Compró una casa para su vejez y al cumplir 100 años su hijo lo echó de su hogar

Por Jesús de León
24 de Agosto de 2019 Actualizado: 24 de Agosto de 2019

Un hombre en Texas compró una casa en la cual vivía con su esposa, pero cuando cumplió cien años su hijo lo engaño y lo despojó de su hogar.

Luis González y su esposa Dora, de 83 años, vivían en una casa en Austin, y como era propiedad del hombre los gastos mensuales eran menores.

Sin embargo, su hijo lo despojó del inmueble y ahora deben vivir en un apartamento al sur de la ciudad.

El anciano, que cumplió 100 años, esperaba pasar la etapa final de su vida junto a su esposa en la casa que había comprado.

Sus planes se derrumbaron cuando su hijo lo hizo firmar un documento. En ese momento Luis desconocía de que se trababa, y que debido a ellos perdería la casa y quedarían en la calle.

“Es una cosa que uno no puede creer …, que un hijo corra a su papá de su casa y lo avienta para afuera como un animalito”, dijo Luis a Univisión.

Pareja de ancianos. (Wikimedia Commons)

El matrimonio de ancianos recibió un documento de parte del abogado del hijo de Luis, que también se llama Luis, en el que les indicaban que tenían un mes para despojar la residencia.

“Me volví casi loco cuando me despojaron. No sabía qué iba hacer. Yo no iba a pensar que mi hijo me iba hacer esta tragedia”, dijo Luis.

Dora contó a este medio hispano que estuvo buscando desesperadamente un apartamento, y que les fue difícil porque Luis no puede caminar largos tramos.

“Hallamos aquí, pero es caro. Es todo su cheque para la renta”, relató Dora.

El canal Univisión 62 intentó comunicarse con el hijo de Luis, pero el hombre no quiso dar su versión de la historia.

Pareja de ancianos son abandonados en un bar

En una noticia relacionada, una pareja de ancianos fue abandonada por su hijo en un bar en Argentina, en junio de este año.

Después de haber sido abandonados, Hilda y Hugo fueron llevados a una comisaría donde se pudieron comunicar con su otro hijo Raúl, quien vive con su esposa y sus cuatro hijos.

Raúl, con un espacio en su casa que es muy pequeño, tuvo que mandar a dos de sus hijos a vivir en otro lugar hasta encontrar una mejor solución para los ancianos.

La noticia se convirtió en un tema de debate en la prensa y la sociedad argentina mientras los ancianos encontraban donde vivir definitivamente.

Luego de estar alojados durante un mes en la casa de Raúl, ahora los abuelos se encuentran viviendo en el albergue “Hogar Español” ubicado en el sur de la ciudad de Rosario, desde el 1 de julio.

A pesar de todo lo acontecido, Hilda, de 89 años, y Hugo, de 92 años, quieren dejar todo en el pasado, sin rencores, y ver a esta etapa como “un nuevo amanecer”.

“Él se despierta y mira que yo estoy ahí. Yo me despierto y él está ahí. ¿Qué más podemos pedir?”, declaró Hilda, mostrándose agradecida por seguir construyendo su historia de amor junto a su esposo.

***

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS