Cómo encontrar paz en la carrera diaria de la vida

Por Jeff Minick
09 de Julio de 2023 11:35 AM Actualizado: 09 de Julio de 2023 11:35 AM

Cuando mi hermano pequeño y yo éramos niños, nuestro padre nos solía incluir en su equipo de trabajo. Quitábamos la maleza en los bosques que rodeaban la casa, rastrillábamos las hojas, limpiábamos las caballerizas del establo y lo ayudábamos a construir muros decorativos de roca, que construía en todas las propiedades que tenía.

Con frecuencia, papá hacía una pausa en estas tareas, nos miraba y decía: “Tranquilos, chicos. Acabarán agotándose”.

Este mismo consejo está incrustado en el adagio “La vida es un maratón, no un carrera de velocidad”. Como nos dice el narrador de “Una parada en el bosque en una tarde nevada” de Robert Frost, nos quedan kilómetros por recorrer antes de dormir.

Sin embargo, el ritmo de la carrera en la que estamos inmersos es desigual. A veces, las circunstancias exigen correr en lugar de trotar, incluso a una velocidad vertiginosa. Nuestro supervisor nos dice que necesita inmediatamente un informe muy importante, y trotar no es una opción. Por el contrario, los que siempre van a toda prisa, tratando cada tarea como si tuviera que hacerse ayer, es probable que pasen por alto los detalles y ofendan con su brusquedad a sus compañeros de trabajo, amigos y familiares.

He aquí cuatro estrategias que nos ayudarán a completar estas carreras al tiempo que aumentamos nuestras posibilidades de felicidad y éxito.

Adecuarnos al ritmo a la carrera. Esa tarea que nos asignó el supervisor exige una carrera de velocidad. Otras facetas de nuestra vida, como el matrimonio o la educación de los hijos, son carreras de larga distancia. A veces, disminuimos la velocidad hasta convertirse en una caminata lenta y nos preguntamos si alguna vez llegaremos a la meta. Cuando adaptamos nuestro estado de ánimo al ritmo de la carrera, esta se hace más fácil e incluso agradable.

Conociendo nuestros límites. El presidente Theodore Roosevelt era un velocista. Corría de un proyecto a otro, superando obstáculos, avanzando siempre y raras veces aminoraba el paso. En 1914, Roosevelt, de 55 años, emprendió la exploración del río Amazonas. Los insectos, la lluvia, las enfermedades, la falta de alimentos adecuados y  de atención médica le pasaron factura. Nunca se recuperó  de esta terrible experiencia y, a los 60 años murió.

En la película “Magnum Force”, Harry el Sucio (Clint Eastwood) dice: “Un hombre debe conocer sus limitaciones”. Ese es un punto importante que nos hace permanecer en la carrera.

Teniendo una visión a largo plazo. Para una madre de tres niños pequeños, cada día puede ser una carrera de velocidad: vestir y dar de comer a los pequeños, cambiar pañales, resolver discusiones. Es fácil perder de vista la meta, que es criar a tres seres humanos para que se conviertan en adultos responsables y morales. Ya sea que estemos corriendo una carrera de 100 metros o un ultra maratón, podemos beneficiarnos si nos detenemos de vez en cuando para visualizar nuestro objetivo que es la meta, en lugar de centrarnos únicamente en la carrera en sí.

Encontrando alegría en el camino. La vida puede lanzar sus crueles aflicciones sobre cada uno de nosotros: problemas financieros, pérdida del trabajo, enfermedades, muerte de un ser querido. Con frecuencia tenemos poco o ningún control sobre el daño causado por estas catástrofes. Pero allí donde sí tenemos cierto control, en nuestra vida cotidiana, Podemos hacernos daño a nosotros mismos si ponemos demasiada energía en la carrera e ignoramos la alegría, el amor y la belleza. Si cerramos los ojos a estas cosas, corremos el riesgo de convertirnos en zombis, ciegos a las maravillas que nos rodean, las verdaderas razones por las que estamos corriendo.

“Cool runnings” es una expresión de origen jamaiquino que puede significar “paz en tu viaje”. Corremos todo tipo de carreras antes de romper la cinta final de la vida. Puede que ganemos algunas medallas y aplausos de la multitud, pero cuando corremos con gracia, siempre conscientes de lo esencial de una vida bien vivida —amor, felicidad, amistad—, la paz interior será una de nuestras mayores recompensas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.