Cierra otro importante proyecto chino de microchips

Por Frank Yue
18 de Diciembre de 2020
Actualizado: 18 de Diciembre de 2020

Un proyecto de fabricación de chips de nueve meses en la provincia de Guangdong, en el sur de China, cesó sus operaciones, según los medios de comunicación chinos.

Guangzhou Haixin Semiconductors, el cual se lanzó el 18 de marzo, cerró sus puertas recientemente.

Hasta ahora, el fabricante de chips no ha proporcionado una explicación.

Poco después de que la empresa comenzara a operar, el gobierno local la identificó como un proyecto clave. Con un capital registrado de mil millones de yuanes (alrededor de USD 153 millones), el proyecto tenía una capacidad anual planificada de 500,000 chips. Su objetivo era fabricar dispositivos eléctricos, MOSFET (transistores de efecto de campo de semiconductores de óxido metálico), IGBT (transistores bipolares de puerta aislada), circuitos integrados analógicos digitales y microcomputadoras de un solo chip.

Ola de cierres de proyectos tras “fiebre del chip”

Actualmente, China depende en gran medida de los chips semiconductores importados, que se utilizan en casi todos los sistemas electrónicos, desde computadoras y teléfonos celulares hasta misiles y aviones de combate. En los últimos años, el deterioro de los lazos entre Estados Unidos y China ha conducido al régimen chino a desarrollar la industria de chips del país.

Beijing anunció a través de su política industrial de “Hecho en China 2025” que busca producir a nivel nacional el 70 por ciento de sus necesidades de semiconductores para 2025. El 3 de septiembre, el régimen prometió gastar 1.4 billones de dólares adicionales hasta 2025 para impulsar su industria de semiconductores, según Bloomberg, citando fuentes no identificadas.

En consecuencia, los gobiernos de todos los niveles se apresuraron a implementar políticas favorables para estimular la industria de los chips y se han multiplicado nuevos proyectos de semiconductores.

Sin embargo, una serie de fallas en los proyectos de semiconductores podría terminar con la “fiebre de los chips” a nivel nacional.

El 28 de agosto, las autoridades locales de la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, confirmaron que Wuhan Hongxin Semiconductor Manufacturing Co. cerró debido a la ruptura de la cadena de capital.

El proyecto Wuhan Hongxin presuntamente recibió una inversión de 128,000 millones de yuanes (alrededor de USD 19,600 millones), el cual fue etiquetado como un proyecto “estrella” por el gobierno local.

En mayo de 2020, una corte local de la ciudad de Nanjing, provincia de Jiangsu ordenó a Tacoma (Nanjing) Semiconductor Technology Co. presentar una solicitud de liquidación y quiebra. Tacoma se estableció en diciembre de 2015 y presuntamente recibió una inversión total de USD 2500 millones.

A principios de 2019, Guizhou Huaxintong Semiconductor Technology Co. cerró. La compañía fue una empresa conjunta creada en 2016 por el fabricante de chips Qualcomm con sede en EE. UU. y el gobierno provincial de Guizhou.

Según la base de datos de empresas chinas Tianyancha, del 1 de enero al 27 de octubre, el sector de circuitos integrados de China aumentó por 58,000 este año, con un crecimiento sin precedentes de más del 30 por ciento. Esto significa que cada día se registran cerca de 200 nuevas empresas de circuitos integrados en China.

Wang Zhijun, viceministro del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China, declaró en un foro nacional de desarrollo y planificación el 28 de noviembre que el PCCh ha invertido ciegamente en la industria de fabricación de chips de China que solo ha producido proyectos incompletos, según el portal de noticias chino Sina.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Mire a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS