Cinco practicantes de Falun Gong fueron perseguidos hasta morir en cárceles negras del PCCh

Por Li Chen
04 de Mayo de 2021
Actualizado: 04 de Mayo de 2021

Del 14 de marzo al 12 de abril de 2021, en menos de un mes, al menos cinco practicantes de Falun Gong en China continental fueron perseguidos directamente hasta morir en las cárceles, centros de detención y otros lugares de detención del Partido Comunista Chino (PCCh).

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una práctica espiritual enraizada en la tradición budista, que atrajo entre 70 y 100 millones de seguidores a finales de la década de 1990. Los practicantes proceden de todos los ámbitos, desde el gobierno central hasta familias ordinarias.

Temiendo su inmensa popularidad, el 20 de julio de 1999, el entonces líder del Partido, Jiang Zemin, lanzó una campaña para eliminar Falun Gong, y desde entonces, los practicantes de Falun Gong de todo el país han perdido su libertad de creencia,  sin poder practicar libremente estos pacíficos ejercicios en el país. Millones de personas inocentes en China han sido despedidas de sus trabajos, expulsadas de la escuela, encarceladas, torturadas o asesinadas simplemente por practicar Falun Gong. Se les lava el cerebro, se les tortura e incluso se les mata por sus órganos, según el Centro de Información de Falun Dafa.

Lu Guanru

Según un informe de Minghui, el 4 de abril de 2021, el practicante de Falun Gong Lu Guanru murió de una embolia hemorrágica tras ser perseguido en la prisión de Tai Lai en Daqing, provincia de Heilongjiang. Tenía 69 años.

El practicante de Falun Gong Lu Guanru fue perseguido hasta la muerte en la prisión de Tai Lai en Daqing, provincia de Heilongjiang, el 4 de abril de 2021. (Minghui.org)

Minghui es “un sitio web dedicado a informar sobre la comunidad de Falun Gong en todo el mundo”, dice la introducción en su sitio web oficial.

Lu era un antiguo empleado de la Compañía de Construcción de Viviendas de la Oficina Administrativa de Petróleo de Daqing y estaba a cargo de la planificación de los costes de construcción de viviendas. Comenzó a practicar Falun Gong en 1994 y siguió las enseñanzas de Falun Gong de ser verdadero, compasivo y tolerante en su trabajo y en su vida. Fue premiado como trabajador avanzado cada año por su trabajo.

El 9 de noviembre de 2018, Lu fue secuestrado. Ese día, en la zona de Daqing de la provincia de Heilongjiang, la policía secuestró a más de 60 practicantes de Falun Gong y allanó ilegalmente las casas de casi 100 personas. Se dice que la policía siguió una lista para detener a las personas.

Durante el periodo en que estuvo detenido ilegalmente en el Centro de Detención de Daqing, Lu fue alimentado a la fuerza, lo que le causó una hemorragia estomacal y lesiones que pusieron en peligro su vida, y fue reanimado en el hospital varias veces.

Según el informe de Minghui, Lu “fue sometido a ataduras, congelación y tortura de pie”.

Recreación de la tortura: atado (Minghui.org)

El 1 de julio de 2019, Lu fue condenado a siete años de prisión por su fe y extorsionado con una multa de 6200 dólares. Fue detenido en la prisión de Tailai de Heilongjiang y perseguido hasta la muerte.

“Aunque la prisión de Tailai afirmó que el señor Lu Guanru, de 69 años, murió de un ataque, su familia sospecha que pudo haber sido torturado hasta la muerte”, informa Minghui.

Coronel retirado Gong Piqi

En la noche del 12 de abril de 2021, Gong Piqi, coronel retirado y practicante de Falun Gong de la ciudad de Qingdao, provincia de Shandong, fue perseguido hasta la muerte en la prisión de Jinan, provincia de Shandong. Tenía 66 años.

Gong Piqi, coronel retirado y practicante de Falun Gong, fue perseguido hasta la muerte en la prisión de Jinan la noche del 12 de abril de 2021. (Minghui.org)

Gong comenzó a practicar Falun Gong el 15 de agosto de 1999, después de que el PCCh comenzara a perseguir a Falun Gong.

Cuando los dirigentes de su unidad militar se enteraron de que Gong practicaba Falun Gong, le obligaron a retirarse anticipadamente.

Durante la persecución, Gong y su familia fueron secuestrados repetidamente por la policía del PCCh. El 20 de julio de 2018, Gong fue condenado ilegalmente a 7 años y medio de prisión por sus creencias. Posteriormente fue detenido en la prisión de la provincia de Shandong.

En la noche del 12 de abril de 2021, la familia y los amigos de Gong fueron notificados de que había muerto de una hemorragia cerebral repentina, y corrieron al Hospital Central de Jinan a la mañana siguiente con la esperanza de echar un vistazo a su cuerpo, pero fueron rechazados por el hospital y la prisión.

El vídeo de vigilancia de la prisión muestra que Gong no se encontraba bien la noche de su muerte y que había estado tumbado en la cama, durante la cual un médico de la prisión vino a tomarle la presión arterial y luego se marchó sin tomar ninguna medida. Hacia las 20:32 horas de esa noche, Gong cayó al suelo.

Al final, a pesar de la enérgica protesta de la familia de Gong, solo se permitió al hermano mayor y al sobrino de Gong echar un vistazo al cadáver, pero no se les permitió hacer fotos ni vídeos.

“La cabeza del Sr. Gong estaba herida e hinchada y había sangre en sus oídos, según su hermano”, según informa Minghui.

Contadora Mao Kun

El 11 de abril de 2021, Mao Kun, contadora y practicante de Falun Gong en la ciudad de Chengdu, provincia de Sichuan, fue perseguida hasta la muerte por las autoridades del Centro de Detención de la ciudad de Chengdu. Tenía 57 años.

Mao Kun, contable y practicante de Falun Gong, fue perseguido hasta la muerte por el Centro de Detención de la ciudad de Chengdu el 11 de abril de 2021. (Minghui.org)

El 10 de julio de 2019, un grupo de policías irrumpió en la casa de Mao en el nivel 3 de la unidad 4, bloque 81, Wulidun, ciudad de Chengdu. Uno de los policías era Meng Hong, de la estación de policía de Chadianzi, y había policías de la rama Jinniu de la Oficina de Seguridad del Estado de Chengdu. Mao y los cinco practicantes de Falun Gong que la visitaban fueron secuestrados.

“El brazo de la Sra. Mao fue roto y su cara fue golpeada durante el violento arresto”, dice el informe de Minghui.

El 28 de diciembre de 2020, Mao fue condenada ilegalmente a 11 años y medio de prisión. Ella presentó una apelación ante el tribunal. El caso sigue en apelación.

El 9 de abril de 2021, Mao fue trasladada repentinamente al Tercer Hospital Popular de Chengdu por el Centro de Detención de la ciudad de Chengdu para su resucitación. El centro de detención también notificó a su familia que solicitara la libertad condicional médica urgente para ella.

En la noche del 11 de abril de 2021, Mao falleció en el Tercer Hospital Popular de Chengdu. Su familia sigue esperando que se haga justicia.

Huang Qingdeng

El 26 de marzo de 2021, Huang Qingdeng, practicante de Falun Gong de 83 años de edad, del pueblo de Hongqiao, ciudad de Yueqing, ciudad de Wenzhou, provincia de Zhejiang, fue perseguido hasta la muerte en la prisión número 2 de Hangzhou.

Hacia las 14:00 horas del 26 de marzo, Huang fue enviado a su casa desde la prisión nº 2 de Hangzhou con una infusión de oxígeno.

“Todo su cuerpo estaba negro y azul. Su familia sospechaba que le habían administrado drogas tóxicas antes de ser liberado. Murió esa noche”, informó Minghui.

Huang fue secuestrado y su casa fue allanada el 17 de abril de 2019. Huang fue secuestrado porque utilizaba su teléfono móvil para contar la verdad sobre la persecución de Falun Gong.

El 12 de marzo de 2020, Huang fue condenado ilegalmente a siete años por el Tribunal Municipal de Yueqing y recluido en la prisión número 2 de Hangzhou, en la provincia de Zhejiang.

A mediados de noviembre de 2020, los funcionarios de la prisión llamaron y dijeron a su familia que Huang estaba en el hospital para ser reanimado. Los médicos dijeron que la vida de Huang corría peligro. Sin embargo, las autoridades penitenciarias se negaron a poner en libertad a Huang, de 83 años, por motivos médicos. Permaneció detenido hasta su muerte.

