Condenan a 5 estudiantes de Hong Kong a casi 5 años de cárcel por una protesta de 2019

Por Dorothy Li
20 de Octubre de 2021
Actualizado: 20 de Octubre de 2021

Cinco estudiantes de la Universidad China de Hong Kong (CUHK) fueron condenados a penas de hasta cuatro años y once meses de prisión por participar en protestas. Los cargos incluían provocar disturbios e incumplir la prohibición de llevar mascarillas en el campus hace dos años.

A mediados de 2019, decenas de miles de personas salieron a la calle para protestar contra la erosión de las libertades de Hong Kong por parte del Partido Comunista Chino (PCCh). El campus de la CUHK también se convirtió en un importante punto conflictivo el 11 de noviembre de 2019: los manifestantes lanzaron bombas de gasolina a los agentes de policía en un puente, que respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos.

Más tarde, por la tarde, la policía antidisturbios detuvo a los cinco estudiantes cerca del Salón de Posgrado de la CUHK, un lugar cercano al puente. Incautaron un martillo metálico a Foo Hoi-ching y una llave inglesa a Hui Yi-chuen.

A pesar de la falta de pruebas de su implicación específica en los disturbios, la jueza adjunta de distrito Kathie Cheung dijo que los acusados debían tener la “intención” de participar en la violencia o “animar” a otros a participar en ella, según informó el medio local Standnews el 19 de octubre.

Los cinco vestían de forma similar a como lo hacían otros manifestantes en el lugar de los hechos, y debieron enterarse de las protestas por las noticias de los medios de comunicación, según el artículo, que cita las palabras de Cheung en el Tribunal de Kowloon Oeste el martes.

Los cuatro hombres acusados fueron condenados a cuatro años y nueve meses de cárcel. La única mujer acusada, Foo Hoi-ching, recibió dos meses más de pena. Foo fue procesada mientras estaba en libertad bajo fianza por otro caso.

Durante los alegatos de mitigación el martes, Foo dijo que no se arrepentía de lo que había hecho, diciendo que el tribunal no tuvo en cuenta la razón de los disturbios.

“A mis ojos, lo autoritario no representa lo correcto”, dijo Foo ante el tribunal, según el medio.

“La ley bajo el régimen autoritario no es más que un enfoque no violento para controlar el comportamiento de la gente, y el tribunal no es un lugar para impartir justicia”, escribió Foo. “Es solo un lugar para expresar las preocupaciones sobre los órdenes sociales a nivel superficial, en lugar de centrarse en las razones fundamentales del malestar social”.

Las protestas masivas se desencadenaron a mediados de 2019 después de que el gobierno de la ciudad anunciara planes para permitir la extradición a China continental. Las protestas se transformaron después en un movimiento más amplio que exigía mayor democracia y libertades frente al creciente control del PCCh sobre Hong Kong. A lo largo de varios meses, millones de personas salieron a la calle para protestar; a menudo se encontraron con policías antidisturbios que dispararon gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersarlos.

A fecha de febrero de 2021, la policía había detenido a más de 10,000 personas relacionadas con las protestas contra la extradición, según el Departamento de Justicia de Hong Kong. Más de 2600 están atravesando o han completado el proceso judicial.

La ciudad también informó de víctimas mortales relacionadas con las acciones policiales contra el movimiento prodemocracia en 2019. Un estudiante de 22 años murió a causa de sus heridas tras caer un piso desde un aparcamiento donde la policía había disparado gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en noviembre de 2019.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS