Colectivo legal pide que se investigue a marine drag queen por comentarios “altamente partidistas” en redes

Por Ryan Morgan
13 de Junio de 2023 3:54 PM Actualizado: 13 de Junio de 2023 3:54 PM

America First Legal (AFL), un grupo legal conservador sin fines de lucro vinculado al expresidente Donald Trump, exige una investigación sobre los comentarios “altamente partidistas” hechos por un integrante de la Marina de EE.UU. que hasta hace poco había sido embajador digital del servicio militar.

En una carta enviada el lunes (pdf), la AFL exigió al secretario de la Armada, Carlos Del Toro, que ordene al servicio que inicie una investigación sobre el marinero de segunda clase Joshua Kelley, que actúa como drag y se hace llamar Harpy Daniels. Según la AFL, Kelley “parece haber violado repetidamente el Código Uniforme de Justicia Militar al participar en política partidista, faltar al respeto a sus superiores en foros públicos, desacreditar a las fuerzas armadas con publicaciones obscenas en las redes sociales y vestir el uniforme en circunstancias que implican que la Marina respalda sus opiniones y actividades personales”.

La política del Departamento de Defensa prohíbe que los militares “soliciten votos a favor o en contra de un partido, candidato o causa política partidista”, estén o no uniformados. AFL notó que una cuenta de Twitter verificada afiliada con el alter ego, Harpy Daniels, de Kelley, compartió publicaciones en las redes sociales que abogan por que la gente vote por la candidata demócrata a la gobernación de Georgia, Stacy Abrams, en 2018 y otros candidatos demócratas en las elecciones intermedias de 2018. Kelley también retuiteó materiales de la campaña presidencial demócrata 2020 del presidente Joe Biden.

En septiembre de 2020, la cuenta de Twitter de Harpy Daniels retuiteó un post en el que acusaba a Trump de negarse a condenar la supremacía blanca y pedía a la gente que “expulsara a este pedazo de [improperio]”. La cuenta de Twitter de Harpy Daniels también retuiteó un llamamiento para acusar penalmente a Trump el año pasado, compartiendo un mensaje que decía “acusen al [improperio] ya”.

AFL señaló que los conservadores políticos que se habían involucrado en comentarios partidistas similares habían sido dados de baja del ejército. El Sargento de Marina de EE.UU., Gary Stein, recibió una “baja no honorable” y perdió algunos de sus beneficios militares después de que formó un grupo de Facebook en 2012 llamado “Armed Forces Tea Party” y publicó un comentario: “Al diablo [presidente Barack Obama]. No seguiré todas sus órdenes”.

Además del supuesto comentario político de Kelley, la carta de la AFL a la Marina también menciona comentarios despectivos que Kelley supuestamente dijo sobre sus líderes militares. En 2019, el perfil de Twitter de Harpy Daniels tuiteó que “Toda la séptima flota es perezosa”, un comentario que la AFL interpretó como un golpe al liderazgo del vicealmirante de la Armada, Phillip Sawyer, y al contraalmirante, Ted LeClaire.

AFL señaló que el teniente coronel de la Marina, Stuart Scheller, recibió la baja después de criticar al liderazgo militar por su manejo a la retirada de Estados Unidos de Afganistán en 2021; un evento en el que murieron 13 soldados estadounidenses y 18 más resultaron heridos.

AFL pidió al Departamento de la Marina que imponga una acción disciplinaria similar contra Kelley, como lo hizo contra Stein y Scheller, y dijo que si no lo hace “dará la apariencia de que está protegiendo a YN2 Kelley no porque sus acciones sean apropiadas, sino porque sus puntos de vista partidistas son los puntos de vista oficiales o no oficiales de la propia Armada de Estados Unidos”.

Kelley fue el “embajador digital” de la Marina

Además de los supuestos comentarios partidistas de Kelley y las críticas a los líderes militares, la AFL argumentó que las repetidas publicaciones de Kelley en las redes sociales de sí mismo en uniforme junto con fotos como su alter ego drag y las referencias gráficas que supuestamente hizo sobre sus actividades sexuales desacreditaron a las fuerzas armadas y constituyeron un mal uso de su uniforme militar. AFL expresó su preocupación acerca de que las cuentas de las redes sociales de Harpy Daniels carecían de descargos de responsabilidad que separaran las publicaciones de las opiniones oficiales de la Marina.

En lugar de servir como causa para una acción disciplinaria, la presencia de Kelley en las redes sociales en realidad sirvió como una herramienta de reclutamiento para la Marina. El mes pasado, la Marina reveló que su alter ego había sido parte de un programa oficial de “Embajador Digital”, confiando en su influencia en las redes sociales y en la de otros marineros para atraer nuevos reclutas. El cargo de embajador era un programa piloto que duró desde octubre de 2022 hasta marzo de 2023.

Catorce senadores republicanos de EE.UU. enviaron una carta a Del Toro el mes pasado, exigiendo respuestas sobre el programa piloto de embajadores digitales, incluso si los fondos de los contribuyentes se destinaron al programa. La Marina ha dicho que sus embajadores digitales no fueron compensados por su participación en el programa.

La Marina ha proporcionado pocos detalles adicionales sobre cómo funcionó el programa de embajadores digitales y cómo evaluó el desempeño de reclutamiento de sus embajadores.

“El programa piloto ha concluido; estamos evaluando el programa y cómo funcionará en el futuro”, dijo un portavoz de la Marina a NTD News el mes pasado.

NTD News trató de comunicarse con Kelley en busca de comentarios el martes, pero las cuentas de Twitter, Instagram y TikTok afiliadas con el marinero se configuraron en modo privado.

NTD News también contactó a la Marina en busca de comentarios, pero no recibió una respuesta cuando se publicó este artículo.

De NTD News


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.