La contaminación del tráfico reduce los beneficios del ejercicio físico

03 de Noviembre de 2016 Actualizado: 03 de Noviembre de 2016

Un nuevo estudio realizado por investigadores de ISGlobal, y publicado en la revista Environment International, ha analizado qué efectos tiene para la salud la práctica de ejercicio físico en la ciudad, bajo la exposición a la contaminación atmosférica provocada por el tráfico de coches.

La investigación concluye que la exposición a altos niveles antes y durante la actividad podría reducir los beneficios de esta para la salud.

El trabajo, que forma parte del proyecto europeo EXPOsOMICS, ha sido realizado en Barcelona con 30 personas sanas, a las que se ha realizado un seguimiento individual durante cuatro días en diferentes escenarios de exposición a la contaminación atmosférica.

[insert page=’reciclabot-un-invento-para-cuidar-el-medio-ambiente’ display=’template-relacionadas.php’]

Los resultados muestran que los participantes experimentaron un aumento significativo de la función de las vías respiratorias a corto plazo, que se prolongó durante varias horas después de haber realizado actividad física, incluso en ambientes contaminados.

Sin embargo, la exposición a niveles elevados de contaminación atenuó los beneficios respiratorios derivados del ejercicio. En concreto, las personas experimentaron una disminución a corto plazo en la función de las vías respiratorias altas y bajas, independientemente del nivel de actividad física que habían practicado.

La investigación sugiere que la actividad física reduce los efectos negativos que algunas partículas en suspensión (PM2,5, PM10 y PMcoarse) tienen en las vías respiratorias. Además, el nivel de exposición previo también influyó en la función pulmonar de los participantes.

Necesarios más estudios

Mark Nieuwenhuijsen, coordinador del trabajo y director de la iniciativa de Planificación Urbana, Medio Ambiente y Salud de ISGlobal, explica que “análisis previos ya habían mostrado que las personas que realizan deporte en la ciudad estaban más expuestas a la contaminación atmosférica, pero había la duda de si la practica en ambientes con alta contaminación era beneficioso o perjudicial para la función pulmonar”.

El estudio realizado muestra que la exposición a varios contaminantes ambientales “sí tiene un impacto en las vías respiratorias, pero es necesario realizar más estudios para confirmar esta asociación”.

Otra investigación, coordinada por ISGlobal y publicada en 2015, ya mostraba que los beneficios de la actividad física sobre nuestra salud son superiores a los perjuicios causados por la contaminación atmosférica.

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS