Cómo vivir pacíficamente con pensamientos negativos

Baje el volumen de las palabras en su cabeza

Por NANCY COLIER
27 de Noviembre de 2019 8:23 PM Actualizado: 27 de Noviembre de 2019 8:23 PM

¿Tiene pensamientos negativos repetitivos? Si es así, se confirma el diagnóstico: usted es un humano.

La persona promedio experimenta entre 60,000 y 70,000 pensamientos por día, según el Laboratorio de Neuroimagen de la Universidad del Sur de California. Como psicoterapeuta, puedo decir con certeza que un gran porcentaje de esos pensamientos se trata de lo que puede salir mal, lo que saldrá mal, lo que hemos hecho mal y lo que otros están haciendo mal.

Lo que hace que los pensamientos repetitivos negativos sean tan desafiantes es que a menudo surgen de creencias centrales como: “no soy lo suficientemente bueno”, “no obtendré lo que quiero” o “el mundo no es confiable”. Construidos a partir de estas creencias profundamente arraigadas, los ciclos de pensamiento repetitivos son muy poderosos y pegajosos. Les creemos, como si su persistencia fuera de alguna manera evidencia de su verdad. Como resultado, nos vemos obligados a comprometernos con su contenido.

Los pensamientos negativos repetitivos son parte del viaje humano; no podemos detenerlos. Sin embargo, podemos dejar de intentar cambiar lo inmutable.

Debemos aprender desde temprano en la vida que necesitamos hacer algo con respecto a nuestros pensamientos negativos: demostrar que están equivocados, convencernos de que son falsos o reemplazarlos activamente con pensamientos positivos. En cualquier caso, tenemos que pelear.

pensativa
Deja de intentar cambiar los pensamientos negativos. No haga nada con ellos o sobre ellos. Deja de luchar contra lo que ya está sucediendo y busca en otro lado. (maxpixel/ CC0)

No hay nada intrínsecamente malo con estas estrategias. Discutir y refutar los pensamientos negativos a veces es útil, como reemplazarlos activamente con pensamientos positivos. Pero el enfoque más efectivo que he encontrado para los pensamientos negativos repetitivos es en realidad el menos intuitivo. Se parece a esto: deja de intentar cambiar los pensamientos negativos, no haga nada con ellos o sobre ellos, deja de luchar contra lo que ya está sucediendo y busca en otro lado.

Reconciliarse con los pensamientos negativos

¿Cómo podemos estar bien cuando lo que sucede en nuestras mentes no está bien? Podemos suponer que al aceptar no cambiar nuestros pensamientos negativos, también estamos de acuerdo en creerlos, en darles sentido. Pero, ¿y si eso no fuera cierto?

¿Qué pasaría si los pensamientos negativos pudieran aparecer en su mundo interior, y usted pudiera comprender su contenido pero no tener que hacer nada al respecto, no tener que hacerlos desaparecer, invertir energía en ellos, involucrarse en sus historias o incluso creerlos? ¿Qué pasa si los pensamientos negativos no pueden significar nada sobre quién es usted? Sin embargo, antes que podamos practicar este enfoque, debemos creer que es posible.

Somos una cultura que nos gusta “hacer”, y para algunos, la instrucción de “no hacer” puede parecer insuficiente. Por lo tanto, puede ser útil reformular el “no hacer” como algo más proactivo. Específicamente, en lugar de concentrarse en no cambiar sus pensamientos, practique desviar su atención de los pensamientos mismos hacia lo que está detrás de ellos.

Tan pronto como aparecen los pensamientos negativos, tendemos a centrar nuestra atención en ellos con el foco del rayo láser, bloqueando así cualquier otra cosa que pueda existir en nuestra conciencia. Y, sin embargo, ¿qué pasaría si tuviéramos que mirar más allá de ellos y contemplar qué más hay? ¿Qué hay detrás y debajo de los pensamientos? Al hacerlo, dejamos los pensamientos en paz y dirigimos nuestra atención a la amplitud que los rodea. Es como cambiar nuestra atención de los pájaros al cielo.

pensativa
A veces, a medida que los pensamientos se vuelven menos atractivos y no logran moverse o involucrarnos, comienzan a desvanecerse por completo. (Pxhere)

Un aspecto importante de esta práctica es no juzgar el hecho de que tenemos pensamientos negativos en primer lugar. En verdad, los pensamientos suceden con o sin nuestro consentimiento. El hecho de que los pensamientos negativos vuelvan una y otra vez es un subproducto del sistema operativo de nuestra mente. No es una falla de nuestra parte; no nos hace menos espirituales, o especialmente preocupados. Cuanto antes podamos aceptar esta verdad, cuanto antes podremos continuar con “el negocio de la vida”.

Bajando el volumen

Pruébelo durante un día o una hora: no cambie sus pensamientos, no importa lo que contengan, simplemente déjelos en paz, déjelos pasar. Aparte su atención de los pensamientos y diríjase al que está escuchando: su propia conciencia y presencia. Sienta el espacio en el que aparecen los pensamientos, el silencio detrás del ruido y la quietud bajo el movimiento.

Cuando cambiamos nuestra atención de esta manera, sucede algo muy curioso: los pensamientos comienzan a perder su poder. Puede que todavía estén allí, pero contienen menos “empuje”. El volumen de los pensamientos cambia de un grito a un susurro. A veces, a medida que los pensamientos se vuelven menos atractivos y no logran moverse o involucrarnos, comienzan a desvanecerse por completo. Y, sin embargo, a veces no se desvanecen. Si bien preferimos que los pensamientos negativos disminuyan en lugar de continuar, tampoco es evidencia del éxito o el fracaso de nuestro proceso.

Los pensamientos negativos repetitivos son parte del viaje humano; no podemos detenerlos. Sin embargo, podemos dejar de intentar cambiar lo inmutable. Lo que importa es cómo nos relacionamos con los pensamientos y con nosotros mismos. Generamos paz interna cuando abandonamos la lucha con lo inevitable y dirigimos nuestra atención hacia nuevas fronteras. En última instancia, la relación que construimos con nuestros pensamientos y la acción que tomamos con nuestra atención es lo que crea nuestra experiencia.

Nancy Colier es psicoterapeuta, ministra interreligiosa y autora del libro “The Power of Off: The Mindful Way to Stay Sane in a Virtual World”. Para obtener más información, visite su sitio web NancyColier.com

*****

Puede interesarle:

Músico virtuoso describe la conexión entre la virtud y la música en el mundo moderno

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.