Congreso tiene el derecho de rechazar votos de colegio electoral de un estado: representante Brooks

Por Jan Jekielek
18 de Noviembre de 2020
Actualizado: 18 de Noviembre de 2020

El representante Mo Brooks (R-Ala.) dijo que el resultado final de las elecciones presidenciales podría reducirse a la invocación de la XII Enmienda de la Constitución de EE. UU. a principios de enero cuando el Congreso se reúna.

“La última palabra sobre si aceptar o rechazar” los votos del Colegio Electoral para cualquier estado “no es un trabajo de la corte”, dijo. “Es el trabajo del Congreso bajo” el Artículo II de la XII Enmienda de la Constitución “junto con los estatutos federales que gobiernan este tema”.

“El Congreso tiene el derecho absoluto de rechazar los votos del colegio electoral de cualquier estado, que creemos que tiene un sistema electoral tan deficiente que no se puede confiar en los resultados de las elecciones que esos estados nos presentan, que son sospechosos”, dijo Brooks a Epoch Times esta semana. “Y no voy a poner mi nombre en apoyo de ningún estado que emplee un sistema electoral en el que no tengo confianza”.

Brooks señaló que no tiene confianza en los resultados de las elecciones en varios estados, incluyendo Georgia y Pensilvania, donde el demócrata Joe Biden es el ganador proyectado por márgenes muy estrechos. La campaña del presidente Donald Trump ha presentado demandas en varios estados, alegando irregularidades, fraude de votantes y violaciones de las leyes electorales estatales.

La división de seguridad cibernética del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijo esta semana que las elecciones del 3 de noviembre fueron las “más seguras” de la historia, mientras que varios secretarios de estado han dicho que no hay suficiente evidencia de fraude electoral que pudiera resultar en la anulación de las elecciones. Sin embargo, el presidente de la Comisión Federal de Elecciones, Trey Trainor, ha dicho lo contrario, afirmando que cree que “hay fraude de votantes” en varios estados clave que eligieron a Biden.

Brooks, tal vez al establecer una posible estrategia que el Partido Republicano empleará, dijo que “el 6 de enero a la 1 p.m. hora del este, los 50 estados informarán al Congreso, el presidente [del] Senado presidirá esta reunión” e “informará al Congreso lo que ellos sostienen que son los resultados de su colegio electoral en su estado”.

“Si un miembro de la Cámara de Representantes y un senador se oponen a la presentación de los votos del colegio electoral por parte de cualquier estado, esto desencadena inmediatamente una votación en el pleno de la Cámara de Representantes y una votación en el pleno del Senado sobre la aceptación o el rechazo de los votos del colegio electoral presentados por ese estado en particular”, dijo el republicano de Alabama. “La duración del debate en la Cámara de Representantes y el Senado está limitada a dos horas según la ley federal”.

El presidente John Quincy Adams en 1818 por Gilbert Stuart, 1858. (Dominio público)

Brooks dijo que el Congreso determinará si rechaza ciertos votos del Colegio Electoral, sacándolos así “fuera de la mezcla”.

Su razonamiento para eliminar los votos de ciertos estados es porque están “dirigiendo un pobre sistema electoral” y “un sistema tan sospechoso que no puedes dar credibilidad a los resultados que se están reportando”.

Brooks dijo que bajo la XII Enmienda, la Cámara de Representantes determinará quién será el presidente, mientras que el Senado determinará al vicepresidente. En la Cámara, señaló, no es un voto de mayoría simple, pero “es la mayoría de los estados los que determinan quién será el presidente…”.

“Según los resultados de las elecciones que acabamos de tener, el partido republicano controlará 26 estados de los 50”, dijo Brooks. “Esa es una mayoría con un posible 27”, ya que aún no se ha convocado una elección, añadió.

“Presumiblemente, el candidato republicano sería favorecido, porque el GOP controla la mayoría de las delegaciones estatales en la Cámara de Representantes”, dijo Brooks.

El congresista señaló que una situación similar se produjo hace casi 200 años durante la elección contingente de 1824, en la que John Quincy Adams —que fue el “segundo finalista”— fue elegido presidente ya que ningún candidato obtuvo la mayoría de los votos electorales.

Hace varios días, el profesor emérito de derecho de Harvard, Alan Dershowitz, predijo que Trump podría intentar resolver la elección en el Congreso.

“Veamos el panorama general: El panorama general ahora ha cambiado”, dijo Dershowitz a Newsmax. “No creo que el presidente Trump esté intentando conseguir ahora 270 votos electorales. Creo que él piensa que eso está fuera de discusión”.

“Lo que está tratando de hacer es negarle a Joe Biden 270 votos, impugnando en Pensilvania, Georgia, en Nevada, en Michigan, en Arizona”, dijo Dershowitz, añadiendo que no permitir que Biden llegue a 270 de los 538 votos eventualmente obligaría a las delegaciones estatales de la Cámara de Representantes a votar, donde los republicanos tienen una ventaja sobre los demócratas. Actualmente, el GOP tiene una mayoría de 26-23-1 en la delegación estatal de la Cámara de Representantes.

“Si puede mantener el recuento de Biden por debajo de 270, entonces el asunto va a la Cámara de Representantes, donde, por supuesto, hay una mayoría republicana entre las delegaciones de los estados, y se vota por estado si llega a la Cámara”, dijo Dershowitz. “Está tratando de seguir el libro de jugadas de tres elecciones del siglo XIX”.

Siga a Jan en Twitter: @JanJekielek

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Chinos marchan en apoyo a Trump

TE RECOMENDAMOS