Cómo ayudar a adolescentes bajo la presión de la tecnología y las redes sociales

Por BARBARA DANZA
21 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

Ana Homayoun es una educadora y consejera especializada en ayudar a los jóvenes a navegar por las presiones de la educación y la vida tan peculiar exclusiva de esta generación.

Ella ha escrito tres libros: “That Crumpled Paper Was Due Last Week: Helping Disorganized and Distracted Boys Succeed in School and Life” (Ese papel arrugado debía entregarse la semana pasada: ayudar a los niños desorganizados y distraídos a triunfar en la escuela y la vida), “The Myth of the Perfect Girl: Helping Our Daughters Find Authentic Success and Happiness in School and Life” (El mito de la niña perfecta: ayudar a nuestras hijas a encontrar el éxito y la felicidad auténtica en la escuela y la vida), y su último, “Social Media Wellness: Helping Tweens and Teens Thrive in an Unbalanced Digital World” (Bienestar en las redes sociales: ayudar a los preadolescentes y adolescentes a prosperar en un mundo digital desequilibrado).

Con el aumento alarmante de la ansiedad, el estrés y la depresión entre los adolescentes de hoy, las familias y los maestros pueden beneficiarse de la experiencia de Homayoun.

The Epoch Times: En un video de su sitio web, explica como fue el comienzo de su negocio en asesoramiento y consultoría, Green Ivy Educational Counseling, para proporcionar un lugar donde “los niños fueran alentados y motivados a seguir sus sueños”. El tipo de asesoramiento y apoyo que le ofrece a los jóvenes, es quizás, hoy mas que nunca el más necesario. ¿Qué le atrajo inicialmente a este trabajo?

Ana Homayoun: Poco después de publicar mi primer libro, tomé un café con un periodista que había entrevistado a miles de personas a lo largo de su carrera, y dijo algo que me ha quedado grabado durante casi una década: descubrió que las personas que aman sus carreras generalmente tienen un trabajo que comenzó a partir de algo que les gustaba hacer en la escuela intermedia y secundaria. Y esto también es cierto para mí.

En la escuela secundaria, ayudaba a los compañeros y estudiantes más jóvenes a organizarse y controlar el estrés. Siempre estaba feliz de echar una mano y vi cómo tantos compañeros de clase eran juzgados erróneamente en función de sus calificaciones y puntuación.

Cuando me gradué de la universidad, tuve un profesor universitario que me preguntó acerca de las tres cualidades que quería de un trabajo, y respondí: “Quiero ayudar a las personas. Quiero escribir. Quiero viajar ”. Y ahora, dos décadas después, siento que tengo el mejor trabajo del mundo y amo hacerlo casi todos los días.

Mi trabajo consiste en ayudar a los estudiantes, padres y educadores a sentirse apoyados y tener las habilidades necesarias para navegar por un mundo que parece abrumador y siempre “activo”, ya sea con contenido digital o no. Siempre hay algo nuevo y diferente, y trabajar con estudiantes me mantiene con energía.

The Epoch Times: ¿Qué le gustaría que los padres entendieran mejor acerca de apoyar los sueños y las aspiraciones de sus hijos?

Sra. Homayoun: Gran parte de la crianza de los hijos se ha basado en el miedo, y creo que en las últimas dos décadas, durante un tiempo en el que han surgido tantas nuevas carreras y oportunidades, es algo irónico que hayamos reducido la definición de cómo se ve el éxito.

Alentamos a todos los niños a seguir un camino similar, pero cada niño es diferente. Desearía que los padres supieran comprender y aceptar a sus hijos tal como son, al mismo tiempo que apoyan el sentido de autonomía en ellos (para que entiendan que tienen opciones), competencia (para que entiendan que pueden tomar diferentes opciones y decisiones inteligentes) y la relación (por lo que tengan un sentido de pertenencia) esto realmente crea la base para el éxito y el bienestar a largo plazo.

The Epoch Times: ¿Qué le gustaría que las escuelas hicieran mejor para apoyar los sueños y las aspiraciones de sus estudiantes?

Sra. Homayoun: Gran parte de mi trabajo en las escuelas consiste en ayudar con el plan de estudios de asesoramiento y ayudar a los estudiantes a diseñar su propio plan para el éxito: enfocarse en los hábitos diarios en lugar de las calificaciones o puntuaciones, pasar de una idea de tareas múltiples a una de mono-tarea, procurándolo mas dinámico, con adopción de medidas preventivas para ayudar a los estudiantes con el bienestar social, emocional y físico. A menudo, las escuelas se sienten obligadas a actuar desde un lugar de reactividad constante, apagando incendios constantemente en lugar de pensar activamente en formas de prevenirlos. No significa que el incendio no ocurrirá, pero sí significa que se han implementado más medidas.

Creo que la tecnología en las escuelas ha cambiado completamente el juego, y desearía que no fuera un “todo o nada.” Hay muchas maneras en que la tecnología puede ser útil en las lecciones, por ejemplo, el modelado 3D y la observación de temas complicados de biología, o lecciones interactivas que traen a la luz temas delicados. Al mismo tiempo, hay situaciones en las que el uso de la tecnología puede ser contraproducente, por ejemplo, si todos tienen computadoras y computadoras portátiles durante una discusión que requiere apertura, vulnerabilidad y enfoque completo, puede ser menos útil tener las posibles distracciones de pantallas.

The Epoch Times: Los adolescentes de hoy parecen estar experimentando niveles de presión sin precedentes. El aumento bien informado de la ansiedad y el estrés de este grupo es motivo de gran preocupación para las familias. ¿A qué atribuye este fuerte aumento del estrés y la ansiedad?

Ms. Homayoun: Varios factores contribuyen al fuerte aumento del estrés y la ansiedad. Muchos expertos quieren centrarse en las redes sociales y el uso de la tecnología, pero es mucho más matizado que eso. Las redes sociales y la tecnología no son buenas ni malas, pero la forma en que se usan hace la diferencia. Mantenerse al día con amigos y familiares que lo apoyan puede ser una experiencia increíblemente positiva.

Para los estudiantes, las mayores expectativas de uno mismo pueden provenir de la cultura de comparación que ocurre en línea y en la vida real, y esa cultura ha reducido la definición de éxito en muchas formas. Esta reducción del éxito, junto con la angustia por la productividad que se programa cada segundo, lleva a una falta de tiempo para la reflexión y lo que me gusta llamar “desintoxicación emocional”. Muchos jóvenes se sienten presionados para responder a los mensajes de texto y notificaciones todo el tiempo , y la investigación sugiere que el 45 por ciento de los adolescentes sienten que están “encendidos” todo el tiempo. La sobrecarga de información es estresante, la forma en que los me gusta, los me encanta, los comentarios y los seguidores se han convertido en nuevos barómetros de popularidad.

Al mismo tiempo, nuestro ciclo de noticias las 24 horas del día, los 7 días de la semana, no lo ha hecho fácil para nadie, ya sean adultos o niños. No nos damos cuenta de que los niños reciben tanto contenido a través de diferentes transmisiones y canales que desconocemos.

The Epoch Times: ¿Qué consejo le darías a los padres preocupados de que sus hijos estén demasiado ansiosos o estresados?

Sra. Homayoun: Un artículo reciente en el Yale Daily News destacó a SPACE (Supportive Parenting for Anxious Childhood Emotions), descrito como una nueva técnica que se centra en el apoyo de los padres en lugar de las intervenciones infantiles, y se ha visto que tiene resultados increíblemente prometedores. Lo primero que pueden hacer los padres es dar un paso atrás y mirar sus propias vidas y obtener apoyo, porque en mi experiencia los padres necesitan apoyo externo para navegar de manera efectiva en los momentos en que los estudiantes se sienten ansiosos y estresados.

Al mismo tiempo, es clave asegurarse de que los niños tengan acceso a personas que los apoyen y ofrezcan claridad (compañeros que sean adultos solidarios y de confianza que puedan ayudar a proporcionar una perspectiva mas clara). Muchas veces, los estudiantes que se sienten abrumados piensan que no tienen a nadie a quien recurrir, por lo que es fundamental adoptar medidas preventivas. Algunos de mis alumnos se refieren a trabajar en torno a esto como “creando su caja de herramientas emocionales” que incluye personas de apoyo y clarificadores, así como identificar cinco comportamientos positivos a los que pueden recurrir cuando se sienten abrumados. Mis alumnos han dicho que salir a la calle, leer un libro, ducharse, escuchar música, jugar con mascotas, hacer ejercicio y escribir en un diario son formas en que disminuyen el estrés.

Imagen Ilustrativa (Crédito: LUisella Planeta Leoni / Pixabay)

The Epoch Times: su libro “Social Media Wellness” (Bienestar en las redes sociales) habla del impacto significativo de la tecnología en la vida de los adolescentes de hoy. En su opinión, ¿qué aspecto tiene una relación saludable con la tecnología para los adolescentes?

Sra. Homayoun: A principios de esta semana hablé con varios cientos de niñas de secundaria sobre el bienestar en las redes sociales, y recibí la pregunta que a menudo recibo: ¿Cuánto tiempo promedio es normal o apropiado pasar en un teléfono? Y la respuesta es, depende: lo que funciona para un niño podría no funcionar para otro. Necesitamos analizar el uso de la tecnología y las redes sociales como un problema de salud pública similar a la nutrición en lugar de hablar constantemente sobre ello como si todo fuera tóxico y malo.

Necesitamos darles a los estudiantes herramientas para que sepan cómo luce el problema del uso excesivo y desequilibrado, para que puedan dar un paso atrás y tomar medidas activas para realizar cambios. Necesitamos empoderar a los estudiantes para que comprendan que tienen una opción sobre cómo y dónde pasan su tiempo ya sea en línea y en la vida real. ¡Se puede hacer! Esta mañana recibí un correo electrónico de una madre cuya hija me escuchó hablar: “Hola Ana. Tu charla tuvo un impacto directo en mi hija. Anoche puso su teléfono fuera de su habitación para tener más tiempo de concentración. ¡Estaba tan contenta!

The Epoch Times: ¿Cómo pueden los padres identificar cuando sus hijos tienen una relación poco saludable con la tecnología? ¿Qué pueden hacer al respecto?

Sra. Homayoun: Gran parte de mi trabajo consiste en prevenir una relación poco saludable con la tecnología y centrarme en tres pasos clave: conciencia, compartimentación y coherencia. La conciencia implica aprovechar la oportunidad de saber realmente cuánto tiempo se pasa en línea. En una ocasión hice que un chico de segundo año de secundaria revisara su uso del tiempo de pantalla durante nuestra cita, y descubrió que había pasado 40 horas en la semana anterior en su teléfono y decidió que eso le impedía avanzar hacia sus propios objetivos. Se dio cuenta de que necesitaba apoyo para crear oportunidades consistentes para la compartimentación, de modo que pudiera hacer su trabajo sin distracciones y, en cambio, centrarse en la coherencia, lo que implicaba asegurarse de tener oportunidades diarias y semanales para la desintoxicación digital y estar fuera de línea.

Imagen Ilustrativa (Crédito: Luisella Planeta Leoni / Pixabay)

En términos de lo que los padres pueden hacer, realmente depende de dónde esté el niño en el espectro del uso excesivo problemático. Tengo un cuestionario en “Social Media Wellness” que destaca el comportamiento (por ejemplo, la ira cuando se quita la tecnología, desesperación, irritabilidad, ocultamiento, conductas secretas y similares). No puedo dejar de subrayar la importancia de que los padres obtengan apoyo externo.

Sigue a Barbara on Twitter: @barbaradanza

*****

Te puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS