Comisión bipartidista ofrece a Biden lista de prisioneros políticos para dársela a Xi Jinping

Por Frank Fang
09 de Noviembre de 2023 4:54 PM Actualizado: 09 de Noviembre de 2023 4:54 PM

Una comisión del Congreso ha elaborado una lista de presos políticos en China y le está pidiendo al presidente Joe Biden que la utilice cuando hable con el líder chino Xi Jinping en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) de este mes en San Francisco.

El representante Chris Smith (R-N.J.) y el senador Jeff Merkley (D-Ore.), presidente y copresidente, respectivamente, de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China, enviaron una carta al presidente Biden el 8 de noviembre, pidiéndole que le presente la lista a Xi y “hable con él las razones por las que los presos políticos son una preocupación crítica para Estados Unidos” en las relaciones bilaterales.

“Durante la última década, los funcionarios de la RPC se han negado a aceptar listas de prisioneros políticos de Estados Unidos y han limitado nuestro acceso a la información sobre el trato y la ubicación de los detenidos individuales”, escribieron los legisladores, refiriéndose al nombre oficial de China, República Popular China.

Citando al grupo de derechos humanos Dui Hua Foundation, con sede en San Francisco, dijeron que mencionar los nombres de los presos políticos es importante. “La mención del nombre de una persona en una lista de prisioneros significaba que tenía el triple de posibilidades de obtener el indulto, y los funcionarios a veces tomaban medidas en casos individuales incluso cuando no respondían formalmente a estas listas”, escribieron.

“Muchos de estos prisioneros han sido torturados o se les ha negado atención médica crítica durante su detención”, agregaron los legisladores. “Creemos que al plantear estos casos se puede lograr un impacto positivo en las vidas de los presos y de sus familias y, con suerte, podemos lograr su liberación de detenciones por motivos políticos”.

El senador Jeff Merkley (D-Ore.) habla durante una audiencia sobre “Complicidad empresarial: Subvención a las violaciones de derechos humanos de la RPC”, en Washington, el 11 de julio de 2023. (Madalina Vasiliu/The Epoch Times)

Según los legisladores, los funcionarios chinos han insinuado “una voluntad de reanudar el diálogo con otros países sobre derechos humanos”. Como resultado, informaron al presidente Biden que “es más importante que nunca arrojar luz sobre los casos de detenidos individuales presentando una lista de presos políticos”.

Si bien se espera que el presidente Biden se reúna con Xi durante la cumbre de APEC, la cual se celebrará del 11 al 17 de noviembre, la fecha exacta aún no se ha anunciado oficialmente. El miércoles, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, se negó a confirmar la fecha cuando un periodista le preguntó si los dos líderes se reunirían el 15 de noviembre.

La lista de presos políticos

La lista de presos políticos tiene 40 nombres, pero “representa una pequeña selección de personas” detenidas arbitrariamente en China, señalaron los legisladores. En la parte superior de la lista están tres estadounidenses: Kai Li, Mark Swidan y David Lin. También hay uigures, tibetanos, hongkoneses, defensores chinos de los derechos humanos, cristianos y practicantes de Falun Gong.

Swidan, un empresario de Texas que ha estado detenido injustamente en China desde 2012, fue condenado a muerte con una suspensión de dos años en 2019 tras ser acusado de delitos relacionados con las drogas. Un tribunal chino desestimó su apelación y confirmó el fallo en abril.

Según los legisladores, las autoridades chinas habrían sometido al Sr. Swidan a tortura física y a graves torturas psicológicas, al tiempo que le negaron tratamiento médico adecuado.

Varios abogados chinos de derechos humanos están en la lista, incluidos Gao Zhisheng, Ding Jiaxi, Xu Zhiyong, Chang Weiping y Jiang Tianyong.

El Sr. Gao, un abogado autodidacta y un cristiano devoto, ha estado desaparecido durante más de seis años, después de que desapareciera de su casa en la provincia de Shaanxi, en el norte de China, en agosto de 2017.

“Las autoridades han mantenido a Gao bajo diversas formas de detención desde agosto de 2006, en relación con su representación a agricultores en casos de expropiación de tierras y por escribir cartas abiertas condenando la persecución a practicantes de Falun Gong y cristianos”, escribieron los legisladores.

Epoch Times Photo
Gao Zhisheng en su oficina de Beijing, en noviembre de 2005. (Verna Yu/AFP/Getty Images)

También en la lista está la periodista ciudadana china Zhang Zhan, quien fue sentenciada a cuatro años de prisión en 2020 por publicar en sus cuentas de redes sociales sobre la manera en que China manejó la pandemia de COVID-19. A menudo criticó las medidas adoptadas por las autoridades chinas para detener la propagación del COVID.

Tres activistas de Hong Kong también están en la lista: Jimmy Lai, exeditor del ahora desaparecido periódico Apple Daily; Joshua Wong, quien surgió como líder de las protestas por la democracia durante el Movimiento de los Paraguas en 2014; y Chow Hang-tung, abogada conocida por su participación en la vigilia anual en la Plaza de Tiananmen en Hong Kong.

Falun Gong

Los legisladores también nombraron en su lista a Niu Xiaona y Zhou Deyong, dos practicantes de Falun Gong.

La Sra. Niu, una mujer de 47 años con discapacidad grave de la provincia de Heilongjiang, en el norte de China, fue sentenciada a 15 años de prisión por sus creencias en septiembre de 2022.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una antigua práctica espiritual china que consiste en ejercicios de meditación lentos y enseñanzas centradas en los valores de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. La práctica era inmensamente popular en China a finales de la década de 1990, con estimaciones oficiales de entre 70 y 100 millones de practicantes de Falun Gong.

El Partido Comunista Chino (PCCh) percibió la popularidad de la práctica como una amenaza a su control del poder y lanzó una campaña de eliminación sistemática en julio de 1999. Desde entonces, millones de practicantes de Falun Gong han sido detenidos en prisiones, campos de trabajo y otras instalaciones y cientos de miles han sido torturados mientras estaban encarcelados, según el Centro de Información de Falun Dafa.

En lo que va de año, la persecución del PCCh ha cobrado la vida de al menos 77 practicantes, y al menos 471 practicantes han sido condenados a prisión, según el centro.

Zhou Deyong y You Ling en Monument Valley, en el condado de Navajo, Arizona, en enero de 2020. (Cortesía de Zhou You)

El Sr. Zhou, un ingeniero geológico, fue condenado a ocho años de cárcel en abril, tras dos años de detención. Su esposa You Ling y su hijo Zhou You residen actualmente en Florida.

“Mi padre es un hombre inocente y de buen corazón, pero ¿esta gente lo persigue así?”, dijo anteriormente el hijo del Sr. Zhou a The Epoch Times, después de enterarse de la dura sentencia a su padre.

Represión transnacional

La lista también incluye casos de represión transnacional de China, uno de ellos es el caso de Gulshan Abbas, una médica jubilada uigur. La médica fue detenida en China en 2018, pocos días después de que su hermana, Rushan Abbas, hablara sobre el maltrato de Beijing a los uigures en el Instituto Hudon. Desde entonces, la médica fue condenada a 20 años de prisión.

La Sra. Abbas, fundadora y directora ejecutiva de Campaign for Uyghurs, dijo recientemente a “American Thought Leaders” de EpochTV que China apuntó a su hermana para “intimidarme y silenciarme”. Y añadió: “No quería que tuvieran poder sobre mí, así que me convertí en activista a tiempo completo como voz de mi pueblo y de mi hermana, y para exponer los crímenes de China”.

Rushan Abbas, fundadora de Campaign for Uyghurs, en Washington, el 12 de septiembre de 2023. (Alejandro Heredia/The Epoch Times)

El gobierno de Estados Unidos ha dicho formalmente que el trato que China da a los uigures en la región de Xinjiang se configura en “genocidio” y “crímenes contra la humanidad”. El PCCh ha encerrado a más de 1 millón de uigures en campos de internamiento, donde los detenidos son sometidos a trabajos forzados, torturas, adoctrinamiento político, abortos forzados y otros tratos inhumanos.

Para detener la represión transnacional del PCCh contra los uigures, los legisladores pidieron al presidente Biden que le ordenara al secretario de Estado que elaborara una lista de personas detenidas injustamente en Xinjiang y de sus familiares en Estados Unidos.

“Incluso en Estados Unidos temen hablar en nombre de sus familiares detenidos en los modernos campos de concentración” chinos, escribieron los legisladores. “Pedimos que su Administración sea su voz tanto para buscar un contacto regular con sus familiares como para permitirles la libertad de expresión, religión y movimiento garantizada por el derecho internacional”.

A principios de este mes, más de 50 organizaciones, incluidas Campaign for Uyghurs, Friends of Falun Gong, Hong Kong Democracy Council y Students for a Free Tibet International, enviaron una carta al presidente Biden, pidiéndole que dé prioridad a los derechos humanos cuando se reúna con el Sr. Xi. durante la cumbre.

“Xi Jinping y su gobierno están atacando los derechos humanos a una escala sin precedentes en décadas. Presidente Biden, usted tiene una oportunidad única de enviar mensajes contundentes a Xi Jinping sobre su posición en materia de derechos humanos, lo que probablemente tendrá un impacto para detener, y posiblemente revertir, esta crisis”, escribieron los grupos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.