Cómo hablar con los niños sobre ataques terroristas

07 de Julio de 2017 Actualizado: 07 de Julio de 2017

Hubo cuatro ataques terroristas en este año y un incendio en la torre de Londres. Muchos niños oirán sobre tales eventos trágicos en las noticias o en la escuela y tendrán preguntas para los padres; cuestiones que podrían parecer particularmente difíciles de responder.

La psicóloga de niños Dra. Rachel Calam y Nicky Cox, jefe de redacción del periódico para niños First News ofrecen algunas orientaciones.

Hable con sencillez

Incluso para los adultos es difícil comprender los ataques terroristas. Trate de no añadir sus propios sentimientos de vulnerabilidad en la conversación, dijo la Dra. Rachel Calam.

“El punto de partida es escuchar cuáles son las preocupaciones del niño. Y realmente tratarlo de una manera práctica en lugar de hacer algo elaborado y complicado. Debe mantenerlo en un nivel simple y dar a los niños mayores la oportunidad de hablar, pensar y hacer preguntas”, dijo.

“Es importante ser guiado por el niño y no imponer el enojo de los padres por lo que le sucede al niño, pero sí escuchar lo que el niño tiene que decir. Porque mientras que algunos no tienen mucho que decir al respecto, otros pueden estar muy, muy asustados y ansiosos”.

Contextos históricos

Muchos niños podrían estar asustados por la amenaza de otro ataque terrorista, pero Nicky Cox dice que es importante poner estos ataques en contexto. “Siempre han estado con nosotros”, dijo y agregó, “Guy Fawkes, tiempo atrás hasta 1605. Reina Victoria, siete intentos de asesinato durante su reinado de 63 años. Los problemas de Irlanda del Norte. Y no es el terrorismo, sino las guerras mundiales las que lanzaban bombas en todo el mundo y la gente vivía aterrada”.

“Creo que es muy importante decirles a sus hijos que no están viviendo con una amenaza más grande. En general el mundo en la actualidad es un lugar más seguro, quizá como en ningún otro momento tiempo atrás”.

¿Sucederá nuevamente?

Esa pregunta también puede estar dando vueltas en la mente de muchos padres. Pero recuerde que es muy rara la probabilidad de realmente tener un ataque terrorista, dijo la Dra. Calam.

A pesar de haber tenido tres ataques en rápida sucesión en áreas muy pobladas y con una enorme atención de los medios de comunicación, el hecho es que estos son eventos increíblemente raros. Objetivamente son en extremo improbables de alguna vez ser víctimas de un ataque terrorista.

“Por tanto, un mensaje importante es que estas cosas muy raramente suceden y hay personas muy sabias y buenas que están trabajando duro para asegurarse de que ellos no serán perjudicados”.

Héroes en la comunidad

“Lo que hemos visto claramente en Manchester es que se ha sacado lo mejor de cada uno, un compromiso con una sociedad en la que todos podamos vivir juntos, en paz, y que toda la gente de manera unida pueda llevarse bien”, dijo la Dra. Calam.

“Pudimos ver estas maravillosas flores y el concierto que hubo. Todas son demostraciones de que la mayoría de personas son pacíficas y están unidas y quieren sentirse bien. Realmente ese es el lado de enfoque”.

Centrarse en aspectos positivos, tal como todos los héroes de la comunidad que ayudaron a otros, dijo Nicky Cox.

“Mira a todos los héroes que ayudaron, y a la comunidad trabajando junto. Hay mucha más gente buena en el mundo [que gente mala]”, dijo Cox. “Hubo un atacante poniendo una bomba en Manchester, esa fue una persona. Pero había allí mucha más gente buena, todos estaban ayudando”.

Los hechos

Evitar las noticias es difícil. Los niños en la escuela secundaria probablemente escucharán gran parte de los reportes a través de las redes sociales.

“Desafortunadamente, en Internet hay mucha desinformación y noticias falsas. Así que creo es muy importante decirle a sus hijos mayores que, “no crean todo lo que leen en Internet”, usen su pensamiento crítico. Piense dónde leyó la información, si no es una fuente confiable, vaya a algún lugar donde sea confiable”, dijo Nicky Cox.

“Diga la verdad, no trate de esconder lo sucedido. Pero tampoco, entre en detalles gráficos sobre lo sucedido, sólo hábleles de los hechos”.

“Usted conoce a sus hijos, la edad que tienen y con lo que pueden lidiar, yo creo es sólo cuestión de no entrar en tanto detalle con los más jóvenes”, dijo.

Escoja el momento

“No hable del tema con niños pequeños antes de acostarse”, dijo Cox.

“No queremos que sea la última cosa en su mente antes de ir a dormir, a pesar de lo positivo que sea. Hable de ello durante el día y después de algo agradable, porque su memoria no es persistente antes de ir a dormir”.

Un gran abrazo

La Dra. Rachel Calam dijo: “Sólo quédese allí para escuchar, para oír sus temores, y proveerles toda la confianza que pueda”.

“Téngalos un poco más cerca por un rato más”, agregó Nicky Cox.

TE RECOMENDAMOS