo, no dio una “consideración equilibrada” a la teoría de que el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) proceda de un accidente de laboratorio, sino que dio más peso a la hipótesis de la propagación natural, es decir, que el virus se extendió a los humanos a través de un huésped animal, argumentaron los científicos en una carta publicada el 14 de mayo en Science, una revista académica revisada por pares.

La carta está firmada por 18 expertos médicos especializados en virología, biología, inmunología y epidemiología.

El equipo de la OMS evaluó la teoría del origen animal como “de probable a muy probable” y la otra teoría como “extremadamente improbable”, a pesar de no tener “ningún hallazgo que apoye claramente ninguna de las dos”, escribieron y señalaron que de 313 páginas en total, el informe sólo dedicaba cuatro a abordar un posible accidente de laboratorio.

“Nosotros debemos tomar en serio las hipótesis sobre los vertidos naturales y de laboratorio hasta que tengamos datos suficientes”, dijeron los autores. “Una investigación adecuada debe ser transparente, objetiva, basada en datos (…) y gestionada de forma responsable para minimizar el impacto de los conflictos de intereses”.

Personal de seguridad hace guardia fuera del Instituto de Virología de Wuhan en Wuhan, China, mientras los miembros del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investiga los orígenes de COVID-19 hacen una visita, el 3 de febrero de 2021. (Hector Retamal /AFP vía Getty Images)

La carta se suma a los crecientes esfuerzos que buscan una investigación completa sobre los orígenes del virus del PCCh, causante de la enfermedad COVID-19, desde que se publicó el informe de la OMS, del que los críticos dijeron que la investigación carecía de independencia y permitía a Beijing tener una mano dura.

Estados Unidos, la Unión Europea y más de una docena de países expresaron su preocupación por el estudio de la OMS, señalando el importante retraso del informe y la negativa de Beijing a proporcionar datos sin procesar cruciales.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, también señaló las dificultades para acceder a los datos de China. Él dijo que la posibilidad de una fuga en el laboratorio “requiere más investigación” y añadió que “todas las hipótesis siguen sobre la mesa”.

“En esta época de desafortunado sentimiento antiasiático en algunos países, observamos que al principio de la pandemia fueron médicos, científicos, periodistas y ciudadanos chinos los que compartieron con el mundo información crucial sobre la propagación del virus, a menudo con un gran coste personal”, dijeron los autores de la carta del 14 de mayo. “Nosotros deberíamos mostrar la misma determinación a la hora de promover un discurso desapasionado basado en la ciencia sobre esta difícil pero importante cuestión”.

Teoría del escape del laboratorio

Funcionarios de Estados Unidos y de otros países se enfocaron en la teoría del accidente de laboratorio a pesar del esfuerzo de Beijing por desvincular tales vínculos.

El exsecretario de Estado, Mike Pompeo, y Robert Redfield, exdirector de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, y el exinvestigador principal de COVID-19, David Asher, sugirieron que lo más probable es que el virus proceda de un laboratorio de Wuhan, donde aparecieron los primeros grupos de virus.

Un guardia lleva equipo de protección mientras se encuentra en la entrada del centro provincial de Hubei para el control y la prevención de enfermedades mientras los miembros del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que investigan los orígenes del COVID-19, visitan el centro localizado en Wuhan, China, el 1 de febrero de 2021. (Hector Retamal/AFP vía Getty Images)

Una hoja informativa del Departamento de Estado, publicada durante los últimos días por la Administración Trump, sugiere que varios investigadores del Instituto de Virología de Wuhan (WIV) enfermaron en otoño de 2019 con síntomas similares al COVID-19.

“Hay enormes evidencias de que ahí es donde empezó esto”, dijo Pompeo sobre el laboratorio en el programa This Week de la cadena ABC el 1 de mayo. “Hemos dicho desde el principio que este era un virus que se originó en Wuhan, China. Desde el principio recibimos muchas críticas por ello. Pero creo que el mundo entero puede verlo ahora”.

Pompeo señaló que el régimen chino tiene “un historial de baja calidad en el funcionamiento de los laboratorios”.

“No son las primeras veces que el mundo está expuesto a virus como resultado de fallas en un laboratorio chino”, dijo Pompeo, negándose a decir si cree que el virus fue liberado intencionadamente.

El Instituto de Virología de Wuhan (WIV) alberga el único laboratorio P4 de China, el de mayor nivel de bioseguridad, que ha trabajado durante años con los líderes militares chinos en proyectos financiados por el Estado.

Años antes de la pandemia, los científicos militares chinos habían discutido planes para liberar un coronavirus SARS de bioingeniería para avanzar en los objetivos de Beijing.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS