El contrato en una escuela china dicta cuándo una profesora puede quedar embarazada

08 de Marzo de 2016 Actualizado: 08 de Marzo de 2016

El régimen comunista chino es conocido por las rigurosas políticas en planificación familiar. Pero como si no fuera suficiente el número de hijos que el estado le impone a las parejas, una escuela primaria en el centro de China decidió reglamentar cuándo sus maestras pueden quedar embarazadas.

Una profesora de la Escuela Primaria Shang BO en la ciudad de Shangqiu, en la provincia de Henan afirmó recientemente que tenía que pagar 800 yuanes (alrededor de 122 dólares) para renunciar a su puesto de trabajo a causa del embarazo, según una publicación que hizo en Sina Weibo, un popular servicio de microblogging chino.

De acuerdo con el contrato de trabajo de la profesora, el cual adjunta una foto en su publicación en Weibo, una de las cláusulas establece que: “Si no puede seguir trabajando o renuncia en el segundo semestre porque quedó embarazada en el primer semestre, una cuota de 2.000 yuanes se cobrará para poder encontrar a una maestro sustituto o contratar a uno nuevo. “la maestra dijo que ella y otros tres arreglaron una pequeña multa para ellas después de tratar enérgicamente el problema con la administración de la escuela.

Liu Zhu, el director de la Escuela Primaria de Shang Bo, le dijo al sitio de noticias en línea China The Paper que ningún maestro expresó su oposición a la cláusula cuando firmaron el contrato. Añadió que la escuela está tratando de ser responsable con los estudiantes y las maestras, ya que “cambiar con frecuencia a las maestras es ser irresponsable hacia los estudiantes”.

Un empleado de la escuela que no dio su nombre dio una respuesta más abierta a The Paper cuando el medio de comunicación llamó a la oficina de la escuela: “Siendo una escuela privada, definitivamente no hay licencia de maternidad”.

Bajo la sección de comentarios del informe en The Paper, los internautas escribieron que el contrato de la escuela primaria Shang Bo para las maestras era un acto de “discriminación contra la mujer” y una “violación a la legislación laboral”. Un internauta de la provincia de Hebei con el apodo de “Chou Tian 2013 “escribió:” Esta es también una forma de controlar la natalidad”.

“¿Puede la escuela todavía proporcionar educación cuando no entiende cómo funcionan los seres humanos?”, Preguntó otro internauta.

El abogado Li Huayang le dijo a The Paper que la ley china establece que no se puede hacer restricciones a las empleadas cuando se casan o quedan embarazadas, por lo que “el contrato de la escuela primaria de Shang B es una clara violación de la ley y no tiene validez legal”.

TE RECOMENDAMOS