Guo Baojun

El 14 de marzo de 2021, el Centro de Detención de Zhengzhou nº 3, en la provincia de Henan, informó a la familia de Guo Baojun sobre su muerte.

El 19 de marzo, el Centro de Detención nº 3 de Zhengzhou leyó una carta de notificación a la familia de Guo en la que se les informaba del estado básico de Guo, y en la que se indicaba que Guo había muerto de insuficiencia respiratoria. Los familiares se negaron a firmar la carta de notificación y pidieron un informe de autopsia. Pero el centro de detención dijo que no había ningún informe de la autopsia. El centro de detención tampoco permitió a la familia ver el cuerpo de Guo.

La noche del 10 de noviembre de 2019, Guo fue secuestrado por la policía de la comisaría de Baizhai Town, Xinmi, ciudad de Zhengzhou, cuando distribuía materiales de la verdad de Falun Gong en un pueblo local. El 29 de junio de 2020, fue condenado ilegalmente a 2 años de prisión.

Durante más de un año, a su familia no se le permitió verlo hasta el 3 de diciembre de 2020, cuando su hijo recibió una llamada telefónica del Centro de Detención Nº 3 de la ciudad de Zhengzhou, diciendo que Guo Baojun estaba en el hospital.

Ese día, su hijo vio a Guo, que tenía un aspecto muy diferente al de hace seis meses. Según su hijo, Guo estaba demacrado. Tenía los párpados muy hinchados. Tenía una sonda gástrica en la nariz y un catéter en la parte inferior del cuerpo. Sus pies estaban bloqueados por un grillete del grosor de un dedo índice.

El 28 de diciembre de 2020, el hijo de Guo Baojun se puso en contacto con la policía del Tercer Centro de Detención de Zhengzhou y pidió ver a su padre. No obtuvo respuesta.

A la familia de Guo no se le había permitido verle desde la visita de su hijo.

“También queda por investigar si el señor Guo murió en el hospital o en el centro de detención”, informa Minghui.

Guo se graduó en la Universidad Normal de Zhenzhou y trabajó para la Comisión de Educación de la ciudad de Houzhai. En su día fue profesor de primaria y más tarde trabajó para el hospital del municipio de Houzhai. Comenzó a practicar Falun Gong en 1995. La gente de los pueblos locales y sus unidades de trabajo dicen que Guo era una persona amable.

USCIRF: La persecución a los practicantes de Falun Gong “seguramente continúa”

La Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF) publicó su informe anual (pdf) en abril, afirmando que “según los informes, miles de practicantes de Falun Gong fueron acosados y arrestados durante el año 2020 por practicar su fe, y algunos probablemente murieron debido a los abusos y la tortura mientras estaban detenidos. Informes internacionales creíbles también sugirieron que la sustracción de órganos, incluso de los practicantes de Falun Gong, seguramente continúa”.

Según un artículo del Epoch Times del 10 de diciembre de 2020, el Departamento de Estado de Estados Unidos anunció la imposición de sanciones a 17 funcionarios extranjeros por violaciones significativas de los derechos humanos.

El exsecretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo que Estados Unidos prohibirá la entrada a Huang Yuanxiong, jefe de policía de la comisaría de Wucun, en la ciudad de Xiamen, en el sur de la provincia de Fujian. La restricción también se aplica a la esposa de Huang.

Huang pertenece a la comisaría de Wucun de la Oficina de Seguridad Pública de Xiamen y está sancionado por su participación en la detención e interrogatorio de practicantes de Falun Gong. “Las sanciones contra Huang fueron una sorpresa para muchos, ya que Huang no es más que un oficial de policía de bajo nivel”, informó Minghui.

Autores de estas violaciones de derechos humanos deben hacerse responsables

“Defender los derechos humanos en todas partes es de interés para Estados Unidos”, dijo el secretario de Estado Antony J. Blinken con motivo de la publicación de los Informes por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos de 2020, el 30 de marzo. “Utilizaremos una amplia gama de otras herramientas para detener los abusos y hacer que los autores rindan cuentas”.

Lai Jianping, antiguo abogado de Beijing, declaró a The Epoch Times que la persecución de Falun Gong por parte del PCCh es ilegal. La condenó por ser “inhumana y carente de conciencia”. Dijo que las prisiones y las instituciones relacionadas con la persecución de los practicantes de Falun Gong, tanto los que autorizaron la persecución como los que la llevaron a cabo, acabarán rindiendo cuentas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS