Colombia es la sede del primer foro de libertad religiosa del hemisferio occidental

Por Débora Alatriste
17 de Octubre de 2020
Actualizado: 17 de Octubre de 2020

El Primer Foro Hemisférico de Libertad de Religión y de Creencias se realizará en Colombia a finales de octubre, informó la Alianza Evangélica Latina (AEL), la cual participará en el evento.

El evento que originalmente estaba planeado para marzo fue reprogramado debido a la pandemia del virus del PCCh, por lo que ahora será realizado de manera virtual los días 22 y 23 de octubre.

El foro tiene como objetivo ser un espacio para el diálogo y la construcción de mecanismos de cooperación regional en América Latina y el Caribe, en cuanto a la libertad religiosa. Así como respaldar el compromiso de los países del hemisferio en la promoción y defensa de esta libertad, de acuerdo con la AEL.

Además, el foro pretende “combatir la discriminación y la persecución por causa de las creencias religiosas y promover la libertad de cultos”, según la cancillería de Colombia.

Se invitó a participar a ministros de Relaciones Exteriores de la región, a representantes de organismos multilaterales y regionales, ministros de culto y líderes religiosos, organizaciones del sector religioso y académico e investigadores de todo el continente, de acuerdo con la cancillería.

El primer día del evento se dedicará a discusiones de la sociedad civil en seis paneles y a 27 panelistas que representan diferentes credos y comunidades religiosas, las cuales forman parte de la Mesa Nacional de Asuntos Religiosos de Colombia, informó la AEL.

Mientras que el 23 de octubre se programó que las autoridades políticas de los países de las Américas asistan a una sesión a fin de ratificar el compromiso de defender la libertad religiosa en sus respectivos territorios.

Ese día se llevará a cabo la Reunión Ministerial Hemisférica sobre Libertad de Religión y de Creencias, de acuerdo con la Alianza Evangélica Latina. En esta participarán: la canciller Claudia Blum, la ministra del Interior Alicia Arango, el secretario general de la OEA Luis Almagro, el embajador de EE. UU. en Colombia Philip Goldberg y el embajador de EE. UU. para la Libertad Religiosa Internacional Sam Brownback.

El evento es organizado por el Ministerio del Interior y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, como país anfitrión, así como por la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF, por sus siglas en inglés),  un órgano bipartidista e independiente que vigila el derecho universal a la libertad de religión o creencia en el extranjero –no en Estados Unidos– haciendo uso de las normativas internacionales y recomienda políticas al presidente, al secretario de Estado y al Congreso.

La USCIRF emite cada 1 de mayo un informe anual donde evalúa cómo aplica el gobierno de Estados Unidos la Ley de Libertad Religiosa Internacional y recomienda al secretario de Estado qué naciones deben designarse como “países de especial preocupación” que participan o toleran “graves violaciones ejercidas en contra de la libertad religiosa de forma sistemática y continua”.

El reporte de este 2020 indica que entre las naciones recomendadas para su designación como países de especial preocupación están Burma, China, Eritrea, India, Irán, Nigeria, Corea del Norte, Pakistán, Rusia, Arabia Saudita, Siria, Tayikistán, Turkmenistán y Vietnam. Asimismo, Cuba y Nicaragua se encuentran entre las recomendadas para la lista de vigilancia especial.

Estados Unidos ha afirmado que su relación con Colombia es “absolutamente vital” en la región. En febrero, Colombia junto con Brasil fueron los dos únicos países de Latinoamérica que se unieron a Estados Unidos para crear la Alianza Internacional por la Libertad Religiosa. La viceministra de Asuntos Multilaterales de Colombia, Adriana Mejía Hernández, asistió al lanzamiento de esta alianza en la sede del Departamento de Estado de Estados Unidos, en Washington.

“La formación de la Alianza marca la primera vez en la historia en que una coalición internacional se une en el plano del liderazgo nacional para promover la libertad religiosa en todo el mundo”, señala un comunicado de prensa.

De acuerdo con la cancillería colombiana, el país será la sede de este foro internacional por “su compromiso de impulsar instrumentos multilaterales de protección a las expresiones religiosas y a los sitios de culto, como parte de la defensa y promoción de los principios contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

La autoridad moral del Vaticano podría estar en peligro: Pompeo

TE RECOMENDAMOS