Conocé los beneficios del aceite de sésamo para la salud

08 de Mayo de 2015 Actualizado: 08 de Mayo de 2015

El aceité de sésamo se extrae justamente de las semillas del sésamo y contiene muchas propiedades beneficiosas para la salud. Además aporta su sabor distinto, similar al de las semillas, a las comidas.

Contiene ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, lecitina, fibra, calcio, hierro, zinc, magnesio y otros minerales y vitaminas esenciales para el organismo.

Conocé cuáles son los beneficios de su consumo para la salud

Para el cerebro: su consumo favorece la salud cerebral, contiene magnesio, un mineral importante para combatir el agotamiento físico, mental, la depresión, y fortalecer el sistema nervioso. Y vitamina E, y lecitina elementos buenos para la memoria y la protección de células nerviosas.

Para el corazón: su alto contenido de omega 3 y omega 6 favorecen la circulación sanguínea, además ayuda a reducir el colesterol malo en la sangre y por su contenida de lecitina impide que las grasas se adhieran y acumulen en las arterias, previniendo así distintas complicaciones cardíacas y favoreciendo la salud general del corazón.

Para los huesos: el sésamo es una importante fuente de calcio por lo que el consumo de su aceite y semillas y ideal para el aporte de este mineral que favorece y fortalece la salud de los huesos. El aceite de sésamo es incluso más saludable y sienta mejor que el calcio de origen animal de la leche.

Para las mujeres: en el Oriente se considera a este aceite como “el aceite de la mujer” dado que reduce los dolores asociados a la menstruación y resulta muy saludable para el período de la menopausia.

Es antioxidante: el aceite de sésamo tiene propiedades antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres que dañan la células y a prevenir así enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro.

Es antiinflamatorio: sus ácidos grasos, linoleico y oleico ayudan a reducir la incidencia de los procesos inflamatorios que causan dolor, por lo cual es recomendado para quienes sufren de artrosis, artritis, calambres musculares, esguinces, tendinitis, etc. Para estos casos se puede consumir de a cucharadas, o utilizar de forma externa aplicándolo en la zona de dolor y masajeando. También se utiliza para tratar dolor de oídos y disminuir la inflamación.

A su vez es utilizado como filtro solar ante las radiaciones UV y para favorecer el bronceado natural de la piel.

Articulo original

Fuente: www.lr21.com

TE RECOMENDAMOS