Condado en Washington recomienda a 2.2 millones de residentes que trabajen desde casa

Por Jack Phillips
05 de Marzo de 2020 4:13 PM Actualizado: 05 de Marzo de 2020 4:13 PM

El condado de King, en el estado de Washington, donde se han registrado 31 casos de coronavirus COVID-19 y 10 muertes, instó a sus más de 2 millones de residentes a trabajar desde casa para intentar reducir el número de infecciones.

“Los lugares de trabajo deben promulgar medidas que permitan a las personas que pueden trabajar desde casa hacerlo. Tomar estas medidas puede ayudar a reducir el número de trabajadores que entran en contacto con COVID-19 y ayudar a minimizar el ausentismo por enfermedad”, dijeron los funcionarios del condado de King en un comunicado el miércoles por la noche.

Además, las personas mayores de 60 años, las mujeres embarazadas o las personas con problemas de salud subyacentes deben permanecer en casa tanto como sea posible, ya que son las personas que corren mayor riesgo de contraer el virus, según el condado. Los funcionarios del condado también dijeron que desaconsejan las grandes reuniones o grupos de personas.

Las personas que están enfermas tampoco deben salir de sus casas con frecuencia, dijeron los funcionarios, y agregaron que los habitantes locales deben evitar visitar hospitales, centros de atención a largo plazo o asilos de ancianos, en la medida de lo posible.

“Si necesita ir [a esos centros]”, dice la declaración, “limite su tiempo allí y manténgase a dos metros de distancia de los pacientes”.

La primera de las 18 unidades modulares que albergarán a los pacientes para su tratamiento y aislamiento en respuesta a COVID-19 se encuentra en una propiedad al sur de Seattle, Washington. De seis a ocho unidades, que alojarán de cuatro a ocho personas, estarán en este sitio al sur de Seattle. Se proveerán estaciones de lavado de manos y baños portátiles hasta que se acomoden más instalaciones permanentes. (Foto de Karen Ducey/Getty Images)

Durante el fin de semana, en medio de un aumento de nuevos casos y la primera muerte en EE.UU. por COVID-19, el gobernador de Washington Jay Inslee declaró el estado de emergencia. Días más tarde, el condado de King declaró una emergencia propia después de que se determinó que había un probable brote en el asilo del Life Care Center en Kirkland, que ha sido vinculado a la mayoría de los casos y muertes.

Hasta el miércoles por la noche, 39 casos y 10 muertes habían sido confirmadas en el estado de Washington, según el Departamento de Salud. La mayoría de los casos y muertes se han centrado en el condado de King, mientras que el cercano condado de Snohomish tiene una muerte y varios casos.

Trabajadores de la salud transportan a un paciente en camilla a una ambulancia en el Life Care Center de Kirkland el 29 de febrero de 2020 en Kirkland, Washington. (Foto de David Ryder/Getty Images)

El gobierno del condado de King, Dow Constantine, anunció el lunes que su condado compraría un motel y utilizaría 14 unidades modulares, que originalmente estaban destinadas a alojar a personas sin hogar, para albergar a las personas infectadas. Una parte de ese plan se materializó el miércoles después de que el condado de King comprara un Econo Lodge en Kent, aunque no fue confirmado por funcionarios del condado de King.

“Entendemos que todos compartimos un papel en mantener el condado y la región seguros”, dijo la alcaldesa de Kent, Dana Ralph, a KIRO7. “Pero nos preocupa la elección del lugar, la falta de comunicación, y la falta de lo que hemos podido determinar es un plan para asegurar que esta instalación sea segura”, dijo.

El vicepresidente Mike Pence, que fue nombrado por el presidente Donald Trump para dirigir la respuesta de EE.UU. al coronavirus, viajará a la capital del estado, Olympia, para reunirse con Inslee. Fue después de que Pence dijera en una conferencia de prensa que “cualquier estadounidense podrá ser examinado” para COVID-19.

*****

Descubra:

“¡Despierten todos los ciudadanos de China!”

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.