Aumenta la condena mundial por el ataque con armas químicas en Siria

05 de Abril de 2017
Actualizado: 05 de Abril de 2017

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas realiza una reunión de emergencia el miércoles para discutir un ataque con armas químicas en Siria que causó decenas de muertos, mientras aumenta la condena a nivel mundial por el incidente.

Observadores, diplomáticos y analistas culpan del incidente en la ciudad de Khan Sheikhoun a fuerzas leales al presidente Bashar al-Assad y sus aliados rusos.

La Organización Mundial de la Salud dijo el miércoles que las víctimas parecen mostrar síntomas consistentes con exposición a un agente nervioso.

Una organización que reúne a grupos de ayuda occidentales dice que los muertos llegan a 100, mientras que los heridos llegarían a 350.

Rusia ha “negado categóricamente” cualquier rol en el incidente, culpando por el incidente a aviones de guerra sirios que atacaron un depósito o fábrica que almacena armas químicas que poseen las fuerzas rebeldes. El gobierno sirio ha negado reiteradamente el uso de armas químicas contra civiles durante los seis años de guerra civil.

En el Vaticano, el miércoles, el Papa Francisco dijo que deploraba la “inaceptable masacre”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una declaración divulgada por la Casa Blanca el martes, censuró el ataque como “reprensible y que no puede ser ignorado por el mundo civilizado”.

El ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, hablando al inicio de una reunión internacional en Bruselas, el miércoles, dijo que “toda la evidencia” que ha visto sugiere que el régimen de Assad llevó a cabo el ataque.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS