Colonial Pipeline reinicia sus operaciones ante el aumento de la escasez de combustible

Por Zachary Stieber
12 de Mayo de 2021
Actualizado: 12 de Mayo de 2021

Colonial Pipeline dijo el miércoles que ha comenzado el reinicio de sus operaciones ante la escasez de gasolina y el aumento de los precios del combustible en EE.UU.

El inicio tuvo lugar aproximadamente a las 5 de la tarde, hora del este, según un anunció la empresa con sede en Georgia.

“Después de este reinicio, la cadena de suministro de entrega de productos tardará varios días en volver a la normalidad. Algunos mercados atendidos por Colonial Pipeline pueden experimentar, o seguir experimentando, interrupciones intermitentes del servicio durante el período de puesta en marcha. Colonial moverá tanta gasolina, diesel y combustible para aviones como sea posible de manera segura y continuará haciéndolo hasta que los mercados vuelvan a la normalidad”, dijo.

La semana pasada, unos ciberatacantes se infiltraron en la red de Colonial, lo que obligó a la empresa a desconectar algunas partes de su sistema. Esto provocó que uno de los principales oleoductos del país, que abarca unos 8000 kilómetros, desde Texas hasta Nueva Jersey, quedara fuera de servicio.

El oleoducto, con una capacidad de 2,5 millones de barriles al día, nunca se había cerrado antes.

El temor a la escasez de gasolina provocó compras generalizadas de combustible. La distribución ha sido más lenta sin el gasoducto en funcionamiento, ya que en Estados Unidos hay escasez de conductores de camiones de combustible. Casi el 70 por ciento de las 5373 estaciones en Carolina del Norte se quedaron sin gasolina el miércoles por la tarde, junto con casi la mitad de las estaciones en Virginia, Georgia y Carolina del Sur, según GasBuddy.

Mientras tanto, los precios de la gasolina superaron los USD 3 el galón por primera vez desde 2014.

Los conductores compran reservas de gasolina en una estación Shell, en Charlotte, Carolina del Norte, el 12 de mayo de 2021. (LOGAN CYRUS/AFP a través de Getty Images)

El presidente Joe Biden le dijo a la prensa en Washington que su administración ha estado “en muy, muy estrecho contacto con Colonial Pipeline” y predijo: “Estaremos controlando eso”, refiriéndose a la escasez y al aumento de los precios.

Señaló que el gobierno federal ha eliminado algunos requisitos para el transporte de combustible y reglas relacionadas, un paso que también han tomado algunos estados.

“Creo que tenemos que hacer una mayor inversión en educación, en lo que se refiere a poder formar y graduar a más personas competentes en ciberseguridad. Y he estado diciendo durante mucho, mucho tiempo… Creo que una de las cosas más importantes que tenemos que hacer para recuperar nuestro lugar como líderes en innovación en el mundo es tener una fuerza laboral mejor educada”, dijo.

El secretario de Transporte, Pete Buttigieg, le dijo a la prensa en una sesión informativa separada que la administración hará “todo lo posible para reducir el impacto que algunos estadounidenses podrían sufrir en las estaciones de servicio locales, en algunas áreas, hasta que el gasoducto vuelva a estar en operación”.

Colonial le agradeció a la Casa Blanca “por su liderazgo y colaboración”.

El FBI ha culpado a DarkSide, una red de ciberdelincuentes, por el ciberataque, que utilizó software de ransomware para robar información y exigir un pago a cambio de la divulgación de los datos. DarkSide dijo más tarde en su sitio web que su objetivo “es ganar dinero y no [crear] problemas para la sociedad”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS