Con solo 21 años unió a niños y jóvenes de todo el mundo para plantar millones de árboles

Por Blanca Téllez - La Gran Época
03 de Agosto de 2019 Actualizado: 03 de Agosto de 2019

Un joven alemán de tan solo 21 años logró que niños y jóvenes de muchos países planten un millón de árboles para ayudar a tener un mundo mejor. Pero no se detiene en esa gigantesca cifra; con la ayuda de su organización y de miles de “embajadores” busca que el planeta tenga mil millones de árboles más.

Cuando Felix Finkbeiner hacía una tarea en el cuarto grado, no solo estaba cumpliendo con un deber escolar regular, sino que a tan corta edad estaba haciendo algo que cambiaría su vida y, por cierto, la del planeta.

Después de mostrar la importancia de la vida vegetal en su tarea escolar, propuso que niños de todo el mundo planten un millón de árboles en cada país para mejorar la vida en la Tierra.

Su propuesta entusiasmó a su profesora y a sus compañeros que se le unieron para hacerla realidad. Félix tenía nueve años cuando plantó su primer árbol y con sus compañeros creó la organización Plantar por el Planeta.

Tres años después, cuando tenía 12 años, el número de participantes en su propuesta ya había llegado a 100.000 niños. Siguiendo la iniciativa de Félix, en conjunto ya han logrado plantar un millón de árboles.

“Plantamos árboles por un mundo mejor”, dice la página de su organización desde la cual hace un pedido al mundo: “Ayúdennos a nosotros los niños a salvar nuestro futuro”.

Con el lema “deja de hablar, comienza a plantar”, diversas celebridades han participado en su campaña de más bosques para el mundo, entre los que se encuentran los príncipes Felipe de España y Alberto II de Mónaco, además de jefes de estado, artistas y otras personalidades.

Para difundir su propuesta, Félix la presentó en diversos foros mundiales como el Parlamento Europeo y la Asamblea General de la ONU. Cuando fue nombrado embajador de la ONU, pudo darla a conocer en más de 90 países.

A sus 21 años, su organización internacional ha crecido tanto que ahora tiene más de 80,000 miembros o “embajadores” para el sembrado de árboles y más de 130 empleados en 73 países.

Con una organización que crece y está llegando a más países, también amplió su meta. Ahora busca sembrar 1000 millones de árboles.

En Barcelona, Brasil, Colombia, México, esta organización recientemente ha estado plantando árboles y generando consciencia en los niños y jóvenes de estos países sobre la importancia de los árboles para la vida humana y del planeta.

En Brasil, el país con mayor biodiversidad del mundo, han creado 9 academias, o talleres de educación ambiental dirigidos a niños y jóvenes para la plantación de árboles y el cuidado de los bosques y el ambiente natural.

México también participa en esta iniciativa mundial por los bosques. Hasta enero del 2019 han restaurado 22.500 hectáreas de bosque en la península de Mérida, Yucatán, en el sureste del país.

Con estas acciones buscan ayudar a combatir la deforestación por la ganadería, la agricultura y el desarrollo urbano mal planificados, que han determinado las transformaciones ambientales más importantes en la península de Yucatán, como se observa en este mapa de Yucatán.

“Todas las acciones suman y ante una situación complicada en la que estamos, sí es importante tomar acciones para detener esta deforestación y mejorar nuestro entorno”, destacó Guillermo Alcocer cuando presentó la iniciativa por los árboles para Yucatán.

Luis Francisco Guillermo Alcocer, como coordinador de Plantar por el Planeta en Yucatán, menciona que buscan crear conciencia de la necesidad ecológica que tiene el planeta.

“La idea es que podamos nosotros trabajar un poquito en la conciencia ecológica, estamos dando en adopción diferentes plantas de la región para que la gente las pueda sembrar en sus casas”, añadió el coordinador local. “Queremos que todo esto se mejore con pequeñas acciones”.

La organización del joven Félix participa en otras iniciativas asociadas como la campaña para regalar árboles de Navidad o el dictado de talleres y conferencias en eventos mundiales.

Jóvenes con iniciativa y decisión, como Felix Finkbeiner, muestran que para las nuevas generaciones no bastan las palabras.

Su acción consistente por casi una década está ayudando a mejorar la vida en el planeta, con la participación de miles de niños y jóvenes del mundo.

¿Qué te parece esta sencilla idea infantil que ya ha llegado a muchos lugares del mundo?

Estos chicos tienen mucha precisión

TE RECOMENDAMOS