Condenan a 4 años de cárcel a oficial de Marina de EE.UU. por plan para enviar barcos militares a China

Por Andrew Thornebrooke
17 de Marzo de 2022 5:38 PM Actualizado: 17 de Marzo de 2022 5:38 PM

Un oficial de la Marina estadounidense ha sido condenado a cuatro años de prisión y tres años de libertad supervisada por su papel en la compra de pistolas para el propietario de una empresa de defensa china y por ocultar la relación, según el Departamento de Justicia (DOJ).

Fan Yang, teniente de la Marina estadounidense, fue declarado culpable por un jurado federal en noviembre de 2021 y sentenciado el 16 de marzo.

Yang estaba entrenado en guerra antisubmarina y había trabajado previamente en un avión de patrulla y como instructor de tácticas en una instalación de la Marina en Florida, según el DOJ. Tenía una autorización de seguridad de alto secreto y estaba en servicio activo en el momento de cometer sus delitos.

“Fan Yang ocupaba un puesto de confianza en el gobierno de EE. UU. trabajando en la guerra antisubmarina”, dijo el 16 de marzo el fiscal general adjunto para la Seguridad Nacional, Matthew Olsen, en un comunicado. “Hoy, el tribunal lo ha hecho responsable de violar esa confianza al mentir al gobierno sobre importantes relaciones internacionales”.

Yang entabló una relación online con el ciudadano chino Ge Songtao antes de convertirse en oficial de la marina, según el DOJ.

Sin embargo, las pruebas fotográficas presentadas durante el juicio muestran que los dos se conocieron en persona en 2013, mientras Yang estaba en el entrenamiento de vuelo de la Marina. Luego, en 2016, mientras Yang estaba estacionado en Jacksonville, Florida, recomendó a Ge que contratara a la esposa de Yang como empleada.

Ge contrató a la esposa de Yang para trabajar en su empresa, Shanghai Breeze Technology, con sede en Shanghai.

Esa empresa exportaba equipos marítimos de Estados Unidos a China. En 2021, tanto Ge como la esposa de Yang fueron condenados por utilizar la empresa en un intento de importar ilegalmente a China barcos militares de asalto.

La esposa de Yang supuestamente recibió más de 300,000 dólares en pagos de Shanghai Breeze, sus acreedores y el asistente ejecutivo de Ge y coacusado, Zheng Yan.

El dinero se utilizó para pagar su salario, gastos de negocios en Estados Unidos y para bienes que Ge ordenó comprar a Yang y a su esposa. Los fondos se canalizaban con frecuencia a través del negocio familiar de los Yang, según los fiscales.

Yang compró dos pistolas de 9 milímetros para Ge a petición de éste y se le reembolsaron ambas compras, según el DOJ. Cada vez que compraba un arma de fuego, Yang rellenaba un registro de transacciones de armas de fuego en el que afirmaba falsamente que compraba el arma para sí mismo. Fue condenado por estas transacciones.

Los fiscales dicen que Yang también ocultó a la Marina su relación y la de su familia con Ge.

Durante un incidente en 2018, Yang presuntamente pidió tiempo libre a su cadena de mando de la Marina y afirmó que él y su esposa iban a Disney World. En realidad, viajaron a Nebraska para una reunión en persona con Ge, según el DOJ.

Yang también mintió sobre su relación con Ge en un cuestionario, no reveló el alcance de sus contactos con Ge, ocultó una cuenta bancaria que había mantenido en China y ocultó que tenía un pasaporte chino caducado, según los fiscales.

“El teniente Fan Yang juró proteger a este país, pero en lugar de ello supuso un riesgo significativo para la seguridad nacional de Estados Unidos al no informar de sus contactos con el jefe de una empresa china de contratación para defensa”, dijo en el comunicado la agente especial a cargo Sherri E. Onks, de la oficina del FBI en Jacksonville.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.