Condados de Texas declaran desastre por crisis fronteriza

Por Charlotte Cuthbertson
27 de Abril de 2021
Actualizado: 27 de Abril de 2021

El cuerpo de una mujer hondureña fue encontrado tirado en la maleza de una propiedad privada en el condado de Goliad, Texas, luego de que había sido introducida clandestinamente a cientos de millas al norte de la frontera en marzo, según el alguacil del condado Roy Boyd. En otro de los casos, un viejo cobertizo en un rancho se estaba utilizando para desmantelar vehículos robados como parte de los preparativos para el contrabando de personas.

Boyd dice que el condado, que se encuentra a unas 200 millas al norte de la frontera entre Estados Unidos y México, se utiliza como área de preparación para el contrabando de extranjeros ilegales a Houston.

“Ellos los traen desde la frontera a algún lugar de esta área. Los dejan en un sitio de retención temporal y luego alguien de Houston viene y los recoge y luego los lleva a Houston, donde se distribuyen por todo Estados Unidos”, dijo.

El condado de Goliad, con una población de 7600, es uno de los cuatro condados de Texas que emitieron estados locales de desastre la semana pasada debido al impacto de la oleada fronteriza. Tres de los condados están ubicados entre 40 y 200 millas al norte de la frontera, pero se enfrentan al crimen transfronterizo y el tráfico de personas todos los días.

En sus declaraciones, cada uno de los condados—Kinney, Goliad, La Salle y Atascosa—dijeron que la “salud, vida, y propiedad” de sus residentes están “bajo amenaza inminente de desastre por la tráfico de personas que ocurre en nuestra frontera con México”.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron a más de 76,000 inmigrantes ilegales a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en las dos primeras semanas de abril. Además, el número promedio de inmigrantes ilegales que evaden la captura es de unos 1000 por día.

“La actual crisis fronteriza ha provocado que miles de inmigrantes ilegales invadan el sur de Texas y abrumen a nuestra policía local, estatal y federal”, dice la declaración del condado de Goliad.

“Esta violación continua de nuestra soberanía e integridad territorial ha resultado en que los residentes del sur de Texas sean agredidos, amenazados con violencia y robados, al mismo tiempo que han sufrido grandes daños a la propiedad”.

Las declaraciones solicitan que el gobernador de Texas, Greg Abbott, despliegue personal adicional de las fuerzas policiales y fuerzas militares estatales para ayudar a controlar la situación.

El juez del condado de Goliad, Mike Bennett, quien firmó la declaración de su condado, dijo que espera que 200 o más de los 254 condados de Texas sigan su ejemplo.

“No tenemos mucha redundancia en estos pequeños condados y eso está consumiendo todos sus recursos”, dijo Bennett durante una reunión pública en Westache el 22 de abril.

“Esto debe abordarse en la fuente–que es nuestra frontera–y eso es lo que esperamos que haga nuestro gobernador”.

El 26 de abril, Abbott pidió a los jueces del condado que le enviaran una estimación “completa y precisa” del impacto fiscal en su condado para que pudiera facturar al gobierno federal por los costos incurridos.

Boyd dijo que él ha estado lidiando con problemas fronterizos desde 2005.

“Nunca había visto nada como esto”, dijo en la reunión pública. “Las cosas prácticamente empezaron a calmarse en la frontera durante la última administración. Las cosas estaban bastante bajo control”.

“Bueno, eso llegó a un final realmente rápido, y ahora es el Lejano Oeste en esteroides”.

Boyd pidió a los lugareños que revisaran sus tierras en busca de signos de actividad ilegal, incluidas botellas de agua desechadas, restos de fogatas, y cantidades grandes de basura.

“Si no vamos a hacer algo al respecto, entonces no somos una nación”, dijo.

“Yo preferiría que el gobierno federal tome acción y haga algo al respecto, pero, lo siento, no tengo fe. Eso tendrá que provenir del estado de Texas. Si el estado no hace algo, todo terminará”.

La policía detiene a inmigrantes ilegales que fueron contrabandeados en una camioneta en el condado de Kinney, Texas, el 23 de abril de 2021. (Oficina del Sheriff del condado de Kinney)

Escasos de recursos

El condado de Kinney, que fue el primero en hacer declaraciones de desastre, es el único de los cuatro condados que se encuentra en la frontera internacional. El condado es una ruta de contrabando directa desde Del Río a San Antonio.

El alguacil del condado de Kinney, Brad Coe, dijo que tiene seis agentes de tiempo completo para cubrir 1400 millas cuadradas.

“No podemos hacerlo”, dijo.

“Mis muchachos han estado en más búsquedas en el último año que la mayoría de los oficiales de policía en toda su vida. Estamos atrapando más y más cada día. Presentamos cargos, [luego] tenemos que dejarlos ir porque nuestras cárceles están llenas”.

El 23 de abril, la oficina del alguacil publicó un mensaje en su página de Facebook: “En menos de 18 horas, los agentes del alguacil del condado de Kinney se han encontrado con 5 casos de tráfico de personas y 1 vehículo robado”.

El abogado del condado de Kinney, Brent Smith, dijo que Texas debería actuar por su propia cuenta para hacer cumplir su frontera con México.

“En mi opinión, una declaración de emergencia del gobernador Abbott o de la Legislatura de Texas autorizaría a Texas a tomar ciertas medidas para hacer cumplir sus propias fronteras y proteger la salud, la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos”, escribió Smith en The 830 Times el 8 de abril.

El juez recién elegido del condado de Lavaca, Mark Myers, también habló en la reunión pública, a pesar de que su condado no declaró un desastre. Su condado se encuentra entre la frontera y Houston.

Desde enero, dentro del condado, se han robado más de 13 camionetas pickup y siete persecuciones a alta velocidad terminaron en choques. Tres inmigrantes ilegales han sido trasladados en avión a hospitales.

“Todo esto cuesta dinero de los contribuyentes, porque los inmigrantes ilegales no pagan esa factura, tú sí”, dijo Myers, y agregó que cuesta $ 40,000 transportar por aire a una persona lesionada.

“Este no es un futuro sostenible. No podemos hacer esto”.

Myers animó a los 400 a 500 participantes en la reunión a “inundar la red telefónica” de los representantes estatales en Austin.

“El gobernador debe actuar sobre esto, y debe tratarlo como lo que es, que es una invasión a nuestra nación. Este es un acto de guerra”, dijo Myers.

Siga a Charlotte en Twitter: @charlottecuthbo
Siga a Charlotte en Parler: @charlottecuthbo


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS