Cómo una madre enseñó a sus hijos a disfrutar de las tareas del hogar y de sus cenas

Educar a los niños para que sean felices y exitosos comienza en casa con lo básico

Por Annie Holmquist
07 de Junio de 2023 11:26 PM Actualizado: 07 de Junio de 2023 11:26 PM

Pregunte a cualquier grupo de padres lo que desean para sus hijos y probablemente le darán alguna respuesta de “felicidad y éxito”.

Hay una gran multitud de voces en el mundo autoritario de hoy que nos dice cómo criar a niños muy felices y exitosos. “Denles una buena educación”, dice una voz, mientras que otra sugiere “muchas actividades extracurriculares”, en tanto que una tercera insiste en que “vaguen libres e independientes”.

Cada una de esas voces probablemente tiene algo de verdad. Pero al buscar la última y mejor táctica para la crianza de los hijos, a menudo pasamos por alto los conceptos básicos.

Encontré varias de estas prácticas básicas escondidas en un viejo libro para niños, All─of─a─Kind Family (Una familia muy unida) de Sydney Taylor. El relato ficticio de Taylor sobre una familia de cinco niñas que vivían en la ciudad de Nueva York durante la era eduardiana se basa en su propia infancia y da una idea de cómo “Mama” crio a sus hijas para que fueran adultas exitosas y felices a través de las tareas del hogar, la constancia y el compañerismo.

Creatividad en las tareas

Las niñas de mamá no eran ángeles, deja en claro Taylor, y como tales, se quejaban de las tareas del hogar. Limpiar el polvo de la entrada principal era una tarea especialmente temida.

Después de una batalla particularmente difícil sobre a quién le tocaba el turno de desempolvar, Mamá convirtió la tarea en un juego, escondiendo 12 botones en lugares estratégicos de la habitación para asegurarse de que sus pequeñas hicieran un trabajo completo. Tal movimiento produjo un nuevo problema: ¡Todas las chicas insistieron en que era su turno para desempolvar! Pero la elegida se dirigió alegremente a la estancia principal y finalmente encontró los 12 botones y obtuvo una sala maravillosamente limpia.

Los padres de hoy saben lo que es que los niños se quejen de las tareas, lo que puede ser una de las razones por las que una encuesta de Braun Research, citada con frecuencia, encontró que solo el 28 por ciento de los padres obligan a sus hijos a hacer las tareas. Pero según otro estudio de Harvard, las tareas crean adultos más felices e independientes. Por lo tanto, esconder la paja en el montón de tareas del hogar, como lo hizo Mamá en “All─of─a─Kind Family”, parece aún más necesario.

¡Así que sea creativo y ocasionalmente haga que las tareas del hogar sean divertidas! Configure un cronómetro y haga que los niños compitan contra el reloj para una determinada tarea. Ofrezca un incentivo ocasional para el niño que es más fiel en completar las tareas durante un cierto período de tiempo. O incluso intente un derivado de la idea de mamá, escondiendo artículos para que los niños los encuentren en el proceso de completar tareas temidas.

El truco, sin embargo, es ser estratégico con estos juegos. Mamá “era una madre sabia”, y continuamente mezclaba las cosas. Después de la primera semana del juego de quitar el polvo, sus hijas nunca sabían cuándo aparecerían los botones, ni cuántos serían, ni si habría algún premio especial, como un centavo escondido, por lo que para conseguirlos siempre tenían que hacer una limpieza a fondo.

“Las quejas no se detuvieron por completo, pero no eran tan fuertes ni tan frecuentes”, escribe Taylor. “Y mientras tanto, a las niñas se les enseñó a ser las mejores pequeñas amas de casa de todo el mundo”.

Reglas claras y consistencia

Cumplir con lo que dice es uno de los componentes más importantes de una crianza exitosa. Ayuda a los padres a mantener la cordura porque la constancia permite la seguridad emocional en los niños, lo que resulta en emociones reguladas y un mejor comportamiento, explica una investigación de la Universidad de Georgia. Para mamá, esa consistencia era especialmente necesaria en la mesa de la cena:

Había una regla estricta sobre no desperdiciar comida en la casa de mamá. Los niños habían convertido esta regla en un canto:

Sin sopa
Sin carne.

Sin carne
Sin vegetales.

Sin vegetales
Sin fruta.

Sin fruta
Sin dinero.

Sin embargo, esta regla se puso a prueba un día, cuando la hija de enmedio, Sarah, decidió que no estaba de humor para la sopa de arroz. Pasando el tiempo en el almuerzo con su tazón de sopa lleno, ofreciendo excusas de por qué no podía comerlo e incluso disolviéndose en un colapso, Sarah finalmente tuvo que dejar la mesa y regresar a la escuela con hambre. Pero mamá se mantuvo firme. La sopa se volvió a preparar después de la escuela y de nuevo a la hora de la cena, donde una niña desamparada finalmente se tragó una cucharada.

Esta batalla de voluntades no solo fue dura para Sarah. “Mamá estaba igualmente miserable”, nos dice el autor. “Tenía que seguir armándose de valor en su firme resolución. No tengas mucha pena por ella, se dijo a sí misma. No debes. Ella debe aprender su lección. Si tan solo tomara una cucharada, sería suficiente. Así sería capaz de ceder”.

Todos los padres pasan por este tipo de lucha en algún momento. Lamentablemente, es muy fácil ceder ante los gemidos y lágrimas de un niño, o incluso resistirse a imponer la ley en primer lugar. Pero los padres que muestran con delicadeza pero con firmeza quién manda, que hacen saber a los niños lo que se espera de ellos y cumplen, descubrirán que su trabajo se vuelve más fácil con el tiempo.

Compañerismo

A veces se dice que una de las mejores cosas que los padres pueden hacer por un niño es darle hermanos. Las investigaciones lo confirman y muestran que los hermanos pueden brindarle a una persona una mejor salud mental y mejores relaciones, dependiendo, por supuesto, de cuán positiva sea la relación entre hermanos.

Las hermanas de “All─of─a─Kind Family” tuvieron su parte de peleas, pero en general eran buenas amigas. Una de las formas en que mamá fomentó esta amistad positiva fue enviándolas a la cama temprano. Pero mamá no las hacía acostarse tranquilamente en la cama. Las cinco niñas compartían una habitación, algunas de ellas incluso compartían camas, y se les permitía hablar libremente entre ellas, compartir historias y secretos, fortaleciendo posteriormente su relación y confianza mutua.

Necesitamos darles a nuestros hijos oportunidades similares, primero dándoles hermanos y segundo permitiéndoles pasar un tiempo positivo juntos aparte de los padres. Como beneficio adicional, esto permite que los padres pasen juntos el tiempo que tanto necesitan a solas, hablando y construyendo su relación, lo que hace felices tanto a los padres como a los niños.

Al final, no son los últimos artilugios tecnológicos ni las amplias oportunidades lo que promete hacer que nuestros hijos sean felices y exitosos como adultos. En cambio, es nuestra consistencia en asegurarnos de que conozcan los conceptos básicos de la responsabilidad y estén rodeados de relaciones familiares amorosas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.