Condenan a espía del PCCh a 20 años de prisión por robar secretos de aviación

Por Andrew Thornebrooke y Eva Fu
16 de Noviembre de 2022 8:26 PM Actualizado: 16 de Noviembre de 2022 8:26 PM

El primer agente de la inteligencia comunista china extraditado a Estados Unidos fue condenado a 20 años de prisión el 16 de noviembre.

Yanjun Xu recibió la sentencia tras ser declarado culpable a principios de este mes de liderar una red de agentes chinos que tenía como objetivo empresas de aviación estadounidenses, reclutando a sus empleados para que viajaran a China y solicitando su información privilegiada en nombre del Partido Comunista Chino (PCCh).

Xu, que se había declarado inocente, fue declarado culpable de todos los cargos en un tribunal federal tras un juicio de casi tres semanas y ahora cumplirá 20 años de prisión, según un comunicado del Departamento de Justicia.

“Como se demostró en el juicio, el acusado, un funcionario de inteligencia del gobierno chino, utilizó una serie de técnicas para intentar robar tecnología e información de propiedad de empresas con sede tanto en Estados Unidos como en el extranjero”, dijo el fiscal general Merrick Garland.

“La sentencia de hoy demuestra la gravedad de esos delitos y la determinación del Departamento de Justicia de investigar y perseguir los esfuerzos del gobierno chino, o de cualquier potencia extranjera, para amenazar nuestra seguridad económica y nacional”.

Xu es el primer agente de inteligencia chino que es extraditado a Estados Unidos para ser juzgado, ya que fue trasladado desde Bélgica en 2018 después de que un ingeniero al que pretendía reclutar cooperara con el FBI para atraerlo al país europeo.

“Este caso envía un mensaje claro: haremos responsable a cualquiera que intente robar secretos comerciales estadounidenses”, dijo el fiscal federal Kenneth Parker.

“Xu conspiró para robar la ciencia y la tecnología estadounidenses. Gracias al diligente trabajo del FBI, de GE Aviation y de nuestro equipo judicial, pasará décadas en una prisión federal”.

Xu ha sido un agente del Estado desde 2003 y los fiscales en el juicio mostraron una imagen de la tarjeta de miembro del Partido Comunista Chino de Xu tomada de su teléfono después de su detención. Ascendió progresivamente hasta el rango de subdirector de división en el Ministerio de Seguridad del Estado chino (MSS, por sus siglas en inglés), la agencia de inteligencia y seguridad de China.

Según los documentos judiciales y los testimonios del juicio, a partir de al menos diciembre de 2013, Xu se dirigió a empresas específicas de Estados Unidos y del extranjero reconocidas como líderes en el ámbito de la aviación. El esquema se ejecutó con plena coordinación entre el MSS y las entidades de aviación de China.

“El gobierno chino encargó a un oficial de su servicio de espionaje que robara secretos comerciales de Estados Unidos para poder avanzar en sus propios esfuerzos de aviación comercial y militar, a expensas de una empresa estadounidense”, dijo el director del FBI, Christopher Wray.

“Esta descarada acción demuestra que el gobierno chino no se detendrá ante nada para dejar a nuestras empresas fuera del negocio en detrimento de los trabajadores estadounidenses. Mientras el gobierno chino siga infringiendo nuestras leyes y amenazando a la industria y las instituciones estadounidenses, el FBI trabajará con sus socios de todo el mundo para llevar a los responsables ante la justicia”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.