Comienza prueba de extradición de la directora financiera de Huawei en Canadá

Por Cathy He
21 de Enero de 2020 Actualizado: 21 de Enero de 2020

La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, compareció en un tribunal de Vancouver el primer día de su juicio de extradición, en el que se decidiría si puede ser transferida a los Estados Unidos para su procesamiento penal.

El juicio de Meng se produce más de un año después de que fuera arrestada en Vancouver en diciembre de 2018, a pedido de extradición de los Estados Unidos, donde es acusada de fraude.

Los fiscales federales de los Estados Unidos alegan que Meng engañó a los bancos con sede en los EE.UU. sobre los tratos comerciales de la compañía en Irán, lo que provocó que los bancos violaran las sanciones estadounidenses. Dicen que ella mintió a los representantes del banco sobre la relación de Huawei con una compañía iraní, que de hecho era una subsidiaria de Huawei.

El juicio podría llevar meses, o incluso años, para concluir.

El caso de Meng provocó una creciente disputa diplomática entre Canadá y China. Semanas después de su arresto, las autoridades chinas detuvieron a dos canadienses, el exdiplomático canadiense Michael Kovrig y el empresario Michael Spavor, por cargos de espionaje en aparente represalia. Beijing bloqueó las importaciones de semillas de canola canadienses y otros productos agrícolas.

Meng, de 47 años, quien también es hija del fundador de la compañía, Ren Zhengfei, se encuentra actualmente en libertad bajo fianza en Canadá. Ella dice que es inocente y que luchará contra la extradición, en parte, debido a que su presunta conducta no es ilegal en Canadá. Esto se conoce como el estándar de “doble criminalidad”.

“Doble criminalidad”

Se espera que la primera fase del juicio, celebrada en la Corte Suprema de Columbia Británica, dure al menos cuatro días. Se centrará en el tema de la “doble criminalidad”: los fiscales deberán demostrar que el delito de los Estados Unidos que Meng está acusada de cometer también constituye un delito en Canadá.

El caso de los fiscales canadienses se basa en la acusación de que Meng mintió a representantes del HSBC en 2013 sobre la relación de Huawei con Skycom, una filial de la compañía que hacía negocios en Irán. Según los fiscales, Meng le dijo a HSBC que Skycom era un socio cuando en realidad era una subsidiaria, lo que provocó que el banco liquidara las transacciones en violación de las sanciones de Irán.

Dicen que la supuesta conducta de Meng puso a HSBC en riesgo de pérdida financiera y, por lo tanto, es suficiente para establecer un caso de fraude en Canadá.

“Inducir a un banco para que extienda los servicios financieros mintiéndole es criminal”, dijo la fiscalía en los documentos judiciales.

“Para establecer la privación de HSBC, no hay necesidad de considerar la ley de sanciones estadounidense”.

Los abogados de Meng, sin embargo, argumentan que el presunto fraude no constituye un delito en Canadá porque, a diferencia de Estados Unidos, no ha impuesto sanciones contra las empresas que hacen negocios con Irán.

“¿Estaríamos aquí en ausencia de la ley de sanciones de los Estados Unidos? y (…) nuestra respuesta es no”, dijo el abogado defensor Richard Peck a la corte el 20 de enero.

“En un caso típico, la doble criminalidad no es contenciosa. Sin embargo, este caso se basa en una denuncia de incumplimiento de las sanciones de Estados Unidos, sanciones que Canadá ha repudiado expresamente”, agregó.

La sala del tribunal estaba abarrotada, con más de 100 personas en la galería.

Michael Splatt, abogado defensor penal de la firma Abergel Goldstein & Partners, con sede en Ottawa, dijo a The Epoch Times que mientras Meng enfrenta una “batalla cuesta arriba” debido a los estándares de prueba “extremadamente bajos” en las audiencias de extradición, su equipo de defensa presenta un “muy buen argumento” sobre el punto de doble criminalidad. La firma de Splatt no está involucrada en el caso.

“Si sacas a los Estados Unidos de la escena, ¿habría sido arrestada y detenida cuando llegó a Canadá? y la respuesta es, obviamente, no”, dijo.

Sin embargo, el abogado y profesor adjunto de derecho internacional con sede en Toronto Leo Adler de la Universidad de York, dijo a The Epoch Times que la cuestión clave es si se ha cometido un fraude. La falta de sanciones de Canadá contra Irán no es un factor principal en esta investigación, dijo.

Si los fiscales pueden convencer al juez de que Meng le mintió al banco sobre la relación de Huawei con Skycom, y que ocurrió durante el curso de las negociaciones, “entonces creo que [la fiscalía] (…) tiene un chance decente” para demostrar la doble criminalidad, dijo Adler.

“Si el efecto [de la supuesta mentira] es que podría haber creado un peligro para HSBC, entonces es un fraude”, dijo Adler.

“Puedes llamarlo una [violación] de sanción por un lado de [Estados Unidos]. Es un fraude aquí [en Canadá]”.

Los expertos legales han dicho que podrían pasar años antes de que se tome una decisión final en el caso, ya que el sistema de justicia de Canadá permite que se apelen muchas decisiones.

El caso canadiense también se encuentra en un contexto de gran escrutinio de Huawei en los Estados Unidos. La administración Trump puso en la lista negra a la compañía en 2019 por hacer negocios con empresas estadounidenses por motivos de seguridad nacional. Según los informes, las autoridades estadounidenses están considerando agregar más restricciones a las compañías estadounidenses que venden a la compañía con sede en Shenzhen.

Funcionarios y expertos de EE.UU. han alarmado sobre el potencial del equipo chino para ser utilizado por el régimen chino para espiar o interrumpir las redes de comunicación. Tales preocupaciones surgen de los vínculos de la compañía con el ejército chino, así como del hecho de que la ley china obliga a las compañías a cooperar con las agencias de inteligencia cuando se les solicita. La compañía niega las acusaciones.

Si bien el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo a Reuters en diciembre de 2018 que intervendría en el caso de Meng si sirviera a los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos o ayudara a cerrar un acuerdo comercial con China, el asunto no apareció en el acuerdo comercial de “fase uno” alcanzado entre los dos países la semana pasada.

Recientemente, el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, le dijo a CNBC que los problemas de seguridad que rodean a Huawei no figuran en las discusiones comerciales con Beijing, sino “parte del diálogo de seguridad nacional, que está en curso”.

El equipo legal de Meng actualmente solo tiene programado presentar pruebas en la última semana de abril, y una segunda fase del juicio, centrada en el abuso del proceso y si los funcionarios canadienses siguieron la ley mientras arrestaban a Meng, comenzará en junio. Se esperan argumentos finales en la última semana de septiembre y la primera semana de octubre.

Reuters contribuyó a este informe.

A continuación

¿Huawei espía a EE.UU. desde Latinoamérica?

TE RECOMENDAMOS