Consumidores de China sumidos en la estanflación mientras suben los precios y se contrae la economía

Por Chriss Street
13 de Marzo de 2020 8:48 PM Actualizado: 13 de Marzo de 2020 8:48 PM

Comentario

Los consumidores chinos han sufrido episodios de alta inflación ligados al hipercrecimiento. China está lidiando con la estanflación, similar a la que sufrió Estados Unidos de 1970 a 1981, ya que su economía sigue desacoplada de Occidente y está paralizada por una pandemia de coronavirus.

Los consumidores chinos sufrieron oscilaciones horribles a corto plazo de la inflación mensual, las cuales alcanzaron hasta un 28 por ciento cuando finalizaban los años ochenta y comenzaban los noventa. Pero desde 1995, los consumidores chinos disfrutaron de un aumento salarial que promediaba alrededor del 11.7 por ciento, y de una modesta inflación anual del consumidor que promedió poco menos del 3 por ciento.

Pero el índice de precios al consumidor (IPC) de China aumentó al 3,8 por ciento en octubre del año pasado, debido a un aumento de 15,5 por ciento en los precios de los alimentos. La inflación general de los precios al consumidor en febrero disminuyó ligeramente al 5.2 por ciento, desde un 5.4 por ciento reportado en enero; pero la inflación de alimentos alcanzó un máximo de doce años con un 21,9 por ciento, según Enodo Economics.

Los hogares chinos gastan alrededor de una quinta parte de sus ingresos disponibles en alimentos, según el Wall Street Journal. Eso es aproximadamente el doble de la cuota familiar comparable de EE.UU., según el Departamento de Agricultura de EE.UU.

Aunque una pandemia puede interrumpir rápidamente las cadenas de suministro de productos industriales y tecnológicos altamente concentrados, el sector agrícola se ve menos afectado.

Pero la provincia china de Hubei, que es el epicentro del brote con 60 millones de habitantes puestos en cuarentena, produce el 30 por ciento de los fertilizantes compuestos y fosfatos de la nación utilizados en la agricultura. Más importante aún, Hubei es el principal proveedor del “tazón de arroz” del sur de China, que incluye las provincias de Sichuan, Yunnan y Guangxi.

Los agricultores chinos parecen estar siguiendo el edicto de las autoridades centrales para completar sus plantaciones normales, que van desde finales de febrero hasta marzo. Pero Enodo Economics advierte que se espera que la falta de fertilizantes reduzca severamente el tamaño de la cosecha de otoño en China, lo que podría elevar aún más los precios agrícolas.

El régimen chino también ha estado aplicando agresivamente los 47 artículos de la “Ley de precios de la República Popular de China“, que se implementó en 1998. Las empresas que no apliquen los precios fijados por el gobierno o no participen en el aumento de precios enfrentarán sanciones, incluida la confiscación de ganancias ilegales, multas de hasta 5 veces la cantidad de esas ganancias, y el cierre de las empresas.

El 25 de enero, la Administración Estatal de China para la Regulación del Mercado ordenó una “represión” contra los infractores que se habían aprovechado de la epidemia participando en “colusiones de precios, aumentos y fraudes”. En 10 días, el país había despachado a más de 1,7 millones de agentes de la ley y presentado más de 3600 casos de violación de precios, según los medios estatales chinos.

El Wall Street Journal informó, a principios de febrero, que cuando el precio de la lechuga se disparó casi ocho veces y el repollo saltó cinco veces su precio normal en un supermercado Carrefour, en Shanghai, la Administración de Supervisión del Mercado de la ciudad multó a la tienda con dos millones de yuanes (USD 286,000) y le ordenó que bajara los precios de las verduras. También fueron multadas varias tiendas domésticas de comestibles por un “aumento de precios” similar.

La estanflación golpeó a los consumidores estadounidenses de 1970 a 1981 con períodos de crecimiento negativo del PIB, inflación de dos dígitos y un nivel de desempleo de casi dos dígitos.

Con pocas esperanzas de un cambio económico a corto plazo y con la posibilidad de que los precios de los alimentos aumenten, la continua estanflación de China perjudicará a los consumidores y socavará la reputación del régimen comunista chino.

Chriss Street es un experto en macroeconomía, tecnología y seguridad nacional. Se ha desempeñado como CEO de varias compañías y es un escritor activo con más de 1500 publicaciones. También ofrece regularmente conferencias de estrategia a estudiantes de posgrado en las mejores universidades del sur de California.

Las opiniones expresadas en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de La Gran Época.

A continuación

Abogado galardonado defiende prisioneros de conciencia y un régimen brutal lo tortura en prisión

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.