Ciudadanos chinos alertan la propagación del coronavirus mientas las autoridades minimizan la crisis

Por Nicole Hao
29 de Enero de 2020
Actualizado: 29 de Enero de 2020

Los ciudadanos chinos dicen que el nuevo brote de coronavirus se está extendiendo rápidamente a otras partes del país fuera del epicentro de la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei.

Los residentes de la ciudad de Chongqing, al suroeste de China, informan que los hospitales se están llenando de pacientes. Creen que la situación es mucho peor de lo que las autoridades chinas describen, y que no están revelando el verdadero número de infecciones y muertes.

Las autoridades afirman que el virus infectó a miles de personas en China continental y matado a decenas de pacientes. Sin embargo, los expertos creen que las cifras reales son probablemente mucho mayores.

Mientras tanto, los gobiernos locales siguen luchando por contener el virus con medidas de emergencia.

La ciudad de Wuhan, en el centro de China, admitió un nuevo brote de neumonía viral el 31 de diciembre de 2019, semanas después de que el primer paciente presentara síntomas.

Desde entonces, el virus se propagó a Hong Kong, Macao, Taiwán, Japón, Tailandia, Estados Unidos, Canadá, Australia, Francia, Alemania y otros países.

Chongqing

Chongqing está justo al oeste de Hubei. La ciudad tiene muchas conexiones de transporte a Wuhan, con una población de unos 31 millones de habitantes, según las estadísticas oficiales.

Antes de la decisión de las autoridades de Wuhan de implementar un bloqueo del transporte, 30 trenes de alta velocidad circulaban entre Chongqing y Wuhan todos los días, según la Oficina de Ferrocarriles de Wuhan. En los primeros 22 días de enero, unos 22,000 pasajeros volaron de Wuhan a Chongqing, según las estadísticas del gobierno. La mayoría de las otras localidades de Hubei también dispusieron cierres de transportes.

Los habitantes de Chongqing dijeron por teléfono a la edición en chino de The Epoch Times, que la situación en su ciudad es muy grave.

El Sr. Li, un farmacéutico en un hospital estatal de Chongqing, dijo que mucha gente de Hubei llegó a Chongqing en las últimas semanas. La mayoría son agricultores que se ganan la vida en Hubei y viven en las zonas rurales de Chongqing, o personas adineradas de Hubei que tienen residencias en Chongqing. Todos llegaron a Chongqing después que sus ciudades quedaron en cuarentena.

Li dijo que es difícil decir el verdadero número de personas que murieron por el virus en Chongqing. Pero en su lugar de trabajo, una proporción significativa de los pacientes diagnosticados necesitan ser tratados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Supuso que ya murieron muchas más personas de las informadas por las autoridades gubernamentales.

“Los datos del gobierno están enormemente distorsionados”, dijo en una entrevista telefónica el 25 de enero.

La Sra. Hong, residente del distrito de Jiangbei en Chongqing, dijo a The Epoch Times en idioma chino que conocía a una familia de cinco miembros que regresó recientemente a la ciudad después de visitar Wuhan, y que cuatro de ellos fueron diagnosticado con el virus.

También escuchó casos de personas diagnosticadas con el virus que murieron repentinamente en casa, pero sus muertes no fueron reportadas en la lista de pacientes de las autoridades. “El régimen chino no se preocupa por la vida de los chinos”, dijo Hong.

El Sr. Yuan, residente del distrito de Nan’an en Chongqing, dijo que desde que el gobierno puso la ciudad en aislamiento el 25 de enero, la gente está al límite. “Almacené suficiente comida para dos meses”, aseguró.

“Tiempos de guerra”

Las autoridades de otras regiones están tratando de adoptar medidas drásticas para contener la enfermedad.

El 28 de enero, el Ministerio de Seguridad Pública de China, que supervisa la fuerza policial del país, solicitó a todas las oficinas policiales del país que comenzaran “los preparativos para la guerra”, lo que significa que la policía debe ayudar a cada gobierno local a “mantener la estabilidad social” —un eufemismo para controlar el discurso público— y “controlar la enfermedad”. Las autoridades chinas detuvieron a los internautas por difundir información sobre la enfermedad en Internet.

La comisión de salud de la ciudad de Tianjin, en el norte de China, anunció que la ciudad comenzará “los preparativos para la guerra”.

47 hospitales crearán un gran hospital general, que será dirigido por la comisión. La agencia reorganizará todo el personal médico de la ciudad en 500 equipos.

Hasta la fecha, todas las provincias y regiones chinas, excepto el Tíbet, confirmaron casos de nuevo coronavirus. Para detener el virus, las autoridades del Tíbet cerraron este lunes todos los sitios turísticos de la región.

Viralidad

Feng Zijian, vicedirector del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, admitió indirectamente la gravedad de la enfermedad durante una entrevista del 28 de enero que salió al aire en la emisora estatal CCTV. Dijo que el nuevo virus se estaba propagando a un ritmo más rápido que el SARS (síndrome respiratorio agudo grave) durante su pico.

El brote de SARS de 2002 a 2003 mató a casi 800 personas en todo el mundo después de haber aparecido por primera vez en el sur de China.

El mismo día, la Oficina de Asuntos Civiles de Wuhan publicó en Weibo, la plataforma oficial del gobierno de la ciudad —una plataforma similar a Twitter— que las autoridades pagarían los costos de cremación de cualquier paciente con coronavirus que muriera a partir del 26 de enero.

“Para mejorar la capacidad de transporte y manejo de los cuerpos, el gobierno de la ciudad y el Ministerio de Asuntos Civiles de la provincia de Hubei enviaron vehículos, personal y equipo de protección a cada funeraria [en Wuhan]”, decía el post.

Alrededor de una hora después, el post fue editado, con la frase sobre los nuevos recursos eliminados. Pero muchos internautas ya habían hecho una captura de pantalla del post y comenzaron a circularlo.

Mientras tanto, el periódico estatal Xiaoxiang Morning Post se contactó con Hu Ming, el director de la UCI en el Hospital Pulmonar de Wuhan, el 28 de enero.

Hu dijo al periódico que su UCI está repleta pacientes con coronavirus desde principios de enero. Para cuidar de los pacientes, él y sus colegas no duermen en casa.

Hu también dijo que uno de sus pacientes infectó a más de 10 personas, incluyendo médicos y enfermeras.

Un día antes, Yang Yunyan, vicegobernador de la provincia de Hubei, dijo que toda la provincia ha dispuesto 100,000 camas de hospital adicionales para alojar a los pacientes de coronavirus.

Estimación

Los expertos dicen que el número real de infecciones es probablemente mucho más alto que las reveladas por las autoridades chinas.

La escuela de salud pública de la Universidad de Hong Kong estimó que alrededor de 43,590 personas se infectaron solo en Wuhan. El período de mayor incidencia del virus sería de abril a junio.

El estudio proyectó que el segundo brote más grave sería en Chongqing, con más de 150,000 nuevos casos diarios en abril.

El equipo de investigación estimó que, al 27 de enero, Chongqing tiene entre 145 y 570 infecciones potenciales, Beijing entre 72 y 260, y Shanghai entre 62 y 224, todas más altas de lo que las autoridades están reportando actualmente.

****

Descubra

El macabro negocio multimillonario que está financiando al régimen comunista en China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS