Congreso de EE. UU. aprueba proyecto de ley sobre robo de propiedad intelectual por parte de China

Por Jennifer Zeng - La Gran Época
02 de Agosto de 2018 Actualizado: 02 de Agosto de 2018

WASHINGTON, Estados Unidos – El Senado aprobó el 1 de agosto la Ley de Autorización de Defensa Nacional, que ya había sido aprobada por la Cámara de Representantes por un voto de 359-54 el 26 de julio. Los expertos dicen que uno de los propósitos del gigantesco proyecto de ley de autorización de defensa de USD 716 mil millones es “controlar las inversiones de China en Estados Unidos“.

El proyecto de ley incluye reformas al Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS). En un foro del 31 de julio en el Instituto Hudson sobre la reforma del CFIUS, Michael Allen, gerente general de Beacon Global Strategies, dijo que el comité de inteligencia de la Cámara comenzó a notar la amenaza del régimen comunista chino en 2011.

“Una de las primeras cosas que nos llegó a nosotros fue la información de la Agencia de Seguridad Nacional sobre los agresivos ciberataques chinos”, dijo, recordando sus días trabajando para el Comité Selecto Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

“Poco a poco, la gente llegó a entender lo que ahora sabemos”, dijo Allen. “Es una especie de intento, el diseño, para crear un régimen para tomar sistemáticamente la propiedad intelectual aquí en EE. UU.”

Allen dijo que el robo “sistemático” no solo se realizó a través del robo cibernético, sino también a través del despliegue de estudiantes en todo Estados Unidos, así como a través del capital de riesgo.

Allen considera a la reforma del CFIUS como una respuesta al temor tanto del Congreso como de los responsables de la política de defensa sobre la “ventaja aparentemente cada vez menor” de EE. UU. en muchas áreas, incluida la inteligencia artificial.

Derek Scissors, investigador residente del American Enterprise Institute, cree que hay una “amenaza tridimensional” del régimen chino: robo, “el cual es considerable”; exportaciones y transferencias fuera de Estados Unidos; y adquisiciones en Estados Unidos.

La Casa Blanca elogió la aprobación de la legislación el 26 de julio en un comunicado. “También toma pasos positivos que son consistentes con el compromiso de la Administración de mantener una base industrial fuerte y resistente en la manufactura y defensa”, dijo.

Las medidas del CFIUS se encuentran entre una serie de propuestas que la Casa Blanca y el Congreso están considerando para abordar en lo que consideran prácticas injustas de China en el comercio y en el acceso a los mercados. Otras incluyen aranceles sobre productos que van desde aluminio hasta automóviles, y esfuerzos para evitar el crecimiento en Estados Unidos de las compañías chinas de telecomunicaciones Huawei y ZTE.

TE RECOMENDAMOS