Combinación de zinc e hidroxicloroquina es efectiva en algunos pacientes con COVID-19, según estudio

Por Zachary Stieber
13 de Mayo de 2020
Actualizado: 13 de Mayo de 2020

El tratamiento de pacientes con COVID-19 con zinc, además de hidroxicloroquina y azitromicina, condujo a una mayor tasa de altas hospitalarias y a una menor probabilidad de morir, según un nuevo estudio.

Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York revisaron los registros de aproximadamente 900 pacientes con COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Cerca de la mitad recibió sulfato de zinc además de hidroxicloroquina, un tratamiento típicamente usado contra la malaria y el lupus, y azitromicina, un antibiótico común. La otra mitad recibió los dos tratamientos sin zinc.

Los pacientes que recibieron el tratamiento con tres medicamentos tuvieron 1.5 veces más probabilidades de recuperarse lo suficiente como para ser dados de alta de los hospitales y tuvieron un 44% menos probabilidades de morir, en comparación con el otro grupo.

“Encontramos una disminución estadísticamente significativa de la mortalidad entre los pacientes que recibieron zinc como parte de su régimen de tratamiento. Este es el primer estudio, que nosotros sepamos, que mostró una diferencia clínica en los pacientes con COVID-19 que recibieron zinc”, dijo Joseph Rahimian, uno de los investigadores, a The Epoch Times en un correo electrónico.

Empleados palestinos envasan un suplemento nutricional hecho con vitamina C y zinc para ayudar a fortalecer la inmunidad del cuerpo contra el virus del PCCh en la Ribera Occidental de Hebrón el 15 de abril de 2020. (Hazem Bader/AFP vía Getty Images)

“El zinc es un tratamiento relativamente accesible, barato y bien tolerado, por lo que fue emocionante ver que podría beneficiar potencialmente a nuestros pacientes”, añadió.

Los estudios que se están llevando a cabo ahora intentan determinar qué medicamentos podrían ser más útiles para administrar junto con el zinc a pacientes de COVID-19, señaló Rahimian.

El estudio preliminar que no ha sido revisado por expertos, consistió en examinar los expedientes médicos electrónicos de todos los pacientes que recibieron los medicamentos analizados entre el 2 de marzo y el 5 de abril.

El mismo tratamiento de tres medicamentos funcionó contra COVID-19 en cientos de pacientes de alto riesgo, dijo un médico de Nueva York a la compañía hermana de The Epoch Times, NTD Television.

“El virus está dentro de la célula, el zinc no puede entrar en la célula por razones bioquímicas, por lo que la hidroxicloroquina abre la puerta y deja entrar el zinc”, dijo el Dr. Vladimir Zelenko. La azitromicina protege al paciente de las infecciones secundarias, añadió.

Un médico de California también recomendó el uso de hidroxicloroquina, zinc y azitromicina.

Los paramédicos empujan una camilla con un paciente a la Sala de Emergencias del Centro Hospitalario de Brooklyn en la ciudad de Nueva York el 31 de marzo de 2020. (Angela Weiss/AFP vía Getty Images)

Si bien el nuevo estudio determinó que las tres drogas daban lugar a una mayor tasa de altas y a una disminución de la mortalidad, tampoco encontró ningún efecto en la duración de la hospitalización, el tiempo de permanencia en los respiradores o el tiempo en cuidados intensivos.

Otro estudio observacional reciente determinó que la hidroxicloroquina no tenía un impacto estadísticamente significativo contra COVID-19.

Los investigadores examinaron los registros de 1438 pacientes que fueron hospitalizados entre el 15 y el 28 de marzo en 25 hospitales de Nueva York. Aproximadamente la mitad de los pacientes recibieron hidroxicloroquina y azitromicina, 271 recibieron hidroxicloroquina sola, 211 recibieron azitromicina sola y 221 no recibieron ninguna de las dos.

“Entre los pacientes hospitalizados en el área metropolitana de Nueva York con COVID-19, el tratamiento con hidroxicloroquina, azitromicina o ambos, en comparación con ninguno de los dos tratamientos, no se asoció significativamente con diferencias en la mortalidad intrahospitalaria”, escribieron los investigadores en el estudio, que se publicó en el Journal of the American Medical Association.

“Sin embargo, la interpretación de estos hallazgos puede estar limitada por el diseño de la observación”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Régimen chino expuesto por vender productos falsos

TE RECOMENDAMOS