¿Cómo es un arma sónica? el misterioso ataque contra diplomáticos estadounidenses en Cuba

05 de Octubre de 2017 Actualizado: 05 de Octubre de 2017

Estados Unidos retiró la mitad de su personal diplomático en Cuba, y expulsó a 15 personas de la embajada cubana en Estados Unidos.

La razón: desde los últimos meses de 2016, en el marco de la victoria electoral de Donald Trump, y la muerte de Fidel Castro, 22 empleados de su embajada en Cuba han sido blanco de ataques con “armas sónicas”.

Estos empleados sufrieron lesiones graves como malestar en los oídos, pérdida de audición, mareos, dolores de cabeza, fatiga, trastornos cognitivos y dificultad para dormir.

Aunque EE. UU. no ha responsabilizado directamente al gobierno cubano por estos ataques, resulta casi improbable que una agresión de este tipo, dentro del territorio cubano, y que afecta las relaciones con Estados Unidos, pueda ser realizado sin el conocimiento o aprobación del régimen comunista.

Las armas sónicas existen

Los sonidos, ruidos y ondas sonoras pueden tener efectos físicos y psicológicos sobre los seres humanos.

Estas armas existen en forma de dispositivos “Acústicos de Largo Alcance” (LRAD, en inglés), también llamados “cañones sónicos”, capaces de emitir un ruido alto y estridente que afecta la audición humana hasta a 300 metros de distancia.

Dispositivo Acústico de Largo Alcance (LRAD, en inglés), o "cañón sónico" (Foto de David McNew / Getty Images)
Dispositivo Acústico de Largo Alcance (LRAD, en inglés), o “cañón sónico” (Foto de David McNew / Getty Images)

Pueden ser montados sobre un vehículo, que emite un sonido agudo en una frecuencia baja de 2,5 khz ,y en un arco de entre 30° y 60°, a unos 150 decibeles, dirigidos con gran precisión.

En el caso del ataque en Cuba, según el testimonio de una de las víctimas estadounidenses: “El estruendoso ruido hizo que un diplomático estadounidense saltara de su cama en un hotel de La Habana. Se movió apenas unos metros y solo halló silencio. Volvió a la cama. De manera inexplicable, el agonizante sonido volvió”, dijo VOA.

¿Se trató de alguna variante del dispositivo de acústico que usa sonidos altos y estridentes?

Este tipo de sonido puede causar dolores de cabeza, náuseas, pánico y, una potencial pérdida auditiva, pero no dificultades en el habla como sucedió en el caso anterior, lo cual resulta confuso.

Infrasonido

Son armas que utilizan infrasonidos emitidos a una frecuencia menor a 20 hz, y que no puede ser escuchada por el oído humano.

Producen vértigo, estrés, visión borrosa, falta de equilibrio y desorientación, y tras grandes exposiciones puede dañar los órganos mediante la vibración y causar la muerte, sin que la persona se dé cuenta.

Se conoce poco del funcionamiento de estos dispositivos, que pueden ir desde antenas que producen daños al alcanzar su blanco, hasta otras que dirigen un “haz” de sonido constante que puede atravesar paredes y afectar a personas dentro de un edificio, según Infobae.

En el caso del ataque en Cuba, los testimonios de las víctimas indican que algunos “no escucharon o sintieron nada, pero presentaron síntomas”. ¿Se trató entonces de alguna variante de dispositivo de acústico que usa infrasonidos?

Los lugares de los ataques y el tipo de arma utilizada

Los sitios de los ataques sugieren que pudieron haberse utilizado determinadas armas sónicas.

Según el Departamento de Estado, los ataques ocurrieron en las residencias de los diplomáticos, y también en hoteles.

La mayoría de los diplomáticos fueron afectados en sus domicilios, que son proporcionados por el gobierno cubano.

Un incidente ocurrió en una planta superior del Hotel Capri, que es también del estado cubano, y donde vivían dos empleados de la Embajada.

Hotel Capri, Ciudad de La Habana, Cuba. (Foto ADALBERTO ROQUE/AFP/Getty Images)
Hotel Capri, Ciudad de La Habana, Cuba. (Foto ADALBERTO ROQUE/AFP/Getty Images)

“Nadie más en el hotel presentó una queja similar. Si es que existe un arma, es apuntada de manera tan específica que afecta sólo a ciertas partes de ciertas habitaciones”, según el Daily Mail.

Las sospechas de los investigadores sugieren el uso de armas que pudieran utilizar infrasonido o ultrasonido.

Para la sección tecnológica del conglomerado mediático Mashable:

“El problema es que los infrasonidos son muy, muy difusos, y por tanto no son algo que realmente se pueda apuntar a un edificio en particular o localizar en una embajada específica”.

Aunque los infrasonidos pueden viajar por un tiempo y atraviesan las paredes con facilidad, sus ondas sonoras se dispersan a lo largo y ancho.

En cambio el ultrasonido, que se caracteriza por ondas cortas y frecuencias demasiado altas para ser captadas por nosotros, puede destruir tejidos humanos.

En tal caso el arma tendría que estar justo al lado de su objetivo, “porque las ondas ultrasónicas no pueden atravesar barreras como lo hacen las del infrasonido”.

Aunque los ataques sónicos fueron rechazados por el gobierno de Cuba, estos ataques ocurrieron, aunque se desconozca el tipo de arma y el ejecutor real, existen las víctimas y los síntomas y efectos del uso de estas armas.

Según Mashables Tech, si fuese un arma sonora, estaríamos frente a algo completamente nuevo.

TE RECOMENDAMOS