Ciudadano chino presenta una nueva demanda contra las autoridades por daños ocasionados del COVID-19

Por Frank Fang
13 de Agosto de 2020
Actualizado: 13 de Agosto de 2020

Zhang Hai, la primera persona en China en presentar una demanda contra el régimen chino por su mala gestión del brote de coronavirus, ha presentado una nueva demanda luego de que el caso legal original fuera desestimado por un tribunal inferior en la ciudad de Wuhan, al centro de China.

“El Tribunal Popular Intermedio de Wuhan no ha actuado de acuerdo con la ley. Solo me informó por teléfono que mi caso fue rechazado”, dijo Zhang, de acuerdo con el sitio web chino de noticias sobre derechos humanos Civil Rights and Livelihood Watch (CRLW). Zhang es un residente de Wuhan, la capital de la provincia de Hubei.

Zhang explicó que cuando el tribunal lo llamó el 17 de junio, él exigió que el tribunal emitiera un documento formal explicando por qué rechazó el caso. Pero el tribunal se negó y le pidió que él mismo buscara las leyes chinas.

“Entonces, seguiré el protocolo habitual al presentar mi demanda en un tribunal superior. Quiero ver cómo los tribunales lidian con mis casos, si pueden salvaguardar los derechos de litigio de los ciudadanos”, añadió Zhang.

De acuerdo el CRLW, Zhang envió sus nuevos documentos de demanda a través del servicio postal local al Tribunal Popular Superior en la provincia de Hubei cerca de las 9 a.m. hora local el 12 de agosto.

De acuerdo con el artículo 51 de la Ley de Procedimiento Administrativo enmendada de China, que entró en vigor en mayo de 2015, las cortes están obligadas a emitir un documento con explicaciones cuando rechacen los casos.

Zhang presentó su demanda ante el Tribunal Popular Intermedio de Wuhan en 10 de junio, buscando una compensación de 2 millones de yuanes (cerca de USD 286,730) de las autoridades chinas, alegando que la decisión del gobierno de encubrir la información sobre el brote causó la muerte de su padre. Su padre murió por complicaciones del COVID-19.

Zhang nombró a tres entidades gubernamentales como acusadas: el gobierno de la ciudad de Wuhan, el gobierno provincial de Hubei y el Hospital General del Comando Central de Quirófanos en Wuhan.

Luego de que el padre de Zhang sufriera una fractura ósea en la ciudad de Shenzhen, al sur de China, Zhang llevó a su padre a Wuhan, de donde es originaria la familia, para recibir tratamiento hospitalario el 17 de enero. El padre de Zhang fue admitido en el hospital y fue operado.

Aunque la operación fue exitosa, Zhang dijo que su padre desarrolló fiebre y dio positivo al virus el 30 de enero. Su padre falleció el 1 de febrero.

Zhang dijo que no habría llevado a su padre de regreso a Wuhan si hubiera sabido que el brote eran tan grave.

De acuerdo con CRLW, Zhang presentó un documento legal a las fiscalías en Wuhan y Hubei, así como al Tribunal Popular Superior de Hubei, pidiéndoles que tomen acciones legales por el rechazo del Tribunal Popular Intermedio de Wuhan.

“Quiero que toda la sociedad vea cómo los tribunales de diferentes niveles tratan los casos legales, así me den una oportunidad de presentar mi caso. No tengo miedo de perder el caso, pero otros tienen miedo de que lo saque a relucir”, dijo Zhang, de acuerdo con CRLW.

Él solo obtuvo respuesta de la oficina del fiscal provincial, quien le envió un mensaje confirmando que la oficina había recibido su documento.

Desde que presentó su demanda original, Zhang dijo que él y su familia han sido acosados y que la policía local ha aparecido sin previo aviso en su residencia.

Lu Miaoqing, un abogado que reside en la ciudad de Guangzhou, al sur de China, dijo a CRLW que el Tribunal Popular Intermedio de Wuhan violó la ley cuando no emitió un documento con explicaciones. Lu expresó su esperanza de que el Tribunal Popular Superior en Hubei cumpliera con la ley y garantice el derecho de Zhang a un litigio.

Lu es miembro del “Grupo de Asesoría Jurídica para Compensación por el COVID-19”, un grupo de consultoría formado por dos docenas de abogados y defensores de los derechos en China y disidentes chinos en Estados Unidos desde marzo. El grupo ofrece asesoría legal a las víctimas en China que buscan compensación y reparación de las autoridades chinas en relación con el brote.

La COVID-19 es una enfermedad causada por el virus del PCCh, conocido comúnmente como el nuevo coronavirus. El virus se originó en la ciudad central china de Wuhan a finales de 2019, pero las autoridades hicieron todo lo posible para encubrir el brote, silenciaron a los médicos informantes y no revelaron desde el inicio que el virus podía transmitirse entre las personas.

Zhang no fue el primero al que el Tribunal Popular Intermedio de Wuhan desestimara su caso sin explicación. A finales del mes pasado, una residente de Wuhan de apellido Xu también recibió una llamada de la corte rechazando su queja presentada contra el gobierno municipal de Wuhan.

Xu alegó que la muerte de su padre debido al COVID-19 fue resultado directo de la negligencia del gobierno municipal en el manejo del brote.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Trailer Oficial: El encubrimiento del siglo

TE RECOMENDAMOS