Condenan a CEO de fintech a 6 años de prisión por fraude de préstamos de alivio COVID-19 e inversiones

Por Ella Kietlinska
12 de Agosto de 2021 8:59 PM Actualizado: 12 de Agosto de 2021 8:59 PM

Audrey Strauss, el fiscal de EE. UU. para el Distrito Sur de Nueva York, anunció el miércoles en un comunicado que Sheng-Wen Cheng, director ejecutivo de una empresa de tecnología financiera, ha sido condenado a 6 años de prisión por obtener de manera fraudulenta 7 millones de dólares en préstamos gubernamentales destinados para brindar alivio durante la pandemia de COVID-19, así como por el fraude de valores.

Cheng, alias “Justin Cheng” o “Justin Jung” presentó una solicitud en 2020 a la Administración de Pequeñas Empresas (SBA, por sus siglas en inglés) y otras instituciones financieras a nombre de otras personas por un total de más de 7 millones de dólares en préstamos garantizados por el gobierno diseñados para pequeñas propietarios de negocios afectados por cierres y restricciones debido a la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Para mitigar las dificultades financieras que sufren las empresas, el Congreso aprobó un paquete de rescate de 2.2 billones de dólares, también conocido como Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus (CARES), el cual proporcionó préstamos para que los propietarios de empresas los utilizaran para que pagaran a sus trabajadores y mantenerlos empleados durante los cierres, entre otros beneficios.

Estos préstamos tenían características atractivas, como la condonación de hasta ocho semanas de nómina en función de la retención de empleados y los niveles de salario, sin cargos de la SBA y su reembolso podía diferirse por un período de seis meses a un año. Aún así, el monto de los préstamos otorgados fue determinado por el número de trabajadores empleados por la empresa y su costo de nómina.

Para recibir este tipo de préstamo, Cheng, de 24 años de la ciudad de Nueva York, que dirigía varias empresas Fintech, proporcionó información falsificada argumentando que otras personas eran los únicos propietarios de sus empresas, según el comunicado. También declaró en las solicitudes de préstamo que sus empresas empleaban en conjunto a más de 200 trabajadores a los que pagaba en total alrededor de 1.5 millones de dólares en salarios al mes. Para probar eso, Cheng presentó registros de impuestos falsificados que no se habían presentado al IRS y registros de nómina con firmas falsificadas.

Todas las empresas de Cheng emplearon a un total de no más de 14 empleados, según el comunicado. Sus registros de nómina falsos incluían nombres de celebridades, atletas, artistas y figuras públicas, como un copresentador de un programa de televisión, un exjugador de fútbol o un entrenador fallecido.

Con los fondos obtenidos al defraudar a sus prestamistas, Cheng compró bienes o servicios de lujo para su uso personal, como alquilar y amueblar un condominio de lujo en lugar de destinarlos a cubrir los costos de nómina, intereses hipotecarios, alquiler o servicios públicos de sus empresas como lo requiere la ley CARES, dijo la oficina del fiscal de EE. UU.

Además de hacer un mal uso de los préstamos de alivio por COVID-19, Cheng cometió fraude de inversión entre 2017 y 2019, según el comunicado.

El delincuente solicitó aproximadamente 400,000 dólares en inversiones en su compañía, Alchemy Coin Technology Limited, y otras compañías relacionadas dirigidas por él. Estas inversiones se obtuvieron a través de declaraciones falsas o engañosas que contenían omisiones con respecto al acceso de Alchemy Coin al capital, el uso de los ingresos de los inversores, la preparación de su plataforma de préstamos basada en cadenas de bloques y una oferta inicial de monedas, según el comunicado.

Cheng también defraudó a docenas de empresas emergentes que buscaban inversores al cobrarles tarifas de “diligencia debida” supuestamente reembolsables con el fin de evaluar las empresas emergentes para una posible inversión  o asegurar el financiamiento para ellas. Él nunca ha tenido la intención o los fondos de invertir en las empresas víctimas y no ha devuelto los honorarios de “debida diligencia” cobrados.

Cuando se enfrentó a sus víctimas, Cheng les mintió que sus honorarios fueron robados por un proveedor externo que se suponía que debía realizar la debida diligencia. A través del esquema de honorarios, Cheng obtuvo 380,000 dólares, según la Oficina del Fiscal de Estados Unidos.

Cheng se declaró culpable en abril de 2021 de fraude contra Estados Unidos, fraude bancario y otros cargos de fraude financiero, según el comunicado.

Además de seis años de prisión, Cheng, un ciudadano taiwanés que ingresó a Estados Unidos con una visa de estudiante, fue sentenciado a tres años de libertad supervisada y acordó su expulsión de Estados Unidos una vez que saliera de la prisión.

La corte también ordenó a Cheng renunciar a los artículos de lujo que obtuvo utilizando fondos malversados, como un Mercedes, un reloj Rolex y un anillo de compromiso de diamantes. El monto de la restitución a las víctimas del delito se establecerá en una fecha posterior, según el comunicado.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